Esta sección y sus contenidos han sido contratados específicamente por la marca que se menciona Volver a Directo al Paladar.com

Kaiku sin lactosa

descripción del destacado 1

Las mejores recetas de Navidad sin lactosa

1 comentario

Receta para la comida de Navidad. Pollo relleno de verduras y queso gouda sin lactosa

Estamos entrando ya en la recta final de los preparativos navideños y, aunque probablemente muchos de vosotros tenéis ya fijadas algunos recetas, seguro que la mayoría seguimos dando vueltas a los platos que conformarán nuestros menús festivos. Si tenemos a algún intolerante a la lactosa en la familia, o vamos a recibir muchos comensales y queremos asegurarnos de que todos disfruten y tengan digestiones ligeras, tendremos que tener un poco de cuidado a la hora de planificar los menús. Por eso os traemos hoy una selección de nuestras mejores recetas para disfrutar de una Navidad sin lactosa.

A la hora de plantear un menú navideño, es recomendable tener en cuenta algunas consideraciones previas. La Navidad es tiempo de celebrar con la compañía de familiares y amigos alrededor de una buena mesa, pero no tenemos por qué caer en excesos innecesarios. La clave para el éxito está en elegir productos de calidad y temporada, sorprender con recetas originales con un toque festivo y pensar siempre en el bienestar de nuestros invitados. Así podremos disfrutar de una Navidad deliciosa, pero también saludable. Elegir productos y platos sin lactosa será beneficioso para toda la familia, asegurando unas digestiones más ligeras.

Entrantes y primeros platos

Canapés navideños sencillos con queso gouda sin lactosa

Para empezar una comida festiva no hay nada como ofrecer a los invitados pequeños bocados con los que abrir el apetito. Los canapés siempre son una gran opción, ya que además nos permiten jugar con casi cualquier ingrediente que nos apetezca. Estos sencillos canapés navideños con queso gouda no sólo son fáciles y rápidos de preparar, sino que además están deliciosos y seguro que sorprenderán a más de uno con sus bonitas formas navideñas.

Creo que la clave de un buen entrante o primer plato es que sea apetitoso pero sin llenar demasiado. Por eso las ensaladas son mi apuesta preferida, resultan ligeras, frescas y podemos vestirlas de fiesta añadiendo un toque especial por ejemplo con un buen queso, como la ensalada tibia de calabaza y membrillo con queso emmental sin lactosa. Y con un poco más tiempo podemos optar por un fantástico suflé de coliflor y brócoli con queso sin lactosa, ideal para los invitados si lo preparamos en moldes individuales.

Y otra buena opción para empezar a alegrar los estómagos de nuestros comensales son las cremas de verduras. Usando vegetales frescos de calidad y añadiendo un toque lácteo, por ejemplo de queso o de nata, conseguiremos enriquecer el resultado ganando en sabor y con una textura mucho más suave. Tenemos muchas opciones, como por ejemplo la crema de zanahoria y naranja o la crema de calabacines con nata para cocinar sin lactosa; en ambos casos podemos elegir si servirla fría o caliente.

Platos principales

Entrecot con salsa de pimienta negra sin lactosa

Cada región y cada familia tiene su plato tradicional que parece no poder faltar nunca en Navidad, pero me da la impresión de que cada vez somos más a los que nos apetecen recetas nuevas para probar durante las fiestas. Sin duda, la primera gran elección que debemos hacer antes de definir nuestro menú es si optamos por la carne o por el pescado, y es que ambos productos nos ofrecen recetas deliciosas. Un clásico de las celebraciones son las aves rellenas, por ejemplo un rico pollo relleno de verduras y queso gouda sin lactosa. Con este relleno, conseguiremos un plato delicioso y también saludable, muy jugoso y lleno de sabres.

Si preferimos optar por que el plato estrella de la cena o comida sea un producto del mar, no hace falta dejarnos el bolsillo en pescados inflados de precio. Tenemos por ejemplo una fabulosa merluza acompañada de crema de almejas con nata, con una salsa exquisita que potenciará los sabores y texturas de una merluza bien fresca. El pescado es un plato menos copioso, y combinado con la nata sin lactosa nos aseguraremos una digestión más ligera para que nada nos estropee la velada.

