Compartir
Publicidad

¿Qué importancia le das a la decoración en un restaurante? La pregunta de la semana

¿Qué importancia le das a la decoración en un restaurante? La pregunta de la semana
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El mes ya se nos está acabando, y por tanto tenemos hoy la última pregunta de la semana de este mayo. El verano está a la vuelta de la esquina y quizá por eso últimamente me apetece más salir a probar nuevos restaurantes, así que he estado seleccionando algunos locales investigando un poco por la red. Me he dado cuenta de que la decoración juega un papel cada vez más destacado, y también se mueve por modas.

No sé si será sólo cosa de las grandes ciudades, pero al menos en Madrid es raro el nuevo local que no cuente con un plan concreto de interiorismo y nombre a arquitectos, diseñadores o decoradores junto a los propios cocineros. ¿Juega la decoración y el ambiente un papel tan importante a la hora de atraer y mantener la atención de los clientes? Me interesa conocer vuestra postura personal al respecto:

¿Qué importancia le das a la decoración en un restaurante?

Yo reconozco que si busco un lugar para comer o tomar algo, el aspecto general del interior de un restaurante o cafetería me causa una primera impresión que puede inclinar la balanza a favor o en contra de mi elección. Me gusta comer en sitios donde me sentiré a gusto, donde sea agradable estar para disfrutar de lo que realmente importa, la comida.

Claro que esa es otra cuestión importante, a veces la estética puede llevar a engaño. De nada sirve un interior de diseño moderno si la cocina o el producto no están a la altura. Sólo hay que fijarse en esos locales que no han visto una reforma en décadas, con ese aire viejuno típico, pero que triunfan con sus platos. ¿Qué importancia tiene la decoración para vosotros? Como siempre, os agradecemos vuestra participación en la sección de Directo al Paladar Respuestas, y no en los comentarios de esta entrada.

¿Sueles leer las etiquetas de los alimentos? La pregunta de la semana pasada

Hace siete días comentábamos la situación de la industria alimentaria respecto a las recientes nuevas normas de etiquetado de los productos, y os preguntaba sobre vuestros hábitos a la hora de leer o no la información que se nos muestra. En general parece que todos leemos en mayor o menor medida las etiquetas, especialmente si son productos nuevos o si tenemos alguna restricción alimentaria. El comentario más votado ha sido el de luisber, que nos contaba su experiencia como alérgico a los frutos secos:

Pues sí, siempre que compro un producto, pero por necesidad. Tengo alergia a los frutos secos desde hace unos 5~6 años y eso me obliga, pero reconozco que gracias a eso como mucho mejor desde entonces y, más importante aún, sé lo que cómo, no porque conozca todos esos nombres de "acidulantes", "espesantes" o como se llamen (es increíble la de cosas que hacen falta para hacer unas rodajas de embutido embasado...), sino porque si algún producto lleva algo que no sepa lo que es, o me parece extraño que lo lleve (¿Por qué parece que el jamón york viene de las patatas y no del cerdo?) no lo compro.

Animáos a participar en el último tema de mayo participando en Directo al Paladar Respuestas. Yo me despido por este mes ya que la semana que viene será el turno de uno de mis compañeros, que recogerá las respuestas más votadas y os planteará una nueva pregunta de la semana. ¡No faltéis!

En Directo al Paladar Respuestas | ¿Qué importancia le das a la decoración de un restaurante?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio