Receta de quiche de tomates asados y queso gruyère, ideal para compartir

Receta de quiche de tomates asados y queso gruyère, ideal para compartir
4 comentarios
HOY SE HABLA DE
14 votos

Está quiche de tomates asados y queso gruyère forma parte de mis cenas de fin de semana aunque no con tanta frecuencia como me gustaría, pues soy consciente de que a pesar de llevar mucha variedad de verduras y hortalizas, la quiche es una tarta salada contundente por lo que es mejor reservarla para hacer de vez en cuando. Pero la verdad, es que las encuentro con tantas posibilidades, que no me cansaría de prepararlas y es que están todas riquísimas.

Y si hay un plato salado en donde la nata juega un papel importante es en las quiches, pues aunque el relleno como os comentaba es muy versátil, la base de éste sigue siendo una mezcla de huevos y nata, que es lo que le aporta jugosidad a esta preparación de origen francés.

Ingredientes

Para 4 personas
  • Masa quebrada 1
  • Tomate cherry 300 g
  • Aceite de oliva virgen extra 15 ml
  • Pesto de albahaca 30 ml
  • Nata líquida para cocinar 150 ml
  • Leche 150 ml
  • Huevo 2
  • Queso gruyère rallado 100 g
  • Aceitunas negras 20
  • Albahaca
  • Pimienta negra molida
  • Sal

Cómo hacer quiche de tomates asados y Gruyère

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 1 h
  • Elaboración 15 m
  • Cocción 45 m

Empezamos precalentando el horno a 140ºC. Lavamos y cortamos los tomates cherry a la mitad y los disponemos en una bandeja con una poco de sal, albahaca y los rociamos con la cucharada de aceite de oliva. Los metemos en el horno y los dejamos durante 45 minutos a esa temperatura hasta que se vean asados.

En un molde redondo estiramos la masa quebrada y la pinchamos con un tenedor por su base y laterales. Subimos la temperatura de nuestro horno a 180ºC y mientras, metemos el molde en el congelador para que la masa cuando se hornee esté bien fría. Horneamos durante 15 minutos, retiramos y dejamos templar.

Paso a paso quiche de tomates asados y gruyere

Mientras, en un bol, batimos los huevos, la nata y la leche con un pellizco de sal y pimienta al gusto. Cuando la masa ya haya templado extendemos las dos cucharadas de pesto por la base y añadimos el batido de nata, huevos y leche. Espolvoreamos el queso gruyère y colocamos los tomates asados y las aceitunas negras. Añadimos un poco de albahaca y volvemos a meter la quiche en el horno durante otros 30 minutos.

14 votos

Con qué acompañar la quiche

La quiche de tomates asados y gruyère se debe de tomar caliente o templada. El paso de hornear los tomates puede ser un poco pesado si tenemos prisa, pero le da al plato un sabor importante, mucho más rico que si solo le añadimos los tomates en crudo y los dejamos que se horneen con el relleno. Por eso os recomiendo que la reservéis para un día que tengáis tiempo y hagáis ese paso en la receta.

En Directo al Paladar | Quiche de brócoli, queso de cabra y mostaza, receta con y sin Magimix Cook Expert
En Directo al Paladar | Quiche de verduras

Temas
Inicio