Compartir
Publicidad

Crema de brócoli y calabacín con leche de almendras: receta saludable vegana

Crema de brócoli y calabacín con leche de almendras: receta saludable vegana
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Las semanas que amenazan con ser ajetreadas suelo preparar reservas de cremas vegetales para cenar sin complicaciones al llegar a casa. Esta crema de brócoli y calabacín con leche de almendras es perfecta además para aligerar nuestro menú sin pasar hambre, pues es bien saciante sin tener muchas calorías.

Parece que cada vez se está recuperando más el brócoli en las comidas del día a día y yo me alegro, no sólo por tener amigos que cultivan esta verdura, sino porque personalmente me encanta y además es de los productos más saludables que podemos incorporar a nuestra dieta. Esta crema suma las bondades del calabacín y es apta para intolerantes a la lactosa, veganos y celíacos. Por supuesto, se puede emplear otro tipo de bebida vegetal o leche normal.

Ingredientes

Para 6 personas
  • Brócoli 2
  • Calabacín 1
  • Cebolleta 2
  • Puerro 1
  • Diente de ajo 1
  • Vino blanco 150 ml
  • Caldo de verduras (aproximadamente) 1 l
  • Leche de almendras 220 ml
  • Levadura de cerveza en copos (opciona) 5 g
  • Comino molido 4 g
  • Tomillo fresco o seco al gusto
  • Perejil fresco al gusto
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Pimienta negra molida
  • Sal

Cómo hacer crema de brócoli y calabacín con leche de almendras

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 40 m
  • Elaboración 10 m
  • Cocción 30 m

Cortar las flores de los brócolis, reservando el tallo para hacer un caldo. Lavar bien todas las verduras, trocear el calabacín y picar las cebolletas, el puerro y el diente de ajo. Calentar un par de cucharadas de aceite en una olla y pochar las cebolletas con el ajo unos minutos. Añadir el puerro y cocinar unos minutos más, hasta que esté transparente.

Incorporar el calabacín y remover bien. Pasados 5 minutos, añadir el brócoli, salpimentar y sazonar con el comino y el tomillo al gusto. Regar con el vino, dejar que evapore el alcohol y cubrir con agua o caldo. Llevar a ebullición, tapar y dejar cocer a fuego medio hasta que las verduras estén muy tiernas.

Triturar con el brazo de la batidora hasta dejar una textura homogénea y cremosa. Pasar por el chino si se desea, o triturar con Thermomix. Añadir la levadura y la leche de almendras, ajustando la cantidad según la textura deseada. Servir con un poco de leche extra en cada ración y perejil fresco.

Crema de brócoli y calabacín con leche de almendras. Receta

Con qué acompañar la crema

Una crema como esta de brócoli y calabacín con leche de almendras es una manera estupenda de empezar un menú de invierno o para servir a la hora de la cena. También está muy buena si añadimos un poco de queso por encima, preferiblemente con un sabor fuerte, y si la dieta lo permite no hay que olvidar un buen pan al lado.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio