Si quieres empezar a disfrutar de las ventajas del batch cooking, prueba con estas recetas fáciles y nutritivas

Si quieres empezar a disfrutar de las ventajas del batch cooking, prueba con estas recetas fáciles y nutritivas
Sin comentarios

Hacer deporte, ahorrar, mantener organizados cajones y armarios o cocinar para comer rico y casero a diario. ¡Ay, los propósitos de Año Nuevo, qué rápido se esfuman! Cuando nos proponemos comer bien, solemos confundir el verdadero objetivo final. No se trata de comer un plato diferente cada día del año, con recetas extraordinarias sacadas del último libro del gurú de la comida saludable e ingredientes que nuestras madres no sabrían ni pronunciar.

A veces, los buenos propósitos fracasan no por falta de voluntad, sino por ambiciosos. Comer bien a diario es una maratón, no una carrera de velocidad. Para llegar hay que pensar platos sencillos y ricos.

El batch cooking nos puede ayudar, y mucho, en este propósito. Esta tendencia ha demostrado que no es una moda pasajera porque resulta útil de verdad. Nos ayuda a hacer una lista de la compra precisa, con la que cocinar de una vez diferentes elaboraciones que, sabiamente mezcladas, dan lugar un menú semanal con platos variados, listos para comer durante la semana.

Al principio cuesta, sobre todo, planificar el menú. Por eso, la Vaca que Ríe nos quiere echar una mano con los #MenúsQueSolucionan. Ideas de menús fáciles, saludables, originales, divertidos y sabrosos, para toda la familia. ¡Toma nota!

Pan de pita

Pan De Pita

Ingredientes:

  • Agua, 310 ml
  • Levadura fresca de panadero, 20 g (o 7 g de levadura seca)
  • Harina de trigo, 500 g
  • Sal, 8 g
  • Aceite de oliva virgen extra, 30 ml

Para hacer este pan de pita, lo primero es calentar un poco el agua. Una vez tibia, diluye en ella la levadura y deja reposar 10 minutos hasta que se active. Es importante no calentar demasiado el agua o nos arriesgamos a "matar" la levadura.

Mientras, mezcla en un bol amplio la harina tamizada con la sal. Haz un hueco en el centro, como si se tratara del cráter de un volcán, y vierte el agua con la levadura y el aceite.

Ve removiendo poco a poco para integrar la harina. Primero con la ayuda de una espátula y, cuando la harina ya esté bien integrada, pasa la masa a la encimera de trabajo, espolvoreada de harina, para comenzar a amasar con las manos. Hazlo durante unos 5 o 10 minutos, hasta que se vea lisa y homogénea.

Vuelve a poner la masa en el bol, ligeramente engrasado, y cubre con papel film. Deja fermentar a temperatura ambiente durante una hora.

Pasado este tiempo, la masa habrá crecido. Apriétala ligeramente con las manos para desgasificarla y vuelve a amasar un par de minutos. Luego, divídela en porciones de unos 40 gramos cada una y bolea.

Deja reposar tus bolitas de pan 10 minutos antes de aplanar con la ayuda de un rodillo sobre la encimera enharinada.

Cocina tus panes de pita en la sartén, por ambos lados, hasta tostar y cocinar por completo.

Arroz de coliflor pilaf con pollo o heura

Arroz De Coliflor Pilaf Con Pollo O Heura

Ingredientes:

  • 1 coliflor
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 1 cebolla
  • 2 zanahorias
  • Edamame, 100 g
  • Col lombarda, un cuarto
  • 1 pechuga de pollo (sustituir por heura, para una receta vegetariana)
  • Sal
  • 10 quesitos La vaca que ríe
  • Anacardos, 30 g
  • Eneldo fresco (u otra hierba aromática a tu gusto)

Comenzamos con la coliflor. Separa los arbolitos y lávalos. Colócalos en la picadora y tritura. Ten cuidado para no pasarte y reducir la coliflor a una pasta. Queremos obtener trocitos pequeños, más o menos del tamaño del arroz o de una sémola gruesa como el bulgur.

Acerca una sartén al fuego con un hilito de aceite de oliva virgen extra y saltea a fuego vivo la coliflor ya triturada durante unos minutos, cuatro o cinco, como máximo. Pon a punto de sal en cuanto comiences a saltearla. Cuando esté lista, retira tu ‘falso arroz’ de coliflor y reserva.

Hierve los edamames durante cinco minutos. Puedes cocerlos directamente en el agua o cocinarlos al vapor. Sea como sea, en cuanto estén listos, deja enfriar hasta que se puedan manipular. En ese momento pélalos y reserva.