Para los más carnívoros es otra buena idea apostar por piezas de calidad, como el entrecot con salsa de pimienta negra sin lactosa. Si invertimos en carne de buena calidad sólo nos hará falta un toque de suave salsa para conseguir estómagos felices en la mesa. Y una opción más económica pero muy vistosa y de rico resultado son los rollitos de ternera rellenos de queso gouda, perfectos para toda la familia.

Guarniciones

Patatas gratinadas a la provenzal con queso gouda sin lactosa

En cuanto a las guarniciones, creo que son dos las grandes reinas en este apartado: las patatas y las verduras. En ambos casos tenemos variedades de temporada que podremos preparar de mil maneras diferentes, aunque para la Navidad siempre es buena idea darles un toque especial. En el caso de los tubérculos, su combinación con el queso siempre es un acierto, por ejemplo como en estas patatas a la provenzal gratinadas con queso gouda, o con un gratinado enriquecido con queso emmental, mucho más digestivo al ser sin lactosa.

Para las verduras podemos elegir nuestras variedades favoritas y aportar un añadido que las haga realmente especiales. Por ejemplo, tenemos una ricas judías verdes con salsa de yogur al estilo oriental, que seguro gustarán a toda la familia. Y para una guarnición realmente original, podemos preparar una deliciosa tarta de cebolla, que al cocinarla sin lactosa nos asegura una digestión ligera.

Postres

Natillas de chocolate sin lactosa con aroma navideño

Toda comida o cena festiva que se precie debe terminar con un buen postre, y en Navidad parece que los dulces apetecen mucho más. En el mercado encontramos decenas de dulces navideños típicos de esta época del año, para los que ya vimos cómo detectar aquellos que no tienen lactosa. Pero la Navidad es el tiempo ideal para preparar nosotros mismos los postres y dulces caseros con los que agasajar a los invitados.

Podemos vestir de Navidad casi cualquier postre empleando las especias adecuadas y dándole un aire festivo con la decoración. El chocolate siempre triunfa en estas fechas, y por ejemplo podemos preparar unas aromáticas natillas de chocolate sin lactosa con aire navideño. Y con los moldes adecuados, son ideales las galletas navideñas con leche sin lactosa, que podemos hacer con los más pequeños de la casa.

Un clásico de los postres son las tartas y pasteles, y para las fiestas recomiendo especialmente aquellos donde la fruta es uno de sus ingredientes principales. Por ejemplo, tenemos la deliciosa tarta con base crujiente y relleno de nata, para la que podemos sustituir las cerezas por oatra fruta más de temporada. O podemos optar por un saludable pastel de naranjas y almendras, con ingredredientes totalmente navideños.

Por último, os propongo dos recetas que, aunque podemos prepararlas todo el año, pueden ser perfectas para poner el broche de oro a una buena cena de Navidad. Por un lado, el bizcocho enrollado de mermelada y nata, una versión del clásico brazo de gitano que podemos rellenar con una crema de castañas o de turrón para hacerlo más festivo. Y si la comida ha sido especialmente abundante, como suele ocurrir, quizá nos apetezca un postre más ligero, por lo que la ensalada de frutas con salsa de yogur de fresa se presenta como una opción ideal.

En Espacio Sin Lactosa | Dulces navideños sin lactosa, ¿cómo detectarlos? En Espacio Sin Lactosa | Los mejores postres sin lactosa

Liliana Fuchs

Liliana Fuchs es una joven murciana que se trasladó a Madrid después de licenciarse en Historia de arte. Hace años le detectaron intolerancia a la lactosa pero eso no ha impedido que siga disfrutando de una de sus pasiones, la cocina rica y saludable. Actualmente es editora en Directo al Paladar

+ Deja tu comentario

Comentarios

  • 1

    Avatar de macarenagv !

    ¡Excelente recopilatorio de recetas!, y justo cuando aún tenemos tiempo de planificar los menús navideños en casa. Me encantó también la recomendación de no caer en excesos, esto es esencial para disfrutar mucho más de una buena comida.

    Saludos.