Sigue a

Patatas bravas

Esta no es que sea una receta exclusiva del verano, pero disfrutar de unas patatas bravas en una terraza y con una cerveza bien fría, es una de esas pequeñas cosas que se disfruta mucho más en un día soleado. Las patatas con salsa brava se sirven en toda España, pero las más genuinas siempre me han parecido las de los bares de tapas de Madrid, que no suelen llevar mayonesa. Esta receta está inspirada en ellas.

Ingredientes para 4 raciones: 4 patatas grandes, 1 lata de tomate triturado (500gr.), 2-3 ajos o 2 cucharadas de paté de ajo asado, 1 cucharada de pimentón dulce, cayena picada al gusto o tabasco, pimienta negra molida, vinagre de Jerez y aceite de oliva virgen extra.

Elaboración: Comenzaremos preparando la salsa, para la que pondremos en una sartén un buen chorro de aceite de oliva y añadiremos los ajos picados finos o el paté de ajo asado. Cuando el aceite haya cogido el sabor del puré de ajos o estos estén ligeramente dorados, añadimos el tomate triturado, removemos bien y agregamos el pimentón dulce, la cayena y/o el tabasco, la pimienta negra molida y un chorrito de vinagre de Jerez. Removemos bien el conjunto y dejamos reducir a fuego suave hasta que la salsa tenga una textura consistente.

Patatas bravas

Mientras pelamos las patatas, las cortamos en trozos irregulares, las lavamos con agua y las secamos bien con papel de cocina. En una sartén calentamos abundante aceite de oliva a fuego medio, y agregamos las patatas que deberán hacerse lentamente al principio y a fuego vivo en la última parte del proceso para que queden doradas.

Patatas bravas

Servimos las patatas calientes con la salsa brava por encima, acompañadas de una cerveza bien fría y las degustamos en un lugar donde poder relajarnos, mientras la vista se nos pierde en el horizonte.

En Directo al paladar | Patatas al ajillo. Receta
En Directo al paladar | Patatas a la importancia. Receta
En Directo al paladar | Distintas formas de cocinar Patatas (I)

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

9 comentarios