Compartir
Publicidad
Publicidad

Crepes de queso fresco con frutos secos

Crepes de queso fresco con frutos secos
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Una de las exquisiteces que nos apasionan son las crepes, dependiendo de la combinación que realices son una verdadera tentación, de jamón dulce con queso, de plátano con chocolate, etc. Os proponemos elaborar unas crepes de queso fresco con frutos secos con las que realizareis una rica merienda que proporcionará un buen sabor de boca hasta la hora de la cena, son fáciles de preparar y mucho más de degustar.

Los ingredientes ½ litro de leche, 200 gramos de harina, 1 cucharada de mantequilla, 2 huevos, la piel rallada de una naranja y 1 cucharada de azúcar glass. Para el relleno de las crepes 1 cucharada de azúcar glass, 2 cucharadas de almendras picadas, 2 cucharada de avellanas picadas, 1 pizca de canela, 100 gramos de chocolate fondant y 200 gramos de queso fresco para untar.

La preparación Mezcla en un bol 1 cucharada de azúcar glass, la harina y la leche. Remueve bien hasta que obtengas una pasta libre de grumos. Añade a esta preparación los huevos previamente batidos junto a las ralladuras de piel de naranja y remueve bien todo el conjunto. Tapa esta preparación con film y deja reposar al menos unos 90 minutos.

Prepara una sartén grande y úntala un poco de mantequilla. Calienta a fuego medio y vierte un cazito de la masa que preparaste, gira la sartén haciendo que la masa ruede y cubra toda su superficie de la sartén.

Cuando veas que la crepe se ha dorado dale la vuelta con la ayuda de una paleta para cocerla por el otro lado, si te atreves puedes darle la vuelta en el aire. Realiza esta operación con el resto de la masa hasta agotarla.

Trabaja ahora los ingredientes del relleno, mezcla el queso con el azúcar, las avellanas, las almendras y una pizquita de canela. Extiende este relleno sobre cada crepe y a continuación enróllala, ahora sólo tienes que colocarlas en los platos de servicio, espolvorear sobre ellas un poco de chocolate fondant en virutas y un poquito de azúcar glass.

La degustación Rica merienda lo es, el único peligro es atiborrarse y no tener hambre a la hora de cenar. ¡Que aproveche!

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos