El ministro Garzón pide que se coma menos carne y la industria le acusa de "atacar" al sector (aunque el Gobierno no ha anunciado medidas concretas)

El ministro Garzón pide que se coma menos carne y la industria le acusa de "atacar" al sector (aunque el Gobierno no ha anunciado medidas concretas)
5 comentarios

El ministro de Consumo, Alberto Garzón, sorprendía ayer compartiendo en sus redes sociales un vídeo en el que pone sobre la mesa la compleja problemática del excesivo consumo de carne en nuestro país y la necesidad de reducirlo para mejorar la salud y la del planeta. Apoyado por un artículo publicado en elDiario, el ministro invita a la reflexión para buscar soluciones conjuntas sin perjudicar a la economía nacional, pero su mensaje ha levantado ampollas en el sector ganadero, que le acusa de irresponsable y de basarse en datos falsos.

Bajo el hashtag #MenosCarneMásVida, el coordinador de Izquierda Unida lanza un mensaje dirigido a toda la sociedad en el que asegura estar "muy preocupado por la salud de nuestros conciudadanos y por la salud de nuestro planeta", dos cuestiones que son las que lideran la política medioambiental de la Unión Europea, con el cambio climático como el mayor reto global, y que centra la estrategia "De la granja a la mesa".

El ministro repasa todos los problemas derivados del modelo de consumo actual predominante en los países occidentales, donde los problemas de salud mayoritarios son consecuencia directa e indirecta de la mala nutrición y el abuso de productos insanos como los ultraprocesados, azúcares y carne roja y procesada. Aunque presumimos de dieta mediterránea, España supera la cantidad máxima recomendada de ingesta de 200-300 g de carne por persona a la semana, llegando al kilo semanal según las cifras recogidas por Garzón.

Carne

Además de los problemas de salud, el consumo excesivo de carne preocupa por el impacto que tiene la ganadería intensiva en el medio ambiente, especialmente en el cambio climático. El ministro repasa cuestiones clave como las emisiones directas de la ganadería de gases de efecto invernadero (un 14,5% mundial, según datos de la FAO), además de la deforestación o el gasto hídrico que generan todos los eslabones de la cadena de producción.

Indignación en el sector ganadero

Pese a que en el propio vídeo anima a fomentar el consumo moderado y responsable de carne de producción local más sostenible, priorizando la ganadería extensiva frente a las macrogranjas que, además de contaminar menos, "ayuda a enriquecer los suelos, prevenir incendios y a crear puestos de trabajo que protegen la economía local", el sector ha reaccionado con indignación y absoluto rechazo.

Ganaderia

La Unión de Pequeños Ganaderos y Agricultores (UPA) afirma que "la campaña es dañina para el medio rural, irresponsable y basada en informaciones no veraces y no aplicables a nuestro modelo. Román Santalla, secretario de ganadería la organización, acusa al ministro de "despacharse con acusaciones de dudoso rigor científico" y afirma que en "España se come bien".

A través de una carta abierta hecha pública ayer tarde, seis Organizaciones Interprofesionales de los sectores ganaderos y cárnicos también han manifestado el "estupor" ante la campaña, acusándole de difamar y perjudicar al sector, tildando al ministro de "irresponsable" y de "usar los datos de forma interesada". Por su parte, Pedro Barato, presidente de Asaja Nacional, asegura que Garzón ataca al sector productivo español "y mezcla el consumo, la dieta mediterránea, y los datos. Mostrando así, un gran desconocimiento de lo que es la ganadería española".

Un mensaje "necesario"

La reacción de profesionales del ámbito de la salud, nutrición y medioambiente ha sido diferente, recibiendo las palabras del ministro con optimismo y aplaudiendo el mensaje directo que se lanza por primera vez desde una autoridad del Gobierno. Aunque sin lanzar las campanas al vuelo.

Carne2

En declaraciones a Directo al Paladar, Beatriz Robles destaca en primer lugar que lo inédito no es el mensaje en sí mismo, sino que sea desde la política desde donde se está lanzando. Tanto Robles como otros expertos como Miguel A. Lurueña o Aitor Sánchez García han subrayado en lo necesario que era lanzar un mensaje así desde las instituciones, a pesar de que simplemente se limita a exponer datos conocidos desde hace tiempo.

"Es el que están dando tanto la comunidad científica como las autoridades sanitarias desde hace tiempo", señala Robles, como 'La Comisión EAT-Lancet sobre dietas saludables a partir de sistemas alimentarios sostenibles' o las recomendaciones del World Cancer Reseach Fund de reducir y limitar el consumo de carne roja y procesada.

Vacas

"Yo creo que era necesario que por fin se tomasen acciones políