El 50% del campo español se encuentra ya en situación de alerta por sequía (y sigue sin llover)

El 50% del campo español se encuentra ya en situación de alerta por sequía (y sigue sin llover)
Sin comentarios

La Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) acaba de publicar un informe en el que alerta de la preocupante situación que atraviesan los agricultores ante la acumulación de días sin llover.

En la España peninsular, aseguran desde la COAG, las precipitaciones acumuladas desde el pasado 1 de octubre hasta el final de enero de 2022, supone un 33% menos respecto a la media del periodo de referencia de los años 1981/2010 (191 litros por metro cuadrado).

En el último mes la situación no ha hecho más que empeorar: este mismo valor medio nacional hasta el 1 de febrero de 2022 se cifra en 192 mm, lo que representa alrededor de un 36 % menos que el valor normal correspondiente a dicho periodo (299 mm).

Precipitaciones

Se trata esta de la media nacional, pero hay regiones que están sufriendo especialmente la sequía. Hay zonas del litoral de Cataluña, las provincias de Córdoba, Jaén junto con los límites entre Cádiz, Sevilla y Málaga que están ya por debajo del 75 % de sus valores normales de su valor medio para el periodo de referencia 1981-2010.

Graves consecuencias económicas

La COAG asegura que, si no llueve de forma significativa en las próximas 3-4 semanas, los secanos podrían ver dañados sus rendimientos entre un 60 y un 80%. Los cultivos se han desarrollado tarde y de forma insuficiente a causa de la falta de lluvias en todo el otoño y el invierno pasados. Esto genera problemas de floración y maduración, incluso de nascencia irregular en cereales, lo que baja enormemente el rendimiento de las fincas.

La falta de agua afecta también a la ganadería, pues los animales criados en extensivo no pueden alimentarse de pastos y tienen que recibir suplementación en forma de piensos, con el sobrecoste que esto conlleva, incluso en zonas tan poco acostumbradas a la falta de agua como Asturias.

Si sigue sin llover, la sequía afectará también a la campaña de regadío, que se enfrentará a restricciones ante el bajo nivel de los embalses y pantanos (reservas al 44% de su capacidad total). Preocupan especialmente la disponibilidad de agua para regadío en Andalucía, Extremadura, Castilla La Mancha y Castilla y León.

Por el momento, solo se han aplicado restricciones en las cuencas del Guadalquivir y el Guadiana, donde la declaración del escenario de Emergencia permite la aplicación de los Planes Especiales de Sequía: restricciones al uso industrial del agua, reserva de 400 hm³ para el abastecimiento en el conjunto de los embalses, reserva de 100 hm³ para evitar la pérdida permanente de cultivos vulnerables, intensificación de campañas de educación y concienciación del ahorro, desembalses solo para el mantenimiento de caudales ecológicos mientras se mantenga la situación y la ausencia de precipitaciones, incremento de la vigilancia y el control para evitar detracciones de caudal para riegos, etc.

En Directo al Paladar | La industria cárnica en España ante el dilema entre reducir emisiones y mantener los precios bajos: ¿quién va a pagar la factura?
En Directo al Paladar | De la macrogranja a la metagranja: los ganaderos llevan a sus vacas a la realidad virtual, para que crean que pastan por el campo

Temas
Comentarios cerrados
Inicio
Inicio