Compartir
Publicidad

Bollitos de naranja y lima con tang zhong: receta fácil para unos panecillos tiernos y esponjosos

Bollitos de naranja y lima con tang zhong: receta fácil para unos panecillos tiernos y esponjosos
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando viene algún familiar a casa siempre me sale la vena suiza a la hora de ofrecer el desayuno. Me gusta tener pan casero para servir con mis mermeladas o algo de queso, y estos bollitos de naranja y lima con tang zhong son perfectos. Con la técnica del roux de agua conseguimos una masa muy esponjosa y tierna usando una receta muy sencilla sin tener que añadir demasiadas grasas.

Me gusta mucho el aroma que deja la fruta cítrica en este tipo de panes tiernos, pero podéis cambiar el zumo por más leche si no tenéis naranjas frescas a mano. La ralladura se puede sustituir por limón, mandarina, o, como variaciones, por vainilla, canela, azahar o cardamomo. Si buscáis bollitos más dulzones se puede doblar la cantidad de azúcar, aunque así quedan más neutros por si preferimos un relleno salado.

Ingredientes

Para 12 unidades
  • Harina de fuerza para el tang zhong 50 g
  • Agua para el tang zhong 250 g
  • Harina de fuerza 450 g
  • Leche o bebida vegetal 40 g
  • Zumo de naranja o más leche 10 g
  • Ralladura de naranja
  • Ralladura de lima
  • Levadura fresca de panadería 10 g
  • Azúcar 25 g
  • Sal 8 g
  • Mantequilla sin sal a temperatura ambiente 55 g
  • Yema de huevo para pincelar 1
  • Leche un chorrito para mezclar con la yema

Cómo hacer bollitos de naranja y lima con tang zhong

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 1 h 10 m
  • Elaboración 50 m
  • Cocción 20 m
  • Reposo 2 h

Comenzamos al menos una hora antes preparando el tang zhong siguiendo las indicaciones de este enlace. Apartar del fuego y dejar enfriar. Para que no se forme una película seca podemos ir removiendo de vez en cuando mientras enfría, o cubrir con plástico film, tocando la superficie. Se puede dejar en la nevera toda la noche o varias horas.

Para la masa, mezclar en un recipiente grande la harina con el azúcar, la levadura desmigada, la leche o bebida vegetal, el zumo y las ralladuras. Empezar a mezclar y agregar la sal. Echar también todo el tang zhong y mezclar muy bien, empezando a amasar. Pasados unos 5 minutos, incorporar también la mantequilla a temperatura ambiente, troceada.

Amasar muy bien sin prisa dejando que la mantequilla se absorba poco a poco por la masa. Se puede hacer a máquina con una amasadora o con un robot con gancho de amasar. Seguir trabajando la masa hasta que tenga una textura suave, homogénea, elástica y fina. Tapar y dejar reposar 30 minutos. No queremos que doble su tamaño, solo que crezca un poco.

Preparar mientras tanto dos bandejas cubriéndolas con papel sulfurizado o una lámina antiadherente para hornear, y batir la yema del huevo con un chorro de leche en un cuenco. Volver a amasar un poco para deshinchar la masa y dividir en 12 porciones, más o menos del mismo tamaño. Deberían pesar unos 72-74 g cada una.

Formar bollitos redondos y colocarlos en las bandejas, dejando separación entre ellos. Pincelar con la yema batida, reservando la mitad, y cubrir con plástico film. Dejar levar durante unos 80-90 minutos, casi hasta que doblen el tamaño.

Precalentar mientras tanto el horno a 240ºC. Cuando hayan crecido, volver a pintar y hornearlos, bajando la temperatura a 200ºC cuando pasen los primeros 5 minutos. Hornear durante un total de unos 18-20 minutos (vigilar por si acaso cuando lleven 15 minutos), hasta que estén bien dorados y al golpear la base de uno de ellos suene hueco. Dejar enfriar por completo sobre una rejilla.

Bollitos Tan Zhong Pasos

Nota. Podemos hornear las dos bandejas a la vez si las cambiamos de sitio a mitad de la cocción, aunque yo prefiero hornearlas de una en una. La temperatura alta del horno permite que se doren mucho por fuera rápidamente, pero si vuestro horno es muy bruto podéis bajar la temperatura a 190ºC desde el principio y alargar un poco el tiempo de cocción.

Con qué acompañar los bollitos

Lo que me gusta de estos bollitos de naranja y lima con tang zhong es que son muy versátiles y perfectos para rellenar de lo que más nos guste, tanto dulce como salado. Están deliciosos con mantequilla y mermelada pero también con queso, aguacate y tomate, hummus... Guardados en un recipiente hermético aguantan bien un par de días, aunque como son muchas unidades suelo congelar la mitad. Se descongelan rápidamente a temperatura ambiente, con el calor residual del horno o con la función adecuada en el microondas. Calentitos también son una delicia.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio