Sin menú degustación, sin reservas y sin cenas; así es el nuevo Enigma de Albert Adrià y su concepto 'fundining'

Sin menú degustación, sin reservas y sin cenas; así es el nuevo Enigma de Albert Adrià y su concepto 'fundining'
Sin comentarios

Tras cerrar todos los restaurantes que tenía con el grupo ElBarri, pandemia mediante, el estrella Michelin Albert Adrià regresa a los escenarios culinarios con Enigma. Sin embargo, el chef catalán y el menor de la saga Adrià va a dar completamente la vuelta al concepto.

Lo hace erradicando el concepto de menú degustación (dejando solo carta), cargándose también las reservas (no totalmente, pero casi) y eliminando los servicios de cena para dejar una cocina non stop que vaya desde las 13:00h hasta las 21:00h, momento en que Enigma echará el cierre.

Con la intención de abrir sus puertas el próximo 7 de junio, Adrià ha asegurado a diversos medios especializados que se trata de "acabar con el fine dining y dar la ocasión ahora al fun dining", lo que traduciríamos como divertirse comiendo —algo muy rupturista, parece ser—.

Bajo esos mimbres, Adrià propone que solo el 50% del aforo del local sea a través de reservas, mientras que la otra mitad quedará libre para ir llenando paulatinamente cada servicio. En esa tesitura, Albert Adrià propone también unas tardes divertidas en las que el 'tardeo' será una de las piezas fuertes de la nueva andadura de Enigma, avalando también la presencia de coctelería de autor.

Según lo explicado por el chef barcelonés, el nuevo Enigma no tendrá platos del antiguo Enigma ni tampoco de Tickets, el restaurante que era su apuesta más informal y más centrada en el tapeo, y que también cerró tras la pandemia.

Newsletter de Directo al Paladar

Suscríbete para recibir cada día nuestras recetas, información sobre nutrición y actualidad sobre gastronomía.

La idea es perseguir un local dinámico, como explicaba el chef a GastroActitud, en el que "comer a la carta, picar algo, tomar un trago". Conceptos que en Barcelona abundaban antes de la pandemia, como podría ser el propio Tickets o Dos Palillos, además de otras marcas de Adrià como Hoja Santa.

El regreso de Adrià a las cocinas coincide además con el retorno de otro clásico de la hostelería catalana como es Carme Ruscalleda, que reabre el mítico restaurante Santa Pau, en San Pol del Mar (a unos 20 kilómetros de Barcelona), junto a su hijo Raül Balam.

Imágenes | Enigma Concept

En DAP | Dabiz Muñoz y Rosalía cocinan juntos un sándwich de pollo teriyaki: así es la receta
En DAP | El chef José Andrés rebautiza la ensaladilla rusa como ensaladilla ucraniana en todos sus restaurantes

Temas
Inicio