Compartir
Publicidad
Publicidad

Magret de pato con salsa de fresones a las cinco pimientas. Receta

Magret de pato con salsa de fresones a las cinco pimientas. Receta
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Como ya empieza la temporada de fresas y las tiendas del barrio estaban ayer repletas de fresas y fresones decidí comprar una cajita para probarlas. Y como en casa se empeñaron en comer magret de pato, antojos de mi cuñado, pensé en mezclar los fresones con varios tipos de pimientas, y hacer una reducción con todo ello en un vinagre de riesling muy suave que tengo por casa.

Los ingredientes

1 magret de pato, 200 gr. de fresas o fresones, diferentes pimientas molidas, aceite de oliva virgen extra (AOVE), sal de escama y vinagre de riesling, u otro suave que tengamos.

La preparación

Señalamos con el cuchillo el magret en filetes sin acabar de cortar la pieza. Solo más o menos dos tercios de su grosor. Doramos el magret en una sartén sin aceite. La grasa del pato ya nos va a servir para que se dore. Reservamos. Mientras, en otra sartén ponemos los fresones cortados en trozos de tamaño pequeño a pochar en un poco de aceite.

Le añadimos las pimientas molidas y un poco de sal. Yo suelo utilizar un bote de estos que llevan incorporado un molinillo y tienen en su interior cinco clases de pimienta: negra, blanca, verde, roja y rosa. Dejamos pochar. Finalmente le añadimos unos trozos de fresones que habremos cortado más grandes y el vinagre de riesling. Dejamos reducir unos minutos y reservamos.

Una vez está lista la salsa, acabamos de cortar en filetes el magret y en una plancha bien caliente marcamos los filetes vuelta y vuelta, solo un instante, que queden al punto por dentro. Juntamos con la salsa y esparcimos un poco más de pimienta por encima y algo de sal de escama. Listo para comer.

La degustación

Los fresones y las pimientas juegan en la misma liga de sabores. Se complementan muy bien. Y más para los aficionados al vino: frutilla roja y especias, son dos descriptores muy utilizados para las garnachas y los tempranillos, por ejemplo. Para no desentonar con este concepto: ¿les apetece este Châteauneuf-du-Pape, Montjoie 2005, de Grabiel Liogier?

En Directo al Paladar | Serrat de Montsoriu Vinya dels Tons 2005 En Directo al Paladar | Vinagre de Riesling; agridulce

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos