Compartir
Publicidad
Publicidad

Maker´s Mark. Bourbon whisky de Kentucky

Maker´s Mark. Bourbon whisky de Kentucky
Guardar
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Maker´s Mark es el primer bourbon premium del mundo. Lo que más sorprender a la vista, es su botella con un característico sello de lacre rojo.

La historia de esta pequeña botella, que guarda un gran tesoro en su interior es de esas historias que merecen escribirse. En 1780, Robert Samuels, tercera generación de inmigrantes escoceses-irlandeses, llegó a Kentucky. El era granjero y hacía su propio whisky para consumo personal.

La primera destilería comercial nace en 1840 con el nieto de Robert. Quién empezó la producción comercial de la receta familiar. Receta que legó a su hijo, y así sucesivamente, hasta llegar a las manos de Bill Samuels, padre del actual Presidente. Que tenia sus propias ideas.

En una ceremonia, Bill, quemó la receta familiar de más de 170 años de antigüedad. Lo que podría parecer un desafió a la herencia familiar, significo el descubrimiento de un nuevo tipo de bourbon. Conseguido a través de la investigación de los tipos de grano. Maker´s Mark es el resultado de un nueva receta basada en el maíz local, cebada de malta y un suave trigo rojo de invierno. En 1953, Bill contaba con la receta, pero le faltaba la destilería. Compró y reconstruyo una pequeña destilería en Loretto, pueblo de 1000 habitantes en Kentucky. Contaba con un agua limpia y clara, con filtraciones de piedra caliza.

destileria.jpg

Despues de seis años envejeciendo, se obtuvo el primer bourbon. La mujer de Bill, fue la que bautizo al recien nacido. Se llamó, Maker´s Mark, La marca del artesano. También, fue ella la que decidió que debían llevar un sello de cera, como las antiguas botellas de coñac, lo que requería el lento proceso de sumergir las botellas en cera una a una. Pese a las reticencias de Bill, se continúa haciendo hoy día de la misma forma.

sello.jpg

La producción, hoy en día, se realiza de la misma manera. El agua utilizada procede de la misma piedra caliza. Se producen lotes de menos de 19 barricas. Unas barricas de roble blanco que se utilizan una sola vez, que se rotan para asegurarse que envejecen de la misma manera. Se utiliza trigo rojo de invierno, en lugar del tradicional centeno, más amargo. El trigo es molido, en lugar de machacado. En lugar de una cocción por presión, se realiza a fuego lento. Finalmente se embotella solo cuando tiene un sabor óptimo, independientemente del tiempo de envejecimiento, que ronda los 6 años. A la vista, tiene un color caramelo increíble. Puro y limpio. Al olerlo te transportas a la mitad del campo de Kentucky. Entre los campos de maíz y trigo. Olor a caramelo intenso y flores del campo. En boca la entrada es, como decirlo. ¿Os acordáis de esos primeros tragos de alcohol de vuestra juventud? Es algo similar. Sus 45% de alc./vol. entran de una forma muy consistente, pero no deja de ser dulce.

Ya sueño con el cocktail Manhattan que me haré el próximo fin de semana. Al que pienso invitaros a todos.

Más información | Maker´s Mark (en)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos