Compartir
Publicidad
Publicidad

La paradoja francesa: vino para la salud

La paradoja francesa: vino para la salud
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Francia, a pesar se ser un gran consumidor de mantequilla, foie y otras grasas de origen animal, tiene unas tasas de enfermedades cardiovasculares similares a la de los países mediterráneos. A esto se le llama la “paradoja francesa”. ¿Cuál es el secreto? Según muchos investigadores, podría ser el vino, del que los franceses son el mayor consumidor per capita del mundo.

Confirmando esta teoría, recientes estudios demuestran que el vino tinto contiene resveratrol, una sustancia antioxidante que protege el corazón y evita el envejecimiento celular. El estudio realizado por investigadores de la Universidad de Wisconsin-Madison (EEUU) demuestra que esta sustancia podría ser la causa de que los franceses tengan mayor esperanza y calidad de vida que los estadounidenses, por ejemplo.

Según los investigadores, un vaso de vino o suplementos de resveratrol en la dieta son tan eficaces como las restricciones en la ingesta de grasas y calorías, para evitar el envejecimiento del corazón. Esto tiene especial importancia para la salud pública en países que afrontan envejecimientos de la población cada vez mayores, mejorando la calidad de vida de millones de personas. No nos extrañemos encontrar pronto bebidas dietéticas enriquecidas con resveratrol, aunque yo prefiero un buen vaso de vino, ¿quién no?.

Vía | Noticia elmundo.es. En Directo al Paladar | 30 gramos de vino al día preferiblemente por la noche.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos