Compartir
Publicidad
Publicidad

Visita al XXIV Salón de Gourmets

Visita al XXIV Salón de Gourmets
Guardar
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hoy ha sido el último día del XXIV Salón de Gourmets. Han sido cuatro días de feria, expositores, concursos, talleres, conferencias, etc. y debo decir que he visto un salón , aunque en esta ocasión lo he vivido de una forma diferente a otros años. He visitado mucho más el producto que en otras ocasiones que me fijé más en los concursos que se celebraban, creo que gracias a la compañía de unas buenas amigas.

Este año se volvió a celebrar en IFEMA lo cual le da una amplitud diferente y unido a que ha hecho peor tiempo (climatológicamente hablando) y también la cercanía en el tiempo de Alimentaria en Barcelona ha hecho que se notase un poco menos de afluencia de gente. Aunque el nivel de los expositores ha estado a la altura.

Al principio como suele ocurrir estábamos un poco perdidos. Tal vez el primer pabellón, por el que se entra al salón, el número 4, estaba muy cargado con muchos expositores y nos perdimos un poco, aunque en seguida pusimos rumbo a un gastrobar que había montado Inedit y donde estaba Alberto Chicote haciendo unas tapas que maridaban con la cerveza. En este caso nosotros probamos unas tapitas de esturión que estaban fantásticas. Un buen comienzo.

Alberto Chicote

Las empresas se sucedían, muchos expositores de diferentes tipos: utensilios de cocina, bodegas de vino, licores, champán con oro, quesos, grandes marcas de alimentación española, entrega de premios. Por ejemplo, se entrego justo cuando pasábamos por alli el premio Picota del Jerte a la periodista Pepa Bueno. Lo cual nos hizo desear que llegase pronto la temporada de la cereza y la picota.

Pasamos por la zona de Francia, un país que no se pierde ninguna edición del Salón y la verdad que cada año ponen el nivel más alto. Paramos a coger una ostra de la misma empresa que tiene un puesto en el Mercado de San Miguel y mientras pudimos ver la variedad de sus chocolates, postres, quesos, alimentos de calidad que nos daba muchas ganas de probar. Pero debíamos continuar viaje por el salón y a la par por la gastronomía de España.

Ostras

Llegamos al túnel del vino del MARM, un sitio done deberían poner un test de alcoholemia a la entrada y otro a la salida. Primero los blancos y después los tintos, estaban representadas las Denominaciones de Origen. No quiero dar mala sensación pero no recuerdo muy bien los que probé, creo que fueron un ValdeSil de Valdeorras y un Albariño. Tampoco mucho más que era mediodía y con el estomago vacio había que seguir camino.

Vinos

Así las cosas llegamos a Extremadura, bueno mejor dicho a la zona de Alimentos de Extremadura. Hay que decir que era la zona más original de todos los pabellones. Una zona abierta, blanca, diáfana donde se podía controlar a la vista los diferentes productos representativos de Extremadura. Quesos, Jamones, Vinos, Anchoas (sí, anchoas, manufacturadas allí), el famoso pimentón de la Vera, aceites, etc. Un sinfín de alimentos a cada cual mejor. Y no sé, pero también fue la zona de España donde mejor nos trataron, sin desmerecer al resto por supuesto. Allí, además pudimos asistir a un taller de talla de verduras y frutas, por supuesto todas de Extremadura.

Alimentos de Extremadura

Ya estábamos cansados y fuimos hacia la salida, aunque el viaje no terminaba. Vimos a una señora, que resulto ser muy agradable y simpática, haciendo latas de anchoas en el stand de Don Bocarte. Allí nos explico cómo se realiza este trabajo. Las anchoas, limpias, están entre unos 8 meses y 5 años en salazón. Después simplemente se sacan, se les retira la sal y las espinas todo a mano y se colocan del mismo modo en cada lata. Rellenándose por último con el aceite de oliva.

Anchoas

Fue muy curioso también observar que disponen de dos marcas, Don Bocarte para las anchoas que proceden del cantábrico y Diez conservas para las anchoas que proceden de Croacia.

Sidra

Nos liamos, nos liamos y al final acabamos en tierras gallegas probando queso y en Asturias con un culín de sidrina y unas tapitas de mantequilla. En definitiva fue un día muy completo y una buena forma de conocer España de otra forma, valga la redundancia.

En Directo al Paladar | XXIV Salón de Gourmets de Madrid

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos