Compartir
Publicidad

¿Da la Unión Europea luz verde a alimentos transgénicos peligrosos?

¿Da la Unión Europea luz verde a alimentos transgénicos peligrosos?
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El maíz transgénico MON863 ha sido desarrollado por la compañía agrícola Monsanto, especialista en la producción de semillas modificadas genéticamente resistentes a la climatología adversa, plagas o tipos de terreno. Este maíz obtuvo el beneplácito de la Unión Europea tras realizar los análisis sanitarios sobre transgénicos que exige el protocolo y al que posteriormente se le proporcionó el permiso oportuno para la comercialización.

Ahora, un informe fruto de una investigación elaborada por el CRIIGEN (Comité de Investigación e Información Independientes sobre la Ingeniería Genética), pone al descubierto que el maíz en cuestión puede resultar tóxico. El informe muestra cómo los ratones que han consumido el maíz transgénico han sufrido determinadas alteraciones en su organismo, éstas además están condicionadas al sexo de los animales. Aumento del azúcar en la sangre, aumento de las grasas corporales, aumento del peso del hígado, etc., estas son algunas de las consecuencias de la ingesta del maíz. Al parecer, el informe que elaboró la empresa Monsanto obviaba determinada información en el informe que presentaron, como es el caso del peso que presentaban los ratones que habían sido alimentados con este maíz con respecto a los que no lo habían ingerido. Además, según indica el informe denuncia, otras irregularidades han sido detectadas como el disimulo de los datos obtenidos en los test de orina de estos ratones.

Esta situación nos replantea el consumo de trangénicos y la falta de fe en un organismo supuestamente competente, la Unión Europea. No es admisible un fallo, ya que puede suponer la contaminación de millones de personas así como los diversos problemas de salud derivados de ese lamentable error. Será necesario que unas comisiones supervisen a otras que a su vez han supervisado y aprobado un determinado alimento transgénico, será el modo más seguro para que no pase al consumidor un producto peligroso.

De momento, Greenpeace exige una retirada inmediata del maíz MON863 de todo el mercado y pide que se reevalúen todos los productos transgénicos que han sido aprobados hasta ahora, así como una revisión de los métodos que se emplean para el análisis de dichos alimentos.

Mientras no exista una completa certificación garantizada por varios organismos y que sea unánime, un producto no debería ser lanzado al mercado. ¿Qué opinión te merecen ahora los alimentos transgénicos?

Más información | Greenpeace Más información | Monsanto Más información | Greenpeace (anexo) Más información | Terra Más información | Archives of Environmental Contamination and Toxicology

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos