Compartir
Publicidad

Sardinas a la marinera en el horno. Receta

Sardinas a la marinera en el horno. Receta
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ya sabemos que la sardina es uno de esos pescados que nos gusta comer a casi todos fuera de casa, en el chiringuito. Yo creo que si no desprendieran ese olor tan fuerte a la hora de cocinarlas, las comeríamos mucho más a menudo.

Por eso una de las mejores maneras de disfrutar del sabor y de los beneficios de este pescado es cocinarlas en el horno. Estas sardinas a la marinera cocinadas en el horno, pueden ser una alternativa a las sardinas a la brasa resultando igual de sabrosas e igual de sanas.

Ingredientes

12 sardinas grandes (1 kilo aprox.), 1 kilo de tomates, 300 gramos de pimientos verdes, 1 cebolla grande, 3 dientes de ajo, pebrella, aceite de oliva, sal y pimienta.

Cómo hacer sardinas a la marinera en el horno

Preparamos las sardinas, limpiándolas, quitándoles las cabeza, la raspa y todas las espinas que podamos, para dejarlas abiertas por la mitad.

Precalentar el horno a 220º C.

Escaldamos los tomates para quitarles la. Cortamos en cubitos del mismo tamaño los tomates, la cebolla y los pimientos. Lo colocamos todo en un bol, lo salamos un poquito y lo revolvemos.

En un mortero machacamos los dientes de ajo pelados y la pebrella, con una pizca de sal. Añadimos un chorreón de aceite de oliva y lo mezclamos todo muy bien.

Sardinas a la marinera. Receta

En el fondo de una fuente de horno alta y estrecha, ponemos unas cucharadas del picadillo de verduras, encima ponemos 4 de las sardinas, una al lado de la otra, regamos las sardinas con un poco de majado del mortero. Repetimos la operación hasta conseguir repartir todo el picadillo y las sardinas en la fuente. La última capa intentaremos que sea de sardinas regadas con el majado.

Meter en el horno y dejar cocer durante unos 30 minutos aproximadamente.

Tiempo de elaboración | 30 minutos
Dificultad | Baja

Degustación

Esta es otra versión de sardinas a la marinera al horno, aunque podemos hacer distintas variaciones en función de la disponibilidad o las ganas de encender el horno que tengamos. Otra forma podría ser dejando el picadillo crudo ligeramente aliñado con aceite y sal en el fondo del plato, cocinando las sardinas en una sartén con un poco de aceite y presentándolas sobre el picadillo y regadas con la majada.

Como se puede apreciar en la foto, yo coloqué una sardina en la última capa y dejé que se tostara y secara bastante, pero si la queremos un poco menos asada podemos ponerle encima un trozo de papel de aluminio o de papel de horno, así la sardina de arriba nos quedará más jugosa.

En el caso de hoy he utilizado pebrella para darle un suave toque a campo, aunque si no disponemos de ella no pasa nada este plato se suele cocinar con perejil.

En Directo al Paladar | Sardinas al horno con perejil. Receta
En Directo al Paladar | Sardinas acostadas en vinagreta de menta. Receta

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos