Compartir
Publicidad
Publicidad

Decoración de cocinas: Fregadero

Decoración de cocinas: Fregadero
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Una de las piezas indispensables en nuestras cocinas es el fregadero, un espacio donde se realizan varias funciones: es necesario para preparar los alimentos, la higiene de estos, y por supuesto, la higiene del resto de la cocina, eso hace que su cuidado sea más que necesario ya que puede ser una gran fuente de contaminación.

A la hora de elegir nuestro fregadero debemos tener en cuenta varias cosas:

  • nuestras necesidades

  • el uso que le vayamos a dar

  • el material del que está hecho nuestra encimera

  • la calidad del agua de nuestra zona

  • la forma de nuestra cocina...

Nuestras necesidades serán las responsables de que elijamos uno u otro tipo de fregadero con más o menos capacidad. Si por ejemplo, somos sólo 2 en casa no es necesario un fregadero en dos senos, mientras que si hablamos de una cocina amplia, para familias numerosas o colectividades lo mejor es optar por fregaderos hondos y en dos senos, con gran capacidad.

Por otro lado es importante el uso que le vayamos a dar, si utilizamos la cocina como "centro de limpieza de nuestra casa", algo muy habitual sobre todo en casas pequeñas, una buena opción es utilizar algo tan sencillo como un fregadero en dos senos, así podremos separar las actividades, la limpieza en un seno y la preparación y limpieza de alimentos en otro, así evitaremos la contaminación accidental, sobre todo con productos químicos.

También existen muchos accesorios que pueden ayudarnos a llevar a cabo la funcionalidad, como optar por incluir en nuestro fregadero un escurridor, un difusor de jabón, etc. O incluso optar por un fregadero con varias opciones, como este lavavajillas fregadero.

El material del que está hecho nuestra encimera, también es importante, ya que dependiendo de las encimeras podremos introducir el fregadero más o menos.

Si tenemos una encimera laminada lo mejor es optar po un fregadero encastrable o de sobreponer, pero si es de granito, piedra o silestone, podemos utilizar también fregaderos bajos.

A la hora de elegir nuestro fregadero también debemos atender a la calidad del agua de la zona, en las zonas donde hay más cal, lo mejor es optar por fregaderos de resina, que no se dañarán tanto con ella, los de metal se dañan mucho más.

Y el último factor de nuestra lista, el tamaño de nuestra cocina, si disponemos de un espacio amplio tener un fregadero en dos senos que dificulte la contaminación, aunque uno de ellos sea de tamaño pequeño, a´si podremos separar funciones.

Más información | Decoesfera En Directo al Paladar | Decoración de cocinas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos