El truco de Arguiñano para hacer unas torrijas más sabrosas

El truco de Arguiñano para hacer unas torrijas más sabrosas
Sin comentarios

Dulce de Cuaresma y Semana Santa por excelencia, las torrijas tienen mil formas de ser abordadas y muchas de ellas las hemos convertido aquí en recetas. Fácil, sencilla y barata, lo que surgió como receta de aprovechamiento se ha convertido en un frenesí gastronómico que va más allá de los días 'santos'.

Las hay de leche, de miel, de vino, veganas, con chocolate, con trufa, incluso con espirulina… Un auténtico despliegue calórico al servicio del pan, el huevo y la fritura que, incluso, puede amenazar la temporada con ciertas restricciones de aceite de girasol.

La realidad es que cada maestrillo tiene su librillo en esta popular receta. Unos prefieren usar panes densos y otros son partidarios del aprovechamiento del pan del día anterior (o de hacer su propio pan); otros apuestan por caramelizar más la torrija y otros por cocinarla a la plancha; además siempre está el que prefiere empapar y dejar infusionar más tiempo la leche, para que coja más aromas.

Sea como sea, en el libro de los gustos sobre torrijas ni está todo dicho ni hay una voz más alta que otra. Por suerte, es un postre bastante democrático en el que la influencia de los grandes cocineros también se hace presente.

Es el caso del popular Karlos Arguiñano, que ofrece en uno de sus libros un truco muy poco visto pero que sirve para levantar muchísimo el aroma y sabor de una torrija, concretamente en En familia con Karlos Arguiñano. La única desventaja es que el aceite donde las prepara ya solo estaría destinado a hacer torrijas, puesto que 'vicia' un poco el punto de la fritura.

En familia con Karlos Arguiñano: Mis mejores recetas para cocinar en casa (Planeta Cocina)

En familia con Karlos Arguiñano: Mis mejores recetas para cocinar en casa (Planeta Cocina)

Como en tantas otras recetas, el infusionado con especias —como puede ser la canela— es fundamental, pero no están solas. Es por eso que abundan las recetas de torrijas donde se infusionan pieles de naranja o de limón en la propia leche.

Sin embargo, el chef de Beasain propone infusionar el aceite ya caliente con una cortecita de limón. "En una sartén con abundante aceite, añade una corteza de cáscara de limón", explica.

Istock 881900618
El truco consiste en añadir corteza de limón al aceite de la fritura.

Con el calor, los aceites esenciales de la piel del limón se expandirán más fácilmente y dejarán impregnadas las torrijas con esta potencia sin apenas esfuerzo. Además, recordad que siempre que utilicemos pieles de cítricos en la cocina, conviene utilizar solo la corteza y prescindir de la piel blanca interior, ya que amarga.

Otras ofertas interesantes

Imágenes | Gtres / iStock En Directo al Paladar | Torrijas de leche, receta fácil y tradicional de Semana Santa (vídeo incluido)
En Directo al Paladar | Receta de torrijas de leche a la plancha cremosas (para gastar muy poco aceite y más saludables)

Temas
Inicio