Salsas básicas para pasta: la salsa de tomate

Sigue a

Salsa de tomate para pasta

Hoy retomamos el curso de cocina introduciéndonos en la segunda parte de las pastas, exactamente en las salsas básicas para pasta. Si buscáis en nuestro buscador podéis encontrar una infinidad de salsas para pasta diferentes, algunas de ellas son las básicas. Ahora las retomaremos y ordenaremos dentro de nuestro curso de cocina.

Hoy empezaremos por la más básica para pasta. La salsa de tomate. Sí, en cada casa se elabora de una forma diferente, tenemos la pasta “typical spanish”, que consiste básicamente en hacer un sofrito de cebolla, añadir chorizo o albondiguillas de carne y una lata de tomate frito. No, hombre, no. Podemos hacer salsas de tomate muy sencillas y que estarán mil veces más ricas.

Cómo hacer una salsa de tomate para pasta

Para hacer una salsa de tomate exquisita vamos a necesitar algunos ingredientes que se suelen tener en casa habitualmente. Por un lado, como es lógico tomates. Por otro lado necesitaremos hacer un pequeño sofrito, ¿por qué no? Yo aquí prefiero única y exclusivamente otorgarle el protagonismo al tomate asi que nuestro sofrito será solo de ajo con ramas de albahaca. Aunque podéis añadir apio verde, pimiento verde, zanahoria rallada, etc. Aunque veamos las cantidades exactas de cada cosa.

Ingredientes

  • 2 dientes de ajo, un manojo de albahaca fresca, 1/2 kg de tomates sin piel y sin pepitas, sal, pimienta negra recien molida y aceite de oliva.

Elaboración

Primero preparamos los tomates para poder pelarlos. En el “culo” les hacemos un incisión en forma de cruz y los ponemos durante 30 segundos en agua hirviendo. Sacamos, enfriamos y los podremos pelar sin problema. Después los cortamos por el ecuador para poder vaciarlos de pepitas y liquido.

En una sartén con un par de cucharadas de aceite de oliva ponemos durante un minuto el ajo bien picado al igual que las ramitas de albahaca, las hojas las dejamos reservadas.

Hacer salsa de tomate para pasta

Cuando empiecen a dorarse añadimos los tomates cortazos en trozos más o menos grandes y la mitad de las hojas de albahaca ligeramente picadas y lo dejamos hasta que empiecen a deshacerse los tomates.

Durante este tiempo tendremos agua hirviendo con la pasta que hayamos decidido. Al final mezclamos la salsa de tomate con la pasta ya cocida.

La salsa de tomate es un básico a la hora de comer pasta. La podemos tunear de muchas formas diferentes, añadiendole el choricito de toda la vida, la albondiguillas de ternera u otros ingredientes aunque a mi personalmente me gusta así tal cual.

¿A vosotros como os gusta más la pasta?

En Directo al Paladar | Índice del Curso de cocina
En Directo al Paladar | Cómo hacer salsa de tomate

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

10 comentarios