Tres platos perfectos si buscas ideas para un menú navideño fácil, pero con el toque sofisticado que requiere la ocasión

Tres platos perfectos si buscas ideas para un menú navideño fácil, pero con el toque sofisticado que requiere la ocasión
Sin comentarios

¿Pensando en qué menú vas a preparar para Navidad? ¿Buscas inspiración? Pues eso es justo lo que te traemos de la mano de Mercadona, con tres recetas sencillas de preparar, pero con un resultado delicioso y sorprendente.

Propuestas que combinan tradición e innovación, con ingredientes tan clásicos como el pulpo o la paletilla de cordero, que encuentran su punto original en la preparación y los aderezos.

No hace falta pasar horas en la cocina, y perderse parte de la comida, para que todo salga perfecto. Contando con ingredientes de calidad y un poco de planificación, el éxito está asegurado.

A continuación te damos todas las indicaciones para configurar un menú navideño de 10.

Pulpo en tempura con mayonesa de pimentón

Pulpo En Tempura

Este es un plato que se sirve recién hecho, pero se prepara en menos de 30 minutos. ¿El truco? Contar con una bandeja de pulpo cocido de Mercadona que nos ahorra tiempo y nos asegura que siempre va a estar en su punto; tierno, pero a la vez firme y con todo su sabor.

Mercadona no utiliza sal en el proceso de cocción y, al ser un producto fresco, lo puedes comprar con antelación y congelar. La delicadeza de la tempura y el punto de pimentón en la mayonesa, hacen de este pulpo toda una delicatessen.

Ingredientes para 4 personas

Pulpo Mercadona
  • 1 bandeja de pulpo cocido
  • 130 g de harina de trigo
  • 1 yema de huevo
  • 1 vaso de cerveza fría
  • 1 pizca de sal gruesa
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 150 g de mayonesa
  • 1 cucharadita de pimentón dulce de la Vera
  • Cebollino

Receta de pulpo en tempura con mayonesa de pimentón

Troceamos las patas del pulpo en porciones de unos 3 o 4 cm de grosor. Después, en un bol, mezclamos la harina con la yema de huevo y la pizca de sal. Añadimos la cerveza (cuanto más fría, mejor) y removemos hasta obtener una pasta fluida y sin grumos. Si no tenemos cerveza, se puede sustituir por agua con gas.

Ponemos a calentar una sartén profunda, con abundante aceite de oliva, pasamos los trozos de pulpo por la tempura casera que hemos elaborado y los freímos a fuego medio-alto.

Además de rebozar bien las piezas, es muy importante que el aceite tenga la temperatura adecuada, unos 180º, para que la tempura quede dorada y crujiente. Si no dispones de termómetro, observa cuando empiezan a aparecer pequeñas ondas en el aceite y echa un trocito de pan. Notarás que está listo porque empezarán a formarse burbujas chisporroteando a su alrededor.

Cuando las porciones de pulpo estén fritas, sácalas de la sartén y colócalas en un plato sobre papel absorbente. Es mejor hacer varias tandas con poca cantidad. Mientras, mezcla la mayonesa con el pimentón de la Vera y espolvoréala con cebollino picado muy fino.

Sirve el pulpo en tempura acompañado de la salsa.

Paletilla de cordero a la miel con espinacas y puré de batata

Paletilla Cordero Pure Batata

Es uno de los manjares más típicos de estas fechas, y tiene la ventaja de que se hace en el horno, en 1 h y 45 min, mientras podemos ir preparando otras cosas.

La carne de la paletilla de cordero se caracteriza por ser muy tierna y gustosa, pero la jugosidad y los matices de sabor que adquiere gracias al vino y la miel son irresistibles. En Mercadona la encontrarás congelada, perfecta para incluirla en tus compras adelantadas de Navidad.

Ingredientes para 2 personas

Paletilla Cordero Congelada
  • 1 paletilla de cordero
  • 50 cl de agua
  • 20 g de mantequilla
  • 100 g de manteca de cerdo
  • 1 hoja de laurel
  • 50 cl de vino blanco
  • 1 pizca de sal gruesa
  • Miel de romero
  • 100 g de espinacas frescas
  • Pimienta negra con molinillo
  • 5 dientes de ajo
  • ½ kg de batata

Receta de paletilla de cordero a la miel con espinacas y puré de batata

Precalentamos el horno a 180º durante 10 minutos.

