Compartir
Publicidad

El bar de aceites en Alimentaria 2012

El bar de aceites en Alimentaria 2012
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Una de las actividades que más llamaron mi atención entre las muchas que copaban el programa de Alimentaria 2012 era la del bar de aceites. En realidad se anunciaba en inglés, como Olive Oil Bar, que queda mucho más molón, y más formando parte del conjunto de actividades gastronómicas Taste & Flavours, que traducido —sabor & sabores— resulta un poco absurdo.

Cuestiones lingüísticas y de marketing a un lado, el bar en cuestión, más bien una zona de cata libre, era de lo más interesante. Una extensa selección de aceites de oliva de diferentes regiones, cada uno con sus características particulares, ya sea por la variedad de aceituna empleada, el método de cultivo, el clima, el prensado…

De entre todos los aceites, decidimos probar los cuatro que habían sido galardonados como los mejores aceites de oliva españoles. Ahí es nada.

Bar de aceites en alimentaria

Portico de la Villa

Elaborado por la empresa Manuel Montes Marín con una mezcla de las variedades Hojiblanca y Picual, bajo la denominación de origen Priego de Córdoba. Fue el primer aceite que probamos, y sin duda el que más nos gustó.

La nota de cata habla de notas de aceituna verde, almendra verde, hierba y hortalizas (como tomate verde), y la verdad es que el verde es la nota predominante, pero con todos los matices posibles y muy equilibrado. Es dulce en su entrada en boca, pero deriva en un suave amargor y un picante prolongado realmente agradable.

La Laguna de Fuente de Piedra Var

Como su nombre nos permite intuir, se elabora con olivas de La Fuente de Piedra, en Málaga, en concreto las de la variedad Vidueña, y es fruto del trabajo de la SAT El Labrador.

Es un aceite con un cuerpo excepcional, realmente denso, con unas notas verdes realmente intensas, quizás excesivas. Muy aromático y persistente en boca. Es un aceite que o te enamora, o te tumba por su impactante sabor.

Bar de aceites - los mejores aceites de España

Marqués de Valdueza

Dejamos Andalucía para irnos a probar un aceite extremeño, elaborado por la empresa La Canaleja con una amplia selección de variedades: Morisca, Arbequina, Hojiblanca y Picual. La nota de cata nos indica un aroma frutado intenso, aunque no lo es tanto como los dos anteriores.

Es un aceite más suave, con una interesante mezcla de notas verdes y maduras. Lo más llamativo es esta mezcla de aromas, en boca es de entrada dulce con un amargor moderado y un ligero picante. Equilibrado, aunque no excepcional.

Olicatessen

Su nombre más comercial esconde un aceite de elaboración ecológica, que corre a cargo de la empresa Molí dels Torms, en la zona de Lleida, y que emplea las variedades Arbequina, Arbreblanc y Verdal.

Lo más interesante es su aroma a tomatera verde, que lo transporta a uno a la huerta. Su nota de cata promete una variedad de aromas y sabores que no conseguí encontrar, además de un denso cuerpo que tampoco parecía tal. A pesar de ello, es una aceite juguetón en boca, con un sabor largo y equilibrado.

En resumidas cuentas, en el bar de aceites de alimentaria pudimos probar cuatro aceites maravillosos, todos ellos virgen extra, por supuesto, en los que uno estaría mojando pan y asomando la nariz a la botella toda la vida. Lástima no haber tenido tiempo —ni estómago— para probar el resto de aceites que habían expuestos, hubiera sido toda una experiencia.

En Directo al Paladar | Alimentaria 2012

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos