Compartir
Publicidad

Comer en edificios históricos, el Restaurante Rocamador

Comer en edificios históricos, el Restaurante Rocamador
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Algunos buenos restaurantes están ubicados en edificios históricos donde sus paredes encierran distintas etapas de nuestro pasado. Este tipo de restaurantes nos presentan distintas decoraciones, algunas van acordes al edificio y son de época, pero otras nos seducen realizando una mezcla entre lo actual y lo histórico.

Podemos poner por ejemplo el Restaurante Rocamador situado en la localidad de Almendral (Babajoz), se trata de un convento franciscano que fue construido en el siglo XVI, en el siglo XVIII y XIX se convirtió en una enfermería y con el paso de los años, se abandonó a su suerte sufriendo amenaza de ruina. Finalmente se hicieron cargo del convento sus actuales propietarios, Carlos Tristancho y Lucía Dominguín.

En este restaurante, los propietarios han conseguido transmitir la filosofía medieval al hombre actual a través de una lograda decoración minimalista en concordancia con una iluminación estudiada. La zona del claustro, del coro o la antigua capilla permiten viajar en el tiempo pero teniendo siempre presente la ubicación actual. Se trata de una fusión temporal que ayuda a que nuestros sentidos y especialmente el paladar puedan saborear y disfrutar de la comida armonizando con el paisaje proporcionado a la vista, la sensación de paz en los oídos, el inconfundible olor a historia y el tacto de nuestro entorno.

restaurante_rocamador.bmp

Es interesante la variedad gastronómica que nos proporciona el Restaurante Rocamador, algunos de los platos que allí se elaboran han sido diseñados y firmados por cocineros como Andoni Aduriz o Manuel de la Osa entre otros. Podemos encontrar platos tan sugerentes como el Lomo de Retinto en carpaccio con ensalada de apio nabo y reducción de vinagre viejo, unas finas Láminas de ibérico y foie con puerro caramelizado y puré de calabaza, una Perdiz estofada sobre puré de guisantes o postres tan apetitosos como la Torrija templada con granizada de vainilla y crema de Pedro Ximénez con hierbas.

Os recomendamos visitar la página web del restaurante, muy bien realizada, con unas ilustraciones geniales e información interesante. El precio medio, dependiendo de la selección, ronda los 50 € y puedes realizar una reserva a través de la web. Rocamador se encuentra en la Ctra. Nacional Babajoz-Huelva, en el kilómetro 41,100 y el teléfono es el 924 48 90 00. ¿Has visitado ya este interesante restaurante?

Más información | Rocamador

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos