Compartir
Publicidad
Publicidad

La mayoría de los españoles compramos alimentos frescos para su posterior congelación

La mayoría de los españoles compramos alimentos frescos para su posterior congelación
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Casi un 90% de las familias españolas compra los productos frescos para posteriormente congelarlos, esta es una práctica que en nuestra opinión ahorra tiempo y permite que podamos aprovecharnos de distintas ofertas.

Por poner un ejemplo, las compras navideñas en lo que se refiere a carne y pescado, son muchos los consumidores que las realizan un mes antes, y es que es absurdo pagar los precios desorbitados que podemos encontrar en esas fechas. También podemos añadir que por el ritmo de vida que llevamos es difícil acudir cada día al mercado para comprar productos frescos y cocinarlos en el día, resulta más cómodo y necesario comprarlos una vez por semana y administrarlos.

Los datos ofrecidos por el Observatorio Idea Sana de Eroski son el resultado de un estudio realizado con 700 familias para conocer cuáles son los hábitos de conservación con los alimentos que compraban. Al margen de estos datos, algo que nos llama la atención y que Idea Sana muestra en su estudio, es la carencia de información generalizada sobre el modo de conservar los alimentos, es decir, se desconoce la temperatura adecuada para conservarlos de modo óptimo. Según los datos aportados, sólo un 14,4% de las familias identifica cuáles son las temperaturas idóneas.

Normas como la utilización de las bolsas térmicas para trasladar los productos congelados del supermercado a casa, la correcta identificación de los alimentos congelados con fecha y contenido, así como los contenedores apropiados (tuppers o bolsas de congelación) o incluso cuáles son los procedimientos más adecuados para la descongelación, son aspectos que parecen desconocidos por un amplio número de consumidores.

Todavía queda un largo camino para que todo el mundo conozca las normas que permiten una conservación adecuada de los alimentos, se trata de un aspecto fundamental que permitiría disfrutar más o eliminar los riesgos de sufrir una intoxicación alimentaria. Quizá los consumidores no conozcamos muy bien las normas de conservación, pero quienes tienen la obligación de llevarlas a cabo, como son los comercios, supermercados, etc., conservan deficientemente sus productos, de ello ya hablábamos en el post, La mitad de los alimentos congelados y refrigerados no se conservan adecuadamente.

Vía | Discapnet Más información | Idea Sana Más información | Consuma Seguridad En Directo al paladar | La mitad de los alimentos congelados y refrigerados no se conservan adecuadamente En Directo al paladar | Sin problemas ante el pescado congelado

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos