Sigue a Directo al Paladar

Bombones de chocolate blanco y limón

Más que un postre, podemos considerarlos como un petit four estos bombones de chocolate blanco y limón. La mezcla de sabores, dulce, ácido y un pellizco de sal están genial. Y aunque la receta se llame bombones realmente estamos ante una especie de fondant, por lo que es algo más empalagoso que un bombón.

Es conveniente contar con un termómetro para caramelos aunque no es imprescindible ya que se puede hacer la vieja usanza, comprobando el punto del almíbar con una agua o palillo. Ya podéis ir tomando nota de los ingredientes y elaboración, porque el espectáculo empieza.

Ingredientes

  • 2 limones, 250 gr de azúcar glase, 60 gr de mantequilla, un pellizco de sal, 175 gr de chocolate blanco.

Elaboración de los bombones de chocolate blanco

Vamos a utilizar la cáscara de los limones, así que lo primero será limpiarlos bien bajo el agua y después secarlos. Con un pelador sacamos la piel. En este caso he utilizado un pelador especial que obtenemos solo la piel ya que el blanco amarga y no nos interesa.

A continuación picamos a cuchillo bien las cortezas y las mezclamos con el azúcar frotando con las manos. Esta mezcla, más el zumo de los dos limones, la mantequilla y la pizca de sal la pondremos en una cazuela y haremos un almibar de bola floja que retiraremos cuando alcance los 118 ºC.

Podemos probar el resultado con una agua, la sumergimos en el almíbar y la pasamos por debajo del grifo del agua fría. Con la yema de los dedos comprobamos la gota solidificada de almíbar y debe ser una bola pequeña y maleable.

A parte, en un bol troceamos el chocolate blanco y le vamos añadiendo al almíbar poco a poco. El resultado será muy similar a la textura que se obtiene en la fabricación de caramelos, cuando todavía la masa está caliente. Aunque el resultado final no se parecerá a un caramelo duro, si no que se quedará entre la textura de un bombón y un caramelo blando.

Elaboración de los bombones de chocolate blanco y limón

Ahora llega la hora de pasarlo a un molde. Podemos utilizar dos formas. En este caso me parecía gracioso darle forma de bola, así que lo puse en un molde de semiesferas. Pero se puede poner en un molde cuadrado, que no tenga base. Dejamos enfriar durante unas 4 o 5 horas. Ahora en verano, hará falta meterlo a la nevera durante media hora por lo menos adicional a las 4 horas.

En mi caso, he pegado dos semiesferas con un poco de chocolate blanco, el resultado ha sido gracioso cuanto menos. Si elegís un molde cuadrado, lo troceáis en cuadrados que tenga el mismo lado (ancho, alto y largo). También podéis envolverlo con papel de celofán.

Tiempo de elaboración | 40 minutos
Dificultad | Difícil

Degustación

A modo de resumen decir solo que con un poco de paciencia y saber obtener el almíbar al punto justo los bombones de chocolate blanco y limón nos saldrán perfectos a la primera, y si no, pues no pasa nada, a la segunda. Son algo empalagosos así que aconsejo comer de uno en uno y de vez en cuando, aunque lo mejor es hacerlos cuando tengáis invitados.

En Directo al Paladar | Bombones de foie. Receta
En Directo al Paladar | Bombones Maker´s Mark de Jean-Charles Rochoux

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

3 comentarios