Qué es el aceite de krill, para qué sirve y quién puede querer utilizarlo

Qué es el aceite de krill, para qué sirve y quién puede querer utilizarlo
Sin comentarios

Si has puesto cara rara al ver la foto que acompaña a este titular, espera a ver de dónde se obtiene dicho aceite y toda la historia que hay detrás de este producto. De momento te podemos adelantar que estamos ante uno de los grandes tesoros de la alimentación debido a a sus atractivas características nutricionales, entre las que destacan su alto valor proteico.

También es verdad que, aunque para nosotros es un gran descubrimiento, lo cierto es que en otros países, como Japón o Rusia, se consume desde hace décadas. Y todo apunta a que cada vez sean más los que se animen a consumirlo a nivel mundial por esas propiedades que acabamos de comentar.

Qué es el aceite de krill

Antes de responder a esta pregunta, consideramos que hay que resolver otra cosa antes: ¿Qué es el krill? Se trata de un pequeño crustáceo, muy parecido al camarón, que habita las aguas de la Antártida y constituye una parte importante de la población acuática en esta zona (aunque las poblaciones de krill han decrecido de manera alarmante en los últimos 30 años).

Al tratarse de un animal acuático que se encuentra en abundancia, también es el alimento favorito de numerosas especies como pingüinos, ballenas o diferentes tipos de peces. Y precisamente debido a ese pequeño tamaño tan característico, generalmente se consume en forma de aceite de krill, que hace posible que se conserven intactas la mayor parte de sus aclamadas propiedades nutricionales.

Istock 515219313

Concretamente, el aceite de krill destaca por su contenido de ácidos grasos Omega 3 de cadena larga (EPA y DHA), básicos para el funcionamiento del corazón y del cerebro. Además, los ácidos grasos esenciales ayudan a controlar los niveles de colesterol en sangre. También se recomienda su consumo por su potente efecto antioxidante (gracias a la presencia en su composición de astaxantina, un betacaroteno natural)

Aceite de Krill - 120 Cápsulas - Premium: Aceite de Krill Antártico Superba - Rico en EPA + DHA + Astaxantina + Fosfolípidos + Ácidos grasos Omega 3 - De cultivo sostenible.

Por último, señalar que el aceite de krill, que es digestivo y no tiene el sabor a pescado de otros ácidos grasos, contiene fosfolípidos, una sustancia que se caracteriza porque ayuda a prevenir el envejecimiento de las células.

Istock 465989397

Quién debería tomarlo

Principalmente, se recomienda su uso a personas con enfermedades cardiovasculares. Está demostrado que el aceite de krill contribuye a reducir los niveles de colesterol y triglicéridos en sangre, además de reducir el riesgo de padecer dolencias relacionadas con la salud cardiovascular. Pero también mejora el estado de la piel (la protege de las radiaciones solares) y es capaz de atenuar el dolor de las articulaciones y aumentar su flexibilidad. Por último, es sabido que beneficia a aquellas personas que padecen artritis gracias a su poder antiinflamatorio.

En cuanto a las contraindicaciones, debes saber que las únicas personas que no deben plantearse la ingesta de aceite de krill son las que tienen alergia a los crustáceos. el resto de la población puede consumirlo sin problemas.

Istock 1309150849

Ahora bien, sí que hay una dosis diaria recomendada que debemos tener en cuenta. Algo que variará en función del objetivo, o más bien de la necesidad, de cada consumidor. Por ejemplo, sabemos que una dosis diaria de 250mg de EPA y DHA contribuye al funcionamiento normal del corazón. Y que la ingesta diaria de 82,5mg de colina contribuye al metabolismo normal de los lípidos y al funcionamiento normal del hígado.

Así que lo más recomendable es que consultes con tu médico de familia tu situación para ver qué te recomienda desde el punto de vista profesional.

En DAP | Coulis: qué es, cómo se hace y para qué se usa

En DAP | Los tres mejores inventos en alimentación de 2021 según Time: un atún vegano, una nueva forma de pasta y la solución para mejorar la comida en tupper

Temas
Inicio