Compartir
Publicidad

Tarta crujiente de queso mascarpone y fresas. Receta

Tarta crujiente de queso mascarpone y fresas. Receta
Guardar
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Recientemente, y como suele ocurrir todos los años, celebré mi cumpleaños. Aunque fui a cenar por ahí con los amigos, pensé que sería una buena idea preparar una tarta de cumpleaños a mi manera, así que combiné a mi manera dos recetas que tenía por casa para elaborar esta tarta crujiente de queso mascarpone y fresas.

El crujiente es fruto más de un fallo que de una decisión premeditada, pues creo que un error en la elección del molde y en el tiempo en el horno convirtieron lo que debía ser un bizcocho en una galleta crujiente. No obstante, el resultado es igualmente delicioso, aunque más difícil de cortar con la cuchara.

Ingredientes para 10 raciones

125 gr de mantequilla, 150 gr de azúcar, 3 huevos, 175 gr de harina, 1/2 sobrecito de levadura, 30gr de cacao en polvo, 250gr de mascarpone, 1/2 limón, 500gr de fresas.

Tarta crujiente de mascarpone y fresas - ingredientes

Cómo hacer tarta crujiente de queso mascarpone y fresas

Aunque las tartas y bizcochos siempre se me antojan complicados (la repostería no es mi fuerte), esta tarta es relativamente sencilla de preparar.

Para empezar, batimos 125gr de mantequilla con 100gr de azúcar y una pizca de sal hasta conseguir una crema espumosa a la que iremos incorporando los huevos sin dejar de batir.

En un bol aparte, mezclamos la harina con el cacao en polvo y la levadura, para posteriormente tamizar la mezcla sobre la crema de huevo. Trabajamos bien hasta conseguir una masa homogénea.

Extendemos la masa en una bandeja de horno (grande si quieres un crujiente fino, más bien pequeña si quieres un bizcocho) previamente engrasada con un poco de mantequilla y horneamos a 170º durante 30 minutos (menos si quieres un bizcocho y no un crujiente). Una vez horneado, dejamos enfriar.

A continuación, mezclamos el queso mascarpone con los 50gr de azúcar restante y el zumo de medio limón. Si queremos una mezcla más consistente podemos batir con un poco de nata. Sobre el bizcocho frio, extendemos la crema de mascarpone de forma uniforme.

Tarta crujiente de mascarpone y fresas - elaboración

Para rematar la tarta, una vez lavadas las fresas, las cortamos por la mitad, las colocamos en un plato grande, espolvoreamos azúcar en cantidad y dejamos que las fresas maceren tranquilamente. Una vez maceradas, no tenemos más que colocar las fresas con un poco de arte sobre la tarta y dejar que ésta enfríe unas cuantas horas en la nevera antes de servir.

Tiempo de elaboración | 1 hora
Dificultad | Fácil

Degustación

Aunque el crujiente de la tarta crujiente de queso de mascarpone y fresas estaba bueno, creo que mis invitados hubieran preferido que bajo el queso y las fresas hubiera un bizcocho y no una galleta, ya que hubo un poco de guasa al intentar cortar la tarta con las cucharillas.

En Directo al Paladar | Copa de tiramisú y chocolate blanco
En Directo al Paladar | Mini tarta de queso mascarpone y chocolate. Receta de postre

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio