Sigue a Directo al Paladar

solomillo_px.jpg

Además de las comidas y cenas copiosas y suculentas que se suceden estos días, si viene familia a casa intentamos ofrecer manjares deliciosos, luego ya vendrá la cuesta de enero y bajará todo lo que hemos subido estos días…

Hoy hemos preparado para comer un par de Solomillos al Pedro Ximénez para que fuera una comida rica pero sin ser pesada, acompañada de una ensalada de brotes tiernos y de postre, como no, un delicioso Soufflé-Coulant. A ver quién cena esta noche.

Los ingredientes (8 comensales)
2 solomillos de cerdo, 4 cebollas francesas, 8 ajos tiernos, 2 cucharadas de tomillo, 200 mililitros de Pedro Ximénez, aceite de oliva y sal.

La preparación
Pela las cebollas y marca en ellas una cruz, como si las quisieras cortar en cuartos pero sin llegar a cortarlas. Pela los ajos tiernos y reserva.

Pon al fuego una sartén grande o cazuela y cubre su fondo con aceite de oliva. Salpimenta los solomillos y dóralos a fuego fuerte. Pasados unos minutos incorpora las cebollas para que vayan haciéndose y cuando los solomillos estén dorados por todo su contorno, espolvorea el tomillo.

Prosigue la cocción diez o quince minutos y riega con el Pedro Ximénez. Deja reducir hasta que se convierta en jarabe, pero minutos antes, agrega los ajos tiernos picados.

El tiempo de cocción también depende de cómo gusta la carne a los comensales, ya sabéis que a nosotros nos gusta sonrosada, pero hoy no ha podido ser.

La degustación
Esta sencilla receta siempre conquista a todos los paladares, una corteza tostada y golosa y un interior muy sabroso. Esperamos os inspire para la cena de esta noche y que os guste.

En Directo al Paladar | Recetas con solomillo

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario