Compartir
Publicidad

Si os gustan los postres con fruta, no dejéis pasar esta receta de pastel crujiente de manzanas y pasas

Si os gustan los postres con fruta, no dejéis pasar esta receta de pastel crujiente de manzanas y pasas
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si nunca habéis probado de preparar un crumble no sabéis lo que os estáis perdiendo. Una corteza crujiente y dulce sobre una base de fruta melosa ¿no os parece tentador?. Por eso no podéis dejar de probar esta receta de pastel crujiente de manzanas y pasas, os aseguramos que cada bocado es puro placer.

Este dulce es muy fácil de preparar, solo debéis de tener cuidado al desmoldarlo para que no se rompa, así que o lo dejáis enfriar completamente antes de sacarlo del molde o, si lo queréis tibio, lo podéis cortar directamente dentro del molde y servir a cada comensal su porción.

Ingredientes

Para 8 personas
  • Harina (para la masa) 400 g
  • Mantequilla a temperatura ambiente (para la masa) 250 g
  • Azúcar (para la masa) 150 g
  • Huevo (para la masa) 1
  • Levadura química (para la masa) 1 cucharadita
  • Manzana (para el relleno) 4
  • Uvas pasas (para el relleno) 80 g
  • Canela en rama (para el relleno) 1
  • Azúcar moreno (para el relleno) 1 cucharada
  • Vino dulce (para el relleno) 1/2 copita

Cómo hacer pastel crujiente de manzanas y pasas

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 1 h 20 m
  • Elaboración 40 m
  • Cocción 40 m

Empezamos pelando las manzanas, partiéndolas por la mitad, descorazonándolas y cortándolas en daditos. Los disponemos en un cazo con el azúcar, la rama de canela y el vino dulce.

Tapamos el cazo y lo dejamos cocer, a fuego medio, removiendo de vez en cuando, unos cinco minutos. Agregamos las pasas y lo dejamos cocer 3 minutos más. Lo retiramos del fuego y sacamos la rama de canela.

Preparamos la masa mezclando la harina, el azúcar y la mantequilla. Trabajamos con las manos hasta obtener una mezcla de aspecto similar al pan rallado. Apartamos la mitad de la masa, la envolvemos en papel film y la reservamos en la nevera.

Agregamos a la otra mitad la levadura y el huevo. Mezclamos hasta obtener una masa homogénea . Calentamos el horno a 180ºC. Forramos un molde de plum-cake con papel sulfurizado y vertemos en él la masa anterior.

Extendemos sobre él el relleno de manzana, de modo que quede bien repartida. Por último, sacamos la masa reservada, la deshacemos un poco con las manos y la colocamos sobre la compota de manzana. Horneamos unos 40 minutos o hasta que la superficie quede dorada.

DaP-paso-a-paso

Con qué acompañar el pastel crujiente de manzanas y pasas

Esta receta de pastel crujiente de manzanas y pasas es perfecto para acompañar un té para merendar, pero lo encontraréis también delicioso servido como postre de una comida con una bola de vuestro helado preferido o un par de cucharadas de nata montada.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio