Compartir
Publicidad

Trucos para ahorrar en comida sin comer peor... y sin renunciar a nada (I)

Trucos para ahorrar en comida sin comer peor... y sin renunciar a nada (I)
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Seguro que muchos de vosotros igual que yo, en los últimos meses habéis tenido que apretaros el cinturón. Sacarle el máximo partido a la electricidad o al agua es algo que llevamos mucho tiempo haciendo, sobre todo los que hacemos la comida en casa, ya que en la cocina, debido al uso de electrodomésticos, la diferencia puede ser mucha, pero hay algo a lo que todavía no hemos llegado en muchos casos y con lo que también podemos conseguir ahorrar un buen pellizco a final de año: ahorrar en comida.

Y que quede claro, esto no quiere decir comer menos, comer peor o renunciar a ciertos alimentos, que es otra opción pero que está muy lejos de la que os propongo hoy, la de aprovechar nuestros alimentos al máximo. Y es que... ¿quién no ha tirado alguna vez una fruta que se pone pocha? ¿o ha hecho más comida de la cuenta? Desperdiciamos mucha comida sin querer y lo cierto es que en muchas ocasiones esto es totalmente evitable.

Hoy voy a daros algunos consejos muy prácticos, los que utilizo yo en casa, para evitar gastos innecesarios, en principio pueden parecer pequeñas tonterías, pero en suma y a lo largo de los meses verás como con ellos consigues ahorrar algo en la cesta de la compra y no tirar tanta comida en casa:

1. Si cocinas para muchos, enséñales a que te avisen: ¿qué madre o padre no ha tenido la comida preparada y de repente recibe una llamada de teléfono del pequeño diciendo que se queda a comer en casa de su primo? Prácticamente nos ha pasado a todos, y aunque en muchos casos ese almuerzo es aprovechable en otros muchos acaba en el fondo del cubo de la cocina o en el compostador, enseña a tus hijos y a tu pareja a avisarte con antelación si van a comer fuera, de esa manera no tendrás problemas.

  1. Planifica bien los menús: muchos somos los que aprovechamos las verduras para hacer purés o el pollo cocido para las croquetas, pero claro si no planificamos bien lo que vamos a comer durante la semana nos resulta imposible. Intenta que las fechas te cuadren, por ejemplo si vas a hacer pollo cocido al medio día procura tener tiempo para hacer las croquetas después.

  2. Olvídate de las medidas a ojo, una pizca, un dedo, un puñado ¿eso qué es? Sé que los que cocinamos habitualmente no vamos a coger un vasito para ponernos a medir cada vez que tengamos que echar algo al fogón, pero por ejemplo a la hora de seguir una receta puede ser muy útil para poner la cantidad justa

  3. Revisa la fecha de caducidad en los alimentos, tanto a la hora de comprar, eligiendo siempre aquellos que tienen una fecha de caducidad posterior, como en tu despensa. ¿A quién no se le ha caducado alguna vez un paquete de galletas por despistarse y no mirarlo a tiempo? A la mayoría, no hablemos de productos más perecederos como los yogures.

  4. Aprende a cocinar para uno o para dos: muchos de nosotros tenemos el problema de que no sabemos cocinar para uno, de manera que cuando comemos solos hacemos más comida de la debida y acaba siempre en la basura, cuando comas sola intenta hacer recetas que te dejen calcular los ingredientes para una persona de forma exacta, así no tendrás problemas.

Aquí tenéis la primera serie de 5 consejos, para que no quede excesivamente largo mañana os daré algunos más, así no resultará tan aburrido, de momento tenéis una buena lista.

En Weblogssl | Ahorro diario y Yo llego a fin de mes En Directo al Paladar | Claves para ahorrar en la cesta de la compra: informe del observatorio de precios En Directo al Paladar | Consejos para ahorrar en la cocina: fregaderos portátiles En Directo al Paladar | Trucos para ahorrar en la cesta de la compra En Directo al Paladar | Trucos para ahorrar energía en la cocina

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos