Compartir
Publicidad

Muslos de pollo en salsa de tomate especiado y albahaca. Receta

Muslos de pollo en salsa de tomate especiado y albahaca. Receta
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En la época final del verano, cuando los tomates están en su punto y la albahaca florece, me encanta preparar recetas con salsa de tomate especiada, tales como recetas de pasta o como hoy, este delicioso guiso. Estoy seguro de que os va a sorprender esta receta de muslos de pollo en salsa de tomate especiado y albahaca tanto como a mi familia.

Si compráis muslos de pollo de los pequeñitos, quedarán en su punto, tiernos tiernos, y no os dará reparo ni remordimientos comeros dos por persona. Eso sí, tened cuidado con la salsa porque ese tomate especiado está tan bueno o mejor que el pollo y seguro que acabáis untando pan.

Ingredientes para 2 personas

  • Para el guiso de pollo: 4 muslos de pollo pequeños, salsa de tomate especiada, hierbas aromáticas, flores de albahaca, aceite de oliva
  • Para la salsa de tomate especiada: 4 tomates maduros, mezcla de especias provenzales, 6-8 hojas de albahaca, pimienta negra, un diente de ajo

Cómo hacer muslos de pollo en salsa de tomate especiado y albahaca

Para hacer la salsa de tomate, freímos los tomates cortados en gajos en una cacerola alta con tres cucharadas de aceite de oliva y el diente de ajo muy picado. Al hacerlo en una cacerola alta, no saltará ni manchará tanto la cocina. Tras unos 30 minutos a fuego muy lento, aplastamos los tomates con una cuchara para que suelten todo su jugo y los sazonamos con la pimienta, las hierbas aromáticas y la albahaca.

Dejamos que sigan otros 10 minutos, siempre a fuego lento y lo probamos, añadiendo un poco de sal o de azúcar según el nivel de acidez que tengan. Después lo pasamos por un pasapuré para obtener una deliciosa salsa de tomate especiada con la que guisaremos los muslos.

Como vimos en la receta de muslos de pollo asados en salsa de limón y vino, es importante que los muslos se cocinen bien para evitar que la carne del interior pegada al hueso quede cruda. Por eso, antes de guisarlos, los cocinamos a la plancha a fuego lento durante unos 8 minutos hasta que toda su superficie esté bien dorada. No subáis el fuego porque se harán por fuera y quedarán poco hechos en su interior.

Añadimos la salsa de tomate especiada, unas hojitas de romero y tomillo espolvoreadas por encima y dejamos que los muslos se cocinen durante 20 minutos, dándoles la vuelta de vez en cuando. Para hacerlo, tapamos la cacerola para que el tomate no salpique y no reduzca demasiado por evaporación. El sabor concentrado de esa salsa de tomate, impregnará la carne del pollo que se cuece en ella, con un resultado espectacular.

pollo_tomate_y_albahaca_especiado_pasos.jpg
Tiempo de elaboración | 1 hora y media
Dificultad | Fácil

Degustación

Para disfrutar de estos muslos de pollo con salsa de tomate, especias y albahaca no necesitas más que un trozo de pan y tiempo para deleitarte. Yo añado otras dos o tres hojas de albahaca y una flor o cogollo para darle una presentación más hermosa. Si necesitas una guarnición puedes hacer un poco de arroz blanco, o preparar una ensalada de pepino para refrescar el menú. No se te va a olvidar.

En Directo al Paladar | Muslos de pollo asados en salsa de limón y vino
En Directo al Paladar | Jugosas pechugas de pollo a la lima con especias japonesas

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio