Compartir
Publicidad

Cinco trucos para transformar un puré de patata aburrido en una guarnición triunfadora

Cinco trucos para transformar un puré de patata aburrido en una guarnición triunfadora
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Como bien sabéis, una de las recetas más sencillas de guarnición es el puré de patatas, pero aunque nos tomemos la molestia de hacer un buen puré de patatas casero, muchas veces esta receta nos resulta poco apetecible por repetitivo. Por ese motivo hoy quiero daros cinco trucos para transformar un puré de patata aburrido en una guarnición triunfadora, con ideas para aportarle un toque extra de sabor.

Ya sabéis que un buen puré de patata se hace cociendo las patatas con su piel, pelándolas después y triturándolas -mejor con un pasapurés para que quede con la textura ideal- al que luego vamos dando textura al añadir un poco de leche o nata y un poco de mantequilla o aceite de oliva.

Cinco trucos para transformar un puré de patata aburrido en una guarnición triunfadora

1366 2000 4

Lo primero para mejorar el puré es partir de un buen puré de patata. La receta de puré de patata cremoso podéis verla aquí. Si preferís hacer un puré de patata con ayuda de la Thermomix, aquí podéis ver cómo conseguir un puré cremoso con este robot.

Por bueno que os salga, ya lo hagáis casero, a mano o con Thermomix o si utilizáis el clásico puré de patatas en copos, la receta de puré puede resultar aburrida o cansina ya que siempre solemos hacerla de la misma manera. Con estas cinco propuestas, podréis variar y transformar vuestros purés en guarniciones ganadoras, de las que desaparecen del plato enseguida.

1. Añade mantequilla de hierbas a tu puré

1366 2000

Una buena forma de dar toque especial a tu puré, es sustituir la habitual mantequilla con la que le damos el toque cremoso al terminar la elaboración, por una mantequilla de finas hierbas. Puedes preparar un rulo de mantequilla de hierbas con nuestra receta, y después ir incorporándola al puré de patatas hasta integrarla. Ve añadiendo pequeñas porciones mientras vas probando cómo cambia, hasta que el puré de patata quede a tu gusto.

2. Usa un aceite de menta o hierbabuena

Pure Menos Aburrido

Haz un aceite con menta infusionada y échalo por encima del puré, y te sorprenderás con el cambio tan impresionante de sabor. Para elaborar el aceite de menta, pica unas hojas de menta o la hierbabuena, pon aceite en una sartén y cuando esté caliente, apaga el fuego y añade las hierbas. Deja infusionar unos minutos y ya tienes el aceite de menta para alegrar tus purés. (También puedes usar ese aceite para dar un toque especial a tus recetas de pasta, risottos, pescados...)

3. Añade queso rallado y gratina

1366 2000 5

No puede ser más simple, pero todo lo que llega a la mesa gratinado y con queso nos encanta. Puedes hacerlo de forma laboriosa haciendo las clásicas patatas duquesa que se elaboran partiendo del puré, haciendo montoncitos con una manga pastelera rizada y espolvoreando con queso para gratinar a continuación. También puedes hacerlo de manera sencilla poniendo todo el puré en una fuente, cubrir con queso abundante y gratinar, llevando el conjunto a la mesa. Con ese puré gratinado puedes hacer otras recetas en lugar de usarlo de guarnición como estos tacos de pavo cubiertos de puré gratinado de Liliana.

4. Incorpora verduras en trocitos a tu puré de patatas

1366 2000 2

Tanto en la receta de puré champ irlandés como en la receta de Irish colcannon, el secreto para transformar un puré en algo especial es incorporar verduras salteadas a la elaboración. No dejes de probar estas recetas porque son super adictivas. El crunchy o crujiente de los tropezones es realmente agradable.

5. Añade otros ingredientes para transformar tu puré.

1366 2000 6

Tu puré de patata dejará de ser una guarnición y se transformará en un plato principal si haces con él una especie de lasaña como en esta receta de María José. Para el relleno, puedes utilizar carne, verduras o una mezcla de ingredientes de tu gusto.

Si lo prefieres, también puedes poner una sola capa del puré como base y cubrirlo con otros ingredientes. Si preparas un sencillo salteado de setas y bacon cortado en tiras y lo colocas sobre una montaña de puré de patatas, el aspecto del puré cambiará totalmente.

Tenemos más ideas para alegrar tu puré

Estos cinco trucos básicos para transformar tu puré de patata en una guarnición triunfadora, funcionan perfectamente, hacedme caso. El mismo puré aburrido se vuelve apetecible y atractivo y todos quieren servirse más puré de patata. Haz la prueba con cualquiera de estos trucos y podrás comprobarlo. Pero si buscas más ideas para inspirarte, tenemos más sugerencias para alegrar tu puré.

  • Prepara unos buñuelos de puré de patata rellenos de espinacas y fríelos.
  • Dale al puré de patata un toque picante con un aceite en el que frías unos dientes de ajos laminados y una guindilla como cuando haces gambas al ajillo.
  • Añade la salsa de un asado de carne por encima y además de aprovechar las sobras, el puré parecerá cobrar vida.
  • Añade yogur en lugar de leche y obtendrás un puré original con toque ácido.
  • Añade dos yemas de huevo batidas a tu puré de patata para intensificar su cremosidad y aportar un color amarillo intenso.
  • Utiliza patatas violeta o añade un boniato a tus patatas cocidas para hacer un puré con distintas tonalidades.

En Directo al Paladar | Cómo hacer las mejores patatas fritas del mundo mundial
En Directo al Paladar | Patatas a lo pobre. Cómo se hacen y por qué se llaman así

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio