Compartir
Publicidad

Trucos para ahorrar en comida sin comer peor... y sin renunciar a nada (II)

Trucos para ahorrar en comida sin comer peor... y sin renunciar a nada (II)
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ayer empezamos a hablaros de algunos trucos para que a la larga consigamos ahorrar en comida sin comer peor y sin dejar de utilizar esos productos que nos gustan.

En el primer post os hablamos de consejos generales, de cosas de sentido común que pasan desde hacer que toda la familia se coordine para no desperdiciar los platos preparados a evitar cocinar con medidas a ojo. Hoy os vamos a dar algunos consejos más concretos, con los que aprovechar determinados tipos de alimentos.

Por ejemplo, muchas veces aliñamos de más la ensalada, o nos ponemos más aceite de que debemos en el plato. Sencillo, en lugar de un bote, utiliza un atomizador para el aceite y el vinagre. Son muy higiénicos, útiles y nos ayudan a aliñar sin pasarnos, además ya hay muchos modelos en las tiendas de menaje así que tendrás donde elegir.

Con el pan yo tengo un gran problema, y es que no salgo a comprarlo, sino que como vivo en un pueblo pequeño el panadero lo deja cada día en mi puerta. ¿El problema? Pues que siempre hay una o dos veces al mes que no como en casa y que no me da tiempo de avisarle por lo que se pone duro.

Hay muchas formas de aprovechar el pan, hace tiempo sin ir más lejos os hablé de que podíais dejarlo como nuevo pulverizándolo con un poco de agua y metiéndolo en el horno durante unos 5 o 10 minutos, pero hay muchas más alternativas, y es que este alimento es de esos que nunca se tiran: puedes hacer rebanadas caseras, tostadas para el desayuno, picatostes para el puré o las ensaladas,...

También puedes utilizarlo para ciertos platos que llevan pan frito, por ejemplo salsas, eso sí, si no tiene más de dos días.

Otra cosa con la que la mayoría solemos tener problemas en casa son las verduras o las frutas, más de una vez porque surgen imprevistos o porque calculamos mal cuando nos damos cuenta está a punto de pasarse. Hay algo muy eficaz para estos casos y es hacer licuados. Puedes hacerlos de frutas y verduras, o de combinaciones de ambas. Además en el caso de las verduras, también puedes utilizarlas para hacer caldos.

En Weblogssl | Ahorro Diario y Yo llego a fin de mes En Directo al Paladar | Trucos para ahorrar en comida sin comer peor... y sin renunciar a nada (I) En Directo al Paladar | Claves para ahorrar en la cesta de la compra: informe del observatorio de precios En Directo al Paladar | Consejos para ahorrar en la cocina: fregaderos portátiles En Directo al Paladar | Trucos para ahorrar en la cesta de la compra En Directo al Paladar | Trucos para ahorrar energía en la cocina

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos