Terrina tricolor de verduras. Receta

Sigue a

terrina.jpg

Hace un tiempo hice un pedido a una tienda on line, Caprichos de cocina, y me sorprendieron dos cosas de una forma especial. La primera, que recibí el pedido justo cuando me dijeron. Y la segunda y muy grata. Es que me mandaron unas cartulinas con recetas en función del accesorio de cocina que compre. Una de las recetas fue la que os presento en esta ocasión, una Terrina tricolor de verduras. Este pequeño detalle me gustó tanto, que lo primero que hice fue escribirles un mail dándoles las gracias. De nuevo, gracias.

Los ingredientes para unas 6 a 8 personas son: 300 g de espinacas, 300 g de coliflor, 300 g de zanahorias, 6 huevos, 300 gr de nata liquida (yo utilizo de 35% de MG, no me gusta la nata de cocinar con un 18%), 20 grs de queso de cabrales (yo lo he sustituido por roquefort, el cabrales es más difícil de conseguir aunque me gusta más), sal, pimienta y nuez moscada. Si utilizáis un molde que no sea de silicona tenéis que utilizar mantequilla y pan rallado para “empanar” el molde.

La forma de elaborar la terrina es muy sencilla, y el resultado os gustará mucho. Primero hay que cocer las tres verduras al dente y con sal. Puesto que tienen distinto punto de cocción, tenéis que cocerlas en lugares distintos.

El siguiente paso que debemos dar es en una batidora mezclar las espinacas, dos huevos, 100 g de nata, sal, pimienta, nuez moscada. Con esta mezcla rellenamos una primera capa en el molde.

Después, de nuevo en la batidora, mezclamos la coliflor con dos huevos, 100 g de nata, los 20 g de queso azul, sal, pimienta y nuez moscada. Rellenamos una segunda capa en el molde, por encima de las espinacas.

En último lugar, batimos la zanahoria, con dos huevos, 100 g de nata, sal, pimienta y nuez moscada. Y rellenamos la ultima capa del molde.

Ya solo queda introducir el molde en un horno precalentado a 180ºC durante unos 40 minutos aproximadamente.

Ideal como primer plato, muy nutritivo, rico (seguro que a los niños le gustará). Podéis servirlo con una bechamel por encima.

Claves del proceso: Para probar que las verduras estén cocidas, en especial la zanahoria y la coliflor, tenéis que introducir un pincho y que salga sin problemas. Es muy importante que las verduras estén cocidas al dente porque mantienen todas sus propiedades. Al sacarlas del fuego debemos refrescarlas para romper el punto de cocción.

En Directo al Paladar | Más recetas y noticias con verduras

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

0 comentario