Cómo hacer bordes decorativos para tus tartas

Sigue a Directo al Paladar

Bordes de tartas

Cuando elaboras una tarta siempre quieres que aparte de rica quede decorativa y lo más vistosa posible, así que muchas veces a lo más sencillo se le puede dar un aire sofisticado y sorprender con nuestros pasteles con tan solo “un toque de dedos”. Eso es lo que os quiero mostrar hoy, cómo hacer fácilmente siete bordes decorativos y muy especiales para vuestras tartas de masa quebrada y empanadas.

Este tipo de tartas, que a mí por cierto me encantan, son fáciles y si nos hacemos con una masa quebrada comercial, rápidas, pero algunas veces no se prestan a mucha decoración y solamente es el borde el que nos daría un punto distinto de una a otra. Ya sean de frutas, de queso, de cuajados de limón, etcétera, y tanto si llevan masa cubriendo o solo la base, podemos emplear estos tipos de borde decorativos.

Para ello extendemos nuestra masa en el molde de tarta, que cuando no la queremos presentar en la mesa con él es mejor que sea desmontable y por el contrario, si tenemos un molde de loza refractaria bonito queda muy bien servida en él. Pegamos bien la base al fondo del molde y los laterales, ayudándonos de una bola de masa sobrante para no marcar nuestras huellas de los dedos en la masa.

Pinchamos el fondo y los laterales con un tenedor para que la masa no hinche y recortamos con unas tijeras lo sobrante, dejando como un centímetro a mayores del borde del molde, este será el que nos sirva para hacer la decoración.

Tenemos distintos tipos de bordes, hoy os muestro siete, pero seguro que a cada uno de vosotros se os ocurren unos cuantos más.

Borde acanalado

Es el más típico para tartas que no llevan corteza de masa. Para realizarlo colocamos el dedo índice contra el borde interior de la masa y usando el pulgar y el índice de la otra mano, presionamos alrededor del dedo para formar como un canal. Repetimos este movimiento a lo largo de todo el borde del pastel, procurando que quede lo más uniforme posible.

Bordes de tarta

Borde con recortes

Este tipo de borde es muy vistoso y además como digo yo “temático” y es que según para lo que destinemos la tarta pues podemos personalizarlo con distintos motivos. Para realizarlo estiramos los recortes de masa sobrante y con un cúter, un cuchillo o un cortador de galletas, hacemos pequeños recortes que vamos solapando unos encima de otros hasta rodear el borde del pastel. Para que se queden bien pegados, lo ideal es pincelar con un poco de agua el borde de masa, y disponer los recortes encima. Se me ocurren hojas de roble para el otoño, estrellas en navidad, pequeños murciélagos en halloween o miniositos para una tarta infantil.

Borde entrecruzado

Para realizarlo alisar los bordes de la masa, después vamos presionando con un tenedor en plano cambiando el sentido de los dientes para que nos quede un dibujo en ángulo. Dependiendo de la orientación del cubierto podemos conseguir distintos dibujos.

Bordes de tarta

Borde de pétalo

Este se realizaría como el borde acanalado pero en vez de presionar con el dedo índice lo haríamos con el pulgar para que el canal quede más ancho, después presionaríamos de nuevo con los dientes de un tenedor para que queden las líneas marcadas. Este tipo de borde pétalo queda muy bien en tartas de frutas donde los gajos van colocados formando una flor.

Borde de concha

Este recibe el nombre porque intenta parecerse a una concha de un molusco. Se realiza como el anterior pero a diferencia del borde de pétalo, los dibujos los realizamos con una cucharilla de café, presionando dos o tres veces para dibujar los radios de la concha.

Bordes de tarta

Borde cortado a tijera

Una vez igualado nuestro borde de masa procedemos con una tijera de punta a realizar pequeños cortes de tamaño similar. Podemos hacerle una variación si a cada solapa la giramos para lados contrarios, o bien si somos mañosos recortando formas más caprichosas.

Borde de cuerda

Consiste en pegar pellizcos de forma regular a nuestro borde de masa para que nos quede un aspecto de cordón. Para ello, al pellizcar es conveniente empujar hacia delante en diagonal con un dedo doblado, y tirar hacia atrás con el pulgar. Este borde da un toque rústico a nuestros pasteles.

Bordes de tarta

Algunas tartas dulces y saladas a las que se les podrían aplicar estos bordes:

En Directo al Paladar | Truco para hornear una masa quebrada sin relleno
En Directo al Paladar | Receta de masa quebrada salada

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

5 comentarios