Retira las capas exteriores de la lombarda. Pica en juliana, esto es, en tiritas finas, y ponlo en un bol. Reserva. Por otro lado, pela y pica en juliana fina la cebolleta. Pela la zanahoria y pártela en bastones finos.

En la misma sartén de la coliflor, con otro poquito de aceite de oliva, saltea la cebolleta y la zanahoria. Cuando estén listaos, pásalas al bol de la col y mezcla bien. Añade también los edamames. Por último, agrega la coliflor e integra.

Parte la pechuga de pollo en pequeños dados, del tamaño de un bocado. Salpimienta y marca en la misma sartén de las verduras. Una vez hecho, añade el pollo al bol de las verduras.

Sirve una buena cantidad de verduras y coloca por encima el pollo, los quesitos partidos en dados toscamente, con las manos, y los anacardos tostados. Termina decorando con eneldo fresco o con otra hierba aromática, como hierbabuena o cilantro. ¡Adapta la receta a tus gustos!

Tortitas de coliflor 'gluten free' con salsa de yogur y cebollino

Tortitas De Coliflor Gluten Free Con Salsa De Yogur Y Cebollino

Ingredientes:

  • Coliflor, 250 g
  • 1 diente de ajo
  • 1 cebolleta
  • Harina fina de maíz, 80 g
  • 1 huevo
  • Sal

Para la salsa:

Coloca la coliflor, que ya tendrás limpia (probablemente será el tallo y algún arbolito) en un bol y cúbrelo con papel film. Cocínalo en el microondas a máxima potencia durante 3 minutos. Si dispones de un estuche de silicona para cocinar al vapor, no dudes en usarlo.

Sácalo y deja enfriar un poco. Mientras, pica muy fino el diente de ajo y la cebolleta. Cuando ya puedas manipular la coliflor, pícala también bien fina. Si se aplasta un poco, no importa.

Mezcla la coliflor, el ajo y la cebolleta picadas, y añade la harina de maíz y el huevo. Pon a punto de sal y remueve bien hasta formar una masa.

Forma tortitas con las manos y cocina en una sartén antiadherente con un hilito de aceite por ambos lados, a fuego vivo. Saca y reserva.

Bate el yogur con los quesitos de La vaca que ríe para formar la salsa. Salpimienta al gusto.

Sirve las tortitas acompañadas con la salsa de yogur con quesitos. Puedes ponerla en un pequeño recipiente a un lado o colocar una cucharada por encima de cada tortita, como prefieras. Sea como sea, decora con el cebollino picado por encima. ¡A disfrutar!

Ensalada de verduras asadas con pollo y quesitos

Ensalada De Verduras Asadas Con Pollo Y Quesitos

Ingredientes:

  • 1 pimiento rojo
  • 1 pimiento verde
  • 1 pimiento amarillo
  • 1 cebolla roja
  • Tomates cherry, 150 g
  • 1 pechuga de pollo de corral (o 200 g de tofu para una receta vegetariana)
  • 8 quesitos La vaca que ríe
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Vinagre de jerez
  • Perejil fresco
  • Pan de pita para acompañar

Pela la cebolla y colócala encima de un trozo de papel de aluminio lo suficientemente grande como para envolverla perfectamente, sin que quede ningún resquicio. Salpimienta y riega con un hilito de aceite de oliva virgen extra y cierra bien el papel de aluminio, envolviendo la cebolla.

Lava los pimientos verde, rojo y amarillo y haz la misma operación de uno en uno: salpimentar, regar con aceite y cerrar bien el aluminio.

Coloca las verduras a un lado en una bandeja de horno. En el otro lado, distribuye los tomates cherry, directamente, sin envolver. Salpimienta y riega con aceite de oliva virgen extra.

Mete en el horno, que ya estará precalentado a 190 °C y asa durante 40 minutos. Pasado ese tiempo, saca la bandeja y deja enfriar a temperatura ambiente.

Entretanto, cuece la pechuga de pollo durante 30 minutos en agua o en el caldo de pollo. Cuando esté hecha, llévala a una tabla de cortar para laminarla.

Saltea a fuego vivo las láminas por ambos lados. Ojo, el pollo ya está cocinado, solo queremos tostarlo para que esté más sabroso.

Cuando puedas manipular las verduras, deja los tomates cherry enteros y lamina la cebolla y los pimientos, retirando las semillas. Combina las verduras con el pollo y añade perejil fresco picado. Sirve junto a unos quesitos y pan de pita.

Arroz de coliflor pilaf con granada

Ingredientes:

  • 1 coliflor
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • 10 quesitos La vaca que ríe
  • 1 granada
  • Espinacas al gusto
  • Anacardos al gusto
Paso Coliflor Triturar

Lava la coliflor y separa en arbolitos. Tritúrala con la ayuda de una picadora sin dejar que se reduzca a una pasta. Lo que queremos obtener es granillo de coliflor. A falta de una picadora, también se puede usar un rallador, aunque llevará más tiempo.

Acerca una sartén al fuego con un hilo de aceite de oliva y saltea a fuego vivo. Reserva.

Sirve la coliflor junto a los quesitos, las semillas de granada, las espinacas y los anacardos tostados.

Berenjenas asadas con yogur, quesito y granada

Berenjenas Asadas Con Yogur Quesito Y Granada

Ingredientes:

  • 2 berenjenas
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Pimienta negra
  • 1 granada
  • Cilantro fresco
  • Para la salsa de queso y yogur:
  • 12 quesitos La vaca que ríe
  • 1 yogur natural
  • Medio diente de ajo
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta negra

Lava las berenjenas y córtalas por la mitad. Haz unos cortes en forma rombos sobre la carne de la berenjena, sin llegar hasta el final, para no romper la piel.

Coloca las mitades de berenjena en la bandeja del horno, con la carne hacia arriba, salpimienta y rocía con un poco de aceite de oliva virgen extra. Cubre con papel de aluminio y hornea a 190 °C durante 35 minutos.

Mientras, prepara la salsa. Coloca los quesitos en el vaso de la batidora junto con el yogur, el diente de ajo pelado y sin germen. Pon a punto de sal y pimienta y riega con un hilito de aceite de oliva. Bate hasta obtener una textura homogénea.

Sirve las berenjenas asadas con un poco de salsa por encima y acompaña con granada y unas hojas de cilantro.

Unas elaboraciones más… y también tendrás cenas y algún desayuno

Si asas una berenjena más, podrás hacer un estupendo baba ganoush, que es una crema especiada deliciosa que podrás extender sobre unas tostadas y añadir quesito y granada. Y, si son dos, otra opción es preparar unas berenjenas rellenas de verduras salteadas y quesito, porque una berenjena asada es perfecta para vaciar y rellenar de un salteado, mezclado con su propia carne y queso.

Alternativa

También puedes preparar unas verduras salteadas con arroz de coliflor y quesito para cenar. O un pollo a la plancha con puré de coliflor y quesito. Tan solo tendrás que cocer algún arbolito o tronco de coliflor y añadir quesito. Y si haces crema de más, otra cena puede ser servirla con quesito, verduras salteadas y bastones de pita crujiente.

Consejos de organización

El batch cooking no consiste solo en ser disciplinado, planificar el menú, hacer la compra y cocinar los platos para toda la semana. Si lo reducimos a esto, es probable que también fracasemos. Eso nos obligará a dedicar demasiado tiempo y, el fin de semana, es para descansar y disfrutar.

El secreto del batch cooking está en tener todos los ingredientes preparados cuando nos pongamos manos a la obra y optimizar el tiempo de cocinado. Usando el horno para dos recetas a la vez o compartiendo elaboraciones y procesos. De hecho, su traducción literal es "cocinar por lotes".

Batchcooking

Veámoslo con algún ejemplo en nuestro menú semanal. Podemos usar el horno al mismo tiempo para asar las berenjenas y para las verduras de la ensalada. Pueden incluso compartir bandeja.

Limpiamos toda la coliflor que tenemos y separamos en arbolitos. Los tallos y unos arbolitos más los cocinamos en el microondas para las tortitas. El resto, lo trituramos en la picadora y lo salteamos en una sartén amplia con un poco de aceite. Cuando esté listo lo dividimos en dos. Una parte será para el arroz de coliflor con pollo y la otra mitad para el arroz con granada.

Otro ejemplo, mientras cocemos en un cazo la pechuga para la ensalada, podemos colocar encima el cestillo del vapor y cocer el edamame del arroz de coliflor pilaf.

En definitiva, se trata de ahorrar tiempo de forma metódica e inteligente. Y nada mejor para empezar a integrar esta metodología en nuestra cocina que apoyarnos en los sencillos #MenúsQueSolucionan de La Vaca que ríe para que nuestros primeros pasos sean exitosos y nos animen a continuar.

Comentarios cerrados
Inicio
Inicio