Compartir
Publicidad

Así se prepara la Santísima Trinidad de los cócteles amargos: Americano, Negroni y Boulevardier

Así se prepara la Santísima Trinidad de los cócteles amargos: Americano, Negroni y Boulevardier
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Son tres de los cócteles que cualquier barman debe saber preparar sin pestañear. Y los tres tienen una historia íntimamente ligada a la bebida que comparten: el bitter Campari. Hablamos, claro, del Americano, el Negroni y el Boulevardier, combinados estrella de muchas barras, pero que cualquiera puede preparar en casa (sin que te claven 12 euros).

Con motivo del lanzamiento de un cortometraje promocional de la bebida, protagonizado por la actriz Zoe Saldana, hemos recibido una clase magistral de coctelería en la sede de Campari, situada en la torre Mapfre de Barcelona. Y es que no hay nada mejor que mirar al mar con un buen combinado en la mano.

Dentro1

En Italia el Campari es casi obligatorio en cualquier aperitivo (que allí se celebra antes de cenar, no de comer), pero, aunque la bebida aterrizó en España hace más de un siglo, en 1903, lo cierto es que en nuestro país su sabor amargo nunca ha tenido tanto éxito. Esto, no obstante, está empezando a cambiar, a medida que bebemos cada vez más durante el día.

Aunque el licor –una fórmula secreta de más de 60 tipos de hierbas– puede mezclarse a la perfección con zumo de naranja, cava o tónica (la combinación que, al parecer, más convence a los españoles) no fueron estos sus primeros acompañantes. Giusseppe Santamaria, experto bartender y coordinador de la Academia Campari, nos cuenta la historia tras estos tres míticos cócteles y cómo prepararlos.

Americano: el clásico básico

Dentro3

La historia de Campari está indisolublemente unida a este cóctel, la elaboración estrella del café del fundador de la compañía: Gaspare Campari. En su bar, situado junto a la Galería de Víctor Manuel II, en pleno centro neurálgico de Milán, se empezó a servir una mezcla de Campari y vermú que se conoció, primeramente, como Milano-Torino, en referencia al origen de ambas bebidas.

El nombre de Americano, con el que pronto se popularizó en toda Italia y, más tarde, en las barras más chic de Europa y América, es un homenaje a Primo Carnera, el primer boxeador italiano que ganó el campeonato de los pesos pesados en Estados Unidos.

Preparar el Americano es sumamente sencillo. Tan solo lleva una parte de Campari y otra de vermú rojo, servido en hielo y con un golpe de soda de sifón. Se sirve, preferiblemente, en un vaso bajo y ancho con media rodaja de naranja.

Receta del Americano
30cl de Campari
30 cl de vermú rojo
Un golpe de soda

Negroni: por qué usar soda teniendo Ginebra

Dentro5

Cuenta la historia, de origen discutido, que el conde Camillo Negroni era un gran aficionado al Americano. Un día, cansado de tomar siempre lo mismo, pidió al barman del Caffè Casoni, en Florencia, que cambiara la soda por ginebra, una bebida que acababa de conocer en un reciente viaje a Londres. Creo así uno de los cócteles más famosos y más versátiles de todos los tiempos.

Desde su creación en 1919 el cóctel fue un tremendo éxito y el conde, incluso, creo una versión comercial del mismo. En la actualidad, existen múltiples versiones del Negroni, con Nutella, trufa, té, café… Pero en su receta clásica es más simple que el mecanismo de un botijo.

Tan solo lleva una parte de Campari, una de vermú rojo y una de ginebra. Se sirve igual que el Americano, en hielo, preferiblemente en vaso bajo y ancho y con una cáscara de naranja.

Receta del Negroni
30cl de Campari
30 cl de vermú rojo
30 cl de ginebra

Boulevardier: el cóctel más rojo

Dentro4

Aunque es el menos conocido de los tres cócteles clásicos de Campari, su historia también tiene enjundia. Su creador, Harry McElhone era un barman estadounidense que tuvo que dejar el país debido a la proclamación de la Ley Seca. Estuvo una temporada en Londres pero se ubicó definitivamente en París, donde habría una coctelería de estilo americano y nombre que no dejaba lugar a dudas: Harry´s New York Bar.

Allí McElhone conoció a Erskine Gwynne, un escritor americano, sobrino del magnate del ferrocarril Alfred Vanderbilt, que había abandonado el país debido a su militancia socialista. Allí el escritor editaba una revista llamada Le Boulvardier, que dio nombre al cóctel que McElhone le dedicó, cambiando la ginebra del Americano por bourbon.

Hoy nadie recuerda la revista, pero sí el cóctel, que está viviendo una suerte de revival en las barras de todo el mundo. Y no es para menos. La mezcla del dulce del bourbon y el amargo del Campari es explosiva.

De nuevo su preparación es muy sencilla, aunque en esta ocasión debes contar con una coctelera (o, en su defecto, una jarra donde mezclar bien las bebidas). La ecuación no tiene misterio: una parte de Campari, una de Vermú y una de bourbon con hielo, se agita bien, y se sirve frío en una copa de cóctel, acompañado de la ralladura de un limón.

Receta del Boulevardier
30cl de Campari
30 cl de vermú rojo
30 cl de bourbon

La recreación de los clásicos

Con motivo de la presentación del corto, Campari ha invitado a tres conocidos bartenders españoles a preparar sendas versiones de sus cócteles clásicos, que se servirán en sus respectivos bares de marzo a octubre.

Santi Ortiz El coctelero Santi Ortiz.

Borja Goikoetxea, que dirige la barra de Angelita, en Madrid, reconocido mejor bar de España en fibar 2017, servirá su particular Americano, con vino de Jerez, trufa blanca y bitter de nueces. El mixólogo afincado en Cataluña Santi Ortiz, que recientemente ha abierto 33 by Santi Ortiz en la ciudad Condal, ha presentado un Negroni con una ginebra macerada en mascarpone y vino blanco. Por último, Giacomo Giannotti, italiano afincado en Barcelona y que dirige su proyecto personal, Paradiso Cocktail Bar, ha preparado una versión del Boulevardier, con Frangelico, sake y esencia de setas.

Imágenes | Campari
En Directo al Paladar | Campari, Spritz Aperol y otros aperitivos italianos
En Directo al Paladar | Cómo hacer el cóctel frutal con sidra y tequila

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos