Garbanzos con acelgas: una receta de lo más fácil y sabrosa para un lunes sin carne

Garbanzos con acelgas: una receta de lo más fácil y sabrosa para un lunes sin carne
Sin comentarios
9 votos

Esta humilde y sencilla receta de garbanzos con acelgas es fantástica, contiene proteínas de alta calidad y de origen vegetal como la de los garbanzos. Comer platos con legumbres, ya sea en forma de guiso, en ensaladas o en hummus, es una de las mejores cosas que podemos hacer por nuestra salud. Fuente de fibra y minerales, incorporarlas como parte de una dieta equilibrada y sana es esencial.

Para hacer esta preparación, es importante que no se te olvide poner los garbanzos en remojo la noche anterior. Pero bien, funciona con los garbanzos en conserva también y resultará en una perfecta guarnición para el otoño y la llegada del frío. En definitiva, se trata de una combinación sencilla, humilde, económica y muy sabrosa.

Ingredientes

Para 2 personas
  • Garbanzos cocidos 200 g
  • Acelgas hojas y tallos incluidos 450 g
  • Cúrcuma molida 10 g
  • Comino molido 5 g
  • Sal y pimienta al gusto
  • Aceite de oliva virgen extra 15 ml
  • Cebolla blanca 50 g

Cómo hacer garbanzos con acelgas

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 25 m
  • Elaboración 5 m
  • Cocción 20 m

Calentar unas cucharadas de aceite de oliva en una sartén amplia. Trocear y dorar la cebolla por unos minutos hasta que se torne transparente. Una vez que esté lista, agregar la acelga previamente picada y dejar que poco a poco se vaya poniendo blanda al perder el agua que contienen.

Cuando estén casi listas, y hayan perdido la mitad de su volumen inicial, volcar los garbanzos cocidos y añadir las especias (cúrcuma, comino, sal y pimienta) para que se caliente el conjunto y se termine de hacer. Mezclar bien y servir en caliente.

9 votos
Beige Pastel Cream Neutral Boho Romantic Style Coffee Photo Collage

Las mejores recetas de Directo al paladar (Cocina)

Con qué acompañar los garbanzos con acelgas

Esta combinación de garbanzos con acelgas y especies, se disfruta más cuando está es recién hecho y servido al momento por supuesto, pero si necesitamos llevar la comida en un recipiente al trabajo o dónde sea, o bien elaborarla la noche anterior, podemos hacer esta receta perfectamente. Como guarnición, queda de maravilla acompañando por una porción de cereal blanco o integral, junto a unas verduras frescas o grilladas, más un agregado de huevo poché o patata cremosa con salsa de aguacate, el conjunto hace a un plato vegetal exquisito.

En DAP | Salteado de garbanzos con espinacas frescas, pasas y piñones, receta fácil, rápida y deliciosa

En DAP | Garbanzos con espinacas: la receta más fácil y tradicional del gran potaje andaluz

Temas
Inicio