Sazonamos la paletilla con sal y pimienta (recién molida) al gusto, la manteca de cerdo y un diente de ajo, masajeando bien la carne para que se impregnen los sabores. La introducimos en el horno, bajamos la temperatura a 150º y asamos la pieza una hora y media.

Damos la vuelta a la paletilla de vez en cuando, mojándola con el agua y con el vino, para que quede bien jugosa. A media cocción, incorporamos, sin pelar, el resto de ajos enteros y el laurel.

Pasado el tiempo total, subimos la temperatura a 200º, pintamos con una ligera capa de miel la paletilla por su parte más carnosa, y la dejamos dorar unos 8 o 10 minutos.

Mientras la carne se está haciendo en el horno, pelamos las batatas, las cortamos en rodajas gruesas y las cocemos en un cazo con agua hirviendo y sal, unos 14 o 20 minutos, hasta que notemos que están muy suaves al pincharlas.

Trituramos con la batidora, añadimos sal al gusto y mezclamos con la mantequilla, obteniendo la textura de puré.

Por último, doramos un diente de ajo en una sartén con un hilo de aceite, añadimos las espinacas y las salteamos un minuto, justo antes de servir. Emplatamos cada ración de cordero con el puré de batatas y las espinacas salteadas.

Tarta de limón

Tarta De Limon

Un clásico de la repostería que siempre triunfa, para el que contamos con ayuda: la masa quebrada-brisa de Mercadona. Crujiente y similar a la textura de las galletas, es ideal como base de esta tarta, aunque también queda muy bien en quiches o tartaletas.

La crema de limón tiene que hacerse con un par de horas de antelación, para que le dé tiempo a enfriarse, aunque también puedes dejarla lista un día antes y guardarla en la nevera. Así, cuando llegue el día de Navidad, solo te faltará hornear la masa y darle el toque final del merengue. Prepárate para escuchar un sonoro ¡wow!, cuando lleves esta tarta a la mesa.

Ingredientes para 4 personas

Masaquebrada Mercadona
  • 1 masa quebrada-brisa
  • 400 ml de agua
  • 60 g de harina fina de maíz
  • 60 g de mantequilla
  • 3 limones
  • 4 huevos
  • 420 g de azúcar

Precalentamos el horno a 200º. Colocamos la masa quebrada sobre un papel vegetal, en un molde de tartas y la pinchamos un poco con el tenedor para que no suba. Cocinamos a 180º unos 10 minutos y reservamos.

Tip extra: si mientras se calienta el horno metes el molde con la masa en el congelador, conseguirás que la forma de la base te quede perfecta.

En un cazo, mezclamos 220 g de azúcar con la harina fina de maíz. Añadimos agua y batimos muy bien hasta que la harina se disuelva. Lo ponemos al fuego, calentamos, sin que hierva, y reservamos.

Batimos las yemas en un bol, mientras vertemos encima la mezcla anterior, muy despacio. Colocamos en el cazo de nuevo y calentamos, sin dejar de remover, hasta que empiece a hervir. Cuando tenga consistencia de crema, la retiramos del fuego.

Continuamos batiendo y añadimos el zumo de los limones y la mantequilla en trocitos, uno por uno, asegurándonos que cada pieza se integra bien antes de incorporar la siguiente. Vertemos la crema de limón sobre la base ya horneada, tapamos con film transparente, evitando que cree corteza, y dejamos enfriar a temperatura ambiente.

Soplete Merengue

Llegó el turno del merengue. Colocamos en un bol las claras y las empezamos a montar, con la ayuda de unas varillas, mientras incorporamos otros 200 g de azúcar, poco a poco, para que se integren por completo.

Desmoldamos la tarta, la cubrimos con el merengue, lo doramos con un soplete de repostería y dejamos enfriar una hora en la nevera.

Si no tenemos soplete, introducimos la tarta sin desmoldar al horno, opción grill y máxima temperatura, hasta que el merengue esté dorado. Eso sí, con mucho cuidado, porque se tuesta muy rápido y podría quemarse. Enfriamos a temperatura ambiente y luego una hora en la nevera, para que la crema se asiente.

Ya está lista la tarta y con ella el menú completo. Ahora solo queda disfrutar en compañía de los tuyos de una comida de Navidad (o año nuevo) que seguro que será inolvidable.

Imágenes: Mercadona y Alex Lvrs

Inicio