El catalán Lluc Crusellas es el mejor maestro chocolatero del mundo y deslumbra con su elefante de tres metros

El catalán Lluc Crusellas es el mejor maestro chocolatero del mundo y deslumbra con su elefante de tres metros
Sin comentarios

Con solo 26 años, el catalán Lluc Crusellas se ha coronado en París como el mejor maestro chocolatero del mundo tras tres días de dura competición en el prestigioso concurso World Chocolate Masters, celebrado en el Salon du Chocolat, el evento internacional más importante del sector. Crusellas era el representante español y se ha impuesto a los participantes de otros 17 países tras superar varias pruebas y alcanzar la final del pasado lunes.

El actual jefe de pastelería de El Carme en Vic (Barcelona), natural de Santa Eulàlia de Riuprimer en Osona, llevaba meses de intenso trabajo preparándose para este reto, y tras proclamarse vencedor podrá lucir el título de mejor chocolatero del mundo durante los próximos tres años.

Esta es la octava edición del World Chocolate Masters, un evento considerado como la copa mundial del sector que pretende poner en valor el trabajo y nivel de profesionalidad, creatividad y talento de los artesanos del chocolate, capaces de crear auténticas piezas de arte efímero comestible con un material extremadamente delicado que exige un conocimiento y dominio técnico de enorme precisión.

Así, el concurso se prolonga durante tres jornadas en las que los aspirantes deben afrontar varios retos hasta llegar a la final. Ya el primer día Crusellas destacó frente a sus competidores deslumbrando al público con su vistoso elefante en una estructura de tres metros, elaborado completamente con unos 170 kilos de chocolate. La escultura, un alegato en defensa de la naturaleza, se alza sobre un escenario que simula tierra quemada y alude a las dos posibles caras del futuro que nos espera si no protegemos el planeta.

Inprogress 0941

Esta impresionante obra se llevó el premio especial del público, pero Crusellas además tuvo que superar otras pruebas más técnicas bajo la mirada del exigente jurado, liderado por el mundialmente conocido Amaury Guichon. En la final del lunes, Crusellas terminó imponiéndose sorprendiendo con un brioche dulce sin azúcar elaborado mediante el uso de una enzima.

El francés Antoine Carréric y el griego Nicolas Nikolakopoulos se llevaron la medalla de plata y de bronce, respectivamente, en una competición en la que han participado un total de 18 artesanos del chocolate de 18 países diferentes.

La juventud de Lluc Crusellas evidencia que dio sus primeros pasos en el mundo del dulce muy pronto, pues nada más terminar sus estudios de secundaria comenzó a trabajar a las órdenes de Nandu Jubany en la partida de postres de su restaurante Can Jubany, con una estrella Michelin. Tras comprobar que aquello le gustaba, se formó en las escuelas Hofmann Escola de Pastisseria y Espai Sucre. Desde 2018 es jefe de pastelería de Carme Pastisseria y del grupo Pavic.

Decora 0050153 Professional Serena-5 Cavity Chocolate Bar Mould 85 x 31 x 15 mm Polycarbonate

Fotos | World Chocolate Masters
En DAP | Dabiz Muñoz repite en Madrid como el mejor cocinero del mundo según The Best Chef Awards, Joan Roca es tercero
En DAP | El mejor croissant de España se hace otra vez en Barcelona de las manos de Toni Vera (Pastelería Canal)

Temas
Inicio