Compartir
Publicidad
Publicidad

Jaros, León de Nemea 2004

Jaros, León de Nemea 2004
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace poco un amigo, que la discreción me impide nombrar, compró una cajita de este Ribera del Duero, a muy buen precio todo sea dicho, y quiso compartir conmigo una de las botellas.

A mi, por supuesto me pareció bien a pesar de haber tenido últimamente alguna pequeña gran decepción con ciertos vinos de la Ribera. Sobre todo con los que, como este, se hacen pagar y pertenecen a grandes grupos bodegueros.

Así que con cierta reticencia abrí una botella de este León de Nemea 2004 que Bodegas y Viñedos del Jaro produce en la población de Pesquera de Duero, en Valladolid. La bodega es una filial del grupo Hebê de la familia Osborne que recientemente se ha instalado en la zona.

Concretamente en la llamada Finca el Quiñón, de unas 108 hectáreas, que se halla situada en el margen derecho del río Duero a su paso por la citada población.

Excelente la descripción que hacen en su web de esta finca y sus diferentes pagos con dos tipos de suelos predominantes y ciertamente diferenciados: las zonas más bajas y aluviales con cantos rodados y gravas; y la zona más alta con margas blancas de calizas y yesos.

Y aquí tenemos este León de Nemea 2004 que procede de una selección de Pago, en principio del llamado "el Almendro" (aunque en su web también habla en ocasiones de selección de las partes más altas del pago Chafandín).

Sea como fuera, 100% Tempranillo, 17 meses de crianza en roble francés y 1.333 botellas en distribución. Un vino para nada marcado por la barrica, joven, fresco, sin las ya habituales notas de sobremaduración de muchos vinos top, ni tampoco con las notas fenólicas con las que nos suelen obsequiar por esos lares.

Nada de eso. Frutilla del bosque: arándanos, grosellas, moras rojas, con un fondo de ligeros tonos lácteos y especiados muy bien integrados. Un boca, de cuerpo medio, sabroso y largo, sin amargores finales pero todavía con una ligera astringencia que sin duda pulirá en botella. Un vino que se revela como una sorprendente interpretación de la variedad Tempranillo, muy diferente de lo que estamos acostumbrados, y que a mi personalmente me encanta y me devuelve las esperanzas en una zona que tenía casi olvidada...

¿A ver si habrán acertado en el nombre y, emulando a Hércules, este va a ser el primero de mis doce trabajos pendientes en Ribera?

Jaros, León de Nemea 2004

Zona: DO Ribera del Duero / Pesquera de Duero / Valladolid Variedades: 100% Tempranillo Graduación: 14% Alc. Precio: 38-40 euros Puntuación: 8,9

Más información | Bodegas y Viñedos del Jaro En Directo al Paladar | Magret de pato con salsa de fresones a las cinco pimientas En Directo al Paladar | Berenjenas rellenas con tomate, mozzarella y champiñones

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos