Compartir
Publicidad
Publicidad

La congelación: Claves para su correcta realización

La congelación: Claves para su correcta realización
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La congelación es un medio de conservación ideal porque la mayoría de la población dispone de congelador en casa y por lo tanto está al alcance de muchos. Este método permite que los alimentos se mantengan durante más tiempo y si se hace correctamente con unas características muy parecidas a las del producto inicial.

La congelación evita la proliferación de los microorganismos pero no los destruye, recuérdalo, y una vez que el alimento deja de estar a temperatura de congelación se empieza a deteriorar y los microorganismos a proliferar. Además las reacciones químicas y enzimáticas no se detienen, solo se vuelven más lentas, y las enzimas no se destruyen, pudiendo deteriorar los productos en sus características sensoriales.

Para hacer la congelación de la mejor forma posible es aconsejable tener en cuenta los siguientes puntos:

  • El tipo de congelador: Cuantas más estrellas tenga, mejor será la congelación. Un congelador de cuatro estrellas nos asegura que el producto va a permanecer a -18ºC.
  • Calidad y condiciones del producto: Cuanto más fresco mejor y de buena calidad. Si llevas a cabo una buena congelación no habrá excusa para que no tengas un buen producto tras descongelar.

  • Acondicionar el producto para congelarlo: Retirar las partes no comestibles del alimento. Escaldar o cocer las verduras, frutas y mariscos porque así destruimos enzimas que puedan luego dar reacciones no deseables. Además con este tratamiento térmico previo reducimos la carga microbiana.

  • No congelar alimentos de alto riesgo como carnes picadas.

  • Temperatura del alimento a congelar: Dejar enfriar el alimento antes de meterlo al congelador, evitándo así que tarde mucho en congelarse, y que pueda empezar a descongelar productos que tenga cerca. Conviene dejarlos enfriar una hora.

  • Envases herméticos y estancos, o envoltorios adecuados, para evitar contaminaciones y que entren en contacto con otros productos o el aire.

  • Etiquetar los productos para saber lo que es sin necesidad de abrilos y con la fecha para saber cuando lo congelamos.

  • Agruparlos por tipos, es decir, cocinados, con cocinados, crudos, envasados.

  • Congelar lo más rápido posible, minimizando el riesgo de proliferación microbiana y garantizando mejores características organolépticas.

  • No tener el congelador lleno de escarcha, mantener correctamente el congelador.

  • No congelar muchos productos a la vez.

Recuerda que al igual que realizar una buena congelación, es igual de importante descongelar de forma correcta, por ello os recomiendo lo siguiente:

  • Descongelar en el frigorífico para evitar las proliferaciones microbianas.

  • Descongelar lo que vayas a consumir y hacerlo en 24 horas como máximo.

  • Descongelar en un sitio limpio, para evitar contaminaciones cruzadas.

  • No recongelar un alimento congelado total o parcialmente, a no ser que lo hayamos sometido a un tratamiento intenso, como cocerlo, por ejemplo.

  • Cuando descongelemos con el microondas hacerlo de la forma más homogénea possible y cocinar luego el producto.

Espero que estos consejos te sirvan de ayuda y si alguno tuyo nos puede ayudar te animo a que nos lo dejes en los comentarios.

Más Información | Consumer Eroski En Directo al Paladar | Lo que hay que saber a la hora de congelar alimentos En Directo al Paladar | Hablemos de gambas congeladas y de ¿cómo congelar?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos