Compartir
Publicidad
Publicidad

Tres Patas

Tres Patas
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Tres patas para un banco, esta popular frase sentó las bases de la amistad entre Belarmino Fernández, Jordi Vidal y Alfonso Chacón que acabó fraguando en la bodega Canopy, en la D.O. Méntrida.

Canopy en inglés significa copa (en referencia a la copa de los árboles). El canopy, a su vez, es un deporte de aventura que se desarrolla desplazándose entre los árboles sujetos a un cable. Desde el punto de vista enológico, el canopy es un sistema de ordenación de las vides de manera que la masa foliar se concentre en la parte superior, para así poder proteger, a modo de sombrilla, a los racimos de uva del exceso de insolación.

Méntrida posiblemente sea de las D.O. más denostadas, parte de la culpa de esta mala fama la tiene el hecho de que siempre fue una zona de producción de vino a granel, escasa de referencias vinícolas de calidad. Es en esta tierra, basándose principalmente en un antiguo viñedo de garnacha, donde sienta las bases para su despegue el reciente proyecto de Canopy.

El tres patas es un vino a base de esa garnacha vieja (80%) y una más joven syrah (20%), la mezcla arroja una sólida alianza representada en un interesante vino de calidad.

La syrah se está mostrando en la tórrida y árida Castilla la Nueva no sólo como una excelente compañera de viaje como en esta ocasión, si no también como una interesante opción en vinos monovarietales. En mi caso, es parte responsable del cambio en el concepto vinícola que tenía de los vinos castellano-manchegos.

A la vista el tres patas presenta una profunda capa con borde granatoso y densa lágrima.

En nariz, de reseñable intensidad, destacan los aromas a fruta roja muy madura, acompañados de tenues apreciaciones terrosas y minerales, más perceptibles son los dejes balsámicos, los atisbos cremosos, y las notas especiadas que recuerdan las cocinas de antes, aquellas que olían a clavo, pimientas y nuez moscada.

En boca entra de manera sensual y lujuriosa, cálida y dulce, con marcada carga frutal, no exenta de agradable acidez, teniendo a la madera como testigo principal del adecuado equilibrio. Tanino maduro, presente, insolente, otorgando sobriedad y categoría al caldo.

Tres Patas 2006

Bodega: Canopy Zona: Méntrida Vino: Tinto con crianza (8 meses) Uva: Garnacha y Syrah Precio: 14 Euros Puntuación: Casi 8

En Directo al Paladar l Martúe En Directo al Paladar l Vallegarcía Syrah

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos