Compartir
Publicidad

Huesillos extremeños: receta de Cuaresma y Semana Santa

Huesillos extremeños: receta de Cuaresma y Semana Santa
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los huesillos extremeños son una receta dulce propia de Extremadura, donde se preparan desde Todos los Santos, pasando por Carnaval hasta Semana Santa. Recuerdan a las rosquillas por el tipo de masa con que se elaboran, así como por el proceso. Son un tipo de dulce frito muy tradicional en el que se usan ingredientes humildes, pero cuyo resultado es tremendamente adictivo.

La gracia de este dulce consiste en darle forma de hueso a la masa, algo muy sencillo de hacer como podéis ver en las imágenes del paso a paso. La masa crece mucho al freír, así que no hagáis las porciones más grandes de lo que indicamos o terminaréis con huesazos en vez de huesillos extremeños. Con ellos aumentamos la lista de recetas de Cuaresma y Semana Santa que tenemos en nuestro haber, todas ellas deliciosas. No os las perdáis.

Ingredientes

Para 22 unidades
  • Huevo M 1
  • Leche 50 g
  • Aceite de oliva 50 g
  • Azúcar 75 g
  • Anís en grano molido (1 cucharadita)
  • Harina de trigo 250 g
  • Levadura química (1 cucharadita) 4 g
  • Ralladura de limón (medio) 0.5
  • Aceite de girasol abundante

Cómo hacer huesillos extremeños

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 40 m
  • Elaboración 20 m
  • Cocción 20 m

En un recipente hondo batimos el huevo con la leche, el aceite de oliva, el azúcar y el anís en grano molido. Si no encontramos anís en grano molido, pero sí en grano, podemos molerlo en un mortero y pasarlo por un colador para retirar las cáscaras y quedarnos con un polvo fino. Añadimos toda la harina de golpe junto con la levadura y la ralladura de limón. Mezclamos hasta homogeneizar.

Tomamos porciones de 20 gramos. La masa es un poco pegajosa, así que si nos engrasamos ligeramente las manos podremos manejarla mejor. Hacemos rodar cada porción sobre la mesa y formamos un cilindro alargado, lo doblamos sobre sí mismos (tal como veis en el paso a paso) y lo hacemos rodar de nuevo para que quede unido y la masa no se separe al freír. Solo dejamos separadas las dos puntas, que son las que dan forma de hueso a este dulce.

Calentamos abundante aceite de girasol en una sartén y, a fuego medio, freímos los huesitos en tandas de cuatro o cinco. Es importante mantener el aceite a una temperatura constante y no muy alta, para que no se quemen por fuera y queden crudos por dentro. Escurrimos en una fuente con papel absorbente y rebozamos en azúcar antes de que se enfríen.

Paso A Paso Huesillos Extremenos

Con qué acompañar los huesillos extremeños

Son tan deliciosos estos huesillos extremeños que cualquier momento es bueno para picar uno, aunque nuestro momento preferido es el de media tarde. Con un vaso de leche, con un café, con una infusión o cualquier otra bebida que nos guste tomar a la hora de la merienda. Un vicio que no nos va a importar tener en absoluto.

En Directo al Paladar | Las rosquillas caseras de toda la vida. Receta tradicional
En Directo al Paladar | Receta de bizcocho de anís y limón (con sabor a antaño)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio