Compartir
Publicidad

Continúa la moda de fusionar postres: el cronut deja paso al wonut, el gofre-donut

Continúa la moda de fusionar postres: el cronut deja paso al wonut, el gofre-donut
9 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Una de las modas, si podemos calificarlas así, que más interés despiertan últimamente es la de mezclar o fusionar productos ya existentes para crear una especie de híbrido, que en algunos casos me atrevería a llamar engendros. El fenómeno da mucho juego sobre todo en el mundo de los dulces, con el último gran éxito protagonizado por el cronut. Ahora parece despertarse otra moda en esto de fusionar postres con la llegada del wonut, el gofre-donut.

Si el cronut combina dos grandes tentaciones dulces como son el donut y el croissant, el wonut es la mezcla de un waffle o gofre y, de nuevo, un donut. ¿Y en qué consiste exactamente? Recordemos que el cronut nace al formar un rosco con una masa de croissant que se fríe en aceite; pues el wonut repite la misma fórmula. Se trata de un gofre que pasa por la freidora antes de servirse con diferentes glaseados, coberturas y otros acompañamientos.

Llega el wonut, la fusión de donut y gofre

El invento procede, tal y como cabía esperar, de Estados Unidos, aunque esta vez ha salido de un local situado en Chicago, el Waffles Café. Esta cafetería está especializada en la elaboración de gofres con diferentes sabores e ingredientes, y ahora están ganándose cierta fama mundial al haber dado con una nueva fórmula para atraer clientes.

Sus responsables parten de una masa enriquecida y más densa que la habitual que se emplea para preparar gofres. Tras pasar por la plancha que le da su típica forma, el gofre inicial se fríe en grasa vegetal para conseguir una textura muy similar a la del donut. Después se sumerge en un glaseado dulce, parecido al de los donuts, y finalmente se añade una cobertura o icing más consistente que se puede coronar con fideos de azúcar, trocitos de chocolate, frutos secos, etc.

Llega el wonut, la fusión de donut y gofre

Creo que mi opinión ante este nuevo producto es la misma que tengo respecto al cronut. No dudo que estará muy bueno, quizá algo empalagoso por la cantidad de glasa que se le añade, pero no comprendo el interés de aumentar las calorías de un gofre de esta manera. Lo que me gusta de los postres de este tipo, como son también las tortitas, es que la masa es ligera, no muy dulce y se cocina a la plancha, así que para mí no tiene mucho atractivo la idea de freírlo.

No es la primera vez que tenemos noticias de dulces que se deciden pasar por la freídora - recordemos el caso de las chocolatinas Mars -, y el público y la crítica gastronómica local parecen estar encantados con el invento. Habrá que esperar un poco para comprobar si el wonut termina causando furor fuera de Chicago y si otros seguirán su ejemplo. ¿Qué os parece la idea? ¿Habéis podido probar el cronut?

Imágenes | Emily Carlin, James Jordan, Waffles Café
Más información | Waffles Café
En Directo al Paladar | Llega la Ramen Burger, hamburguesa con fideos de ramen. ¿Otra moda absurda?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio