Compartir
Publicidad

Mejillones con tomate a la marinera. Receta

Mejillones con tomate a la marinera. Receta
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Me encantan las recetas que llevan ese apellido de "a la marinera" y eso que no todas se hacen de la misma manera. Básicamente suelen llevar una salsa hecha con vino y ajo picado, caldo de pescado y perejil, aunque en ocasiones se elaboran añadiendo salsa de tomate frito o con otros ingredientes. Tal es el caso de estos mejillones con tomate a la marinera, que siempre salen buenísimos.

Para la receta he utilizado mejillones gallegos, cociéndolos en casa para usar el agua de la cocción una vez filtrada como caldo para hacer la salsa. Si compráis mejillones ya cocidos, tened cuidado al abrir el envase para guardar como un precioso ingrediente, el agua en que vienen envasados.

Ingredientes

Para 4 personas
  • Mejillones 1 kg
  • Cebolla 1
  • Pimiento rojo 1
  • Diente de ajo 1
  • Tomate 1
  • Vino blanco 200 ml
  • Salsa de tomate 20 ml
  • Pimentón dulce una puntita (puede ser picante si te gusta)
  • Agua de la cocción de los mejillones
  • Laurel una hoja

Cómo hacer mejillones con tomate a la marinera

Dificultad: Media
  • Tiempo total 20 m
  • Elaboración 20 m

En una cazuela grande con 300 ml de agua y un poco de sal, ponemos a cocer los mejillones retirándolos según se vayan abriendo. Una vez cocidos, colamos el agua pasándola por un filtro de café de papel o una estameña para retirar toda suciedad y reservamos el caldo.

En la misma cacerola que vayamos a servir estos mejillones con tomate a la marinera preparamos un sofrito a fuego lento, poniendo un par de cucharadas de aceite de oliva y pochando el pimiento rojo y la cebolla hasta que estén bien blanditos. Añadimos entonces el tomate cortado en cuadraditos y una cucharada de pimentón, dejando que se hagan durante un par de minutos.

Añadimos entonces el vino blanco, la cucharada de tomate frito y el agua de los mejillones dejando que alcancen la ebullición. En ese rato, retiramos una de las valvas de los mejillones para que no haya tanta cáscara y la otra, con la pieza la metemos en la cacerola, repitiendo la operación hasta acabar con todos.

Tapamos la cacerola y apagamos el fuego, dejando que los mejillones se cocinen en el vapor que se genere durante un par de minutos. Mientras picamos el perejil bien finito y lo espolvoreamos por encima llevando la cacerola a la mesa inmediatamente.

mejillones-marinera

Con qué acompañar la receta de mejillones con tomate a la marinera

Como ocurre con todos los guisos, estos mejillones con tomate a la marinera mejoran si se hacen de un día para otro, aunque lo normal es que no les demos la oportunidad ya que están buenísimos. No olvidéis comprar pan porque la salsa es casi lo mejor de esta receta.

En Directo al Paladar | Receta de tigres: mejillones con bechamel
En Directo al Paladar | Almejas a la marinera. Receta

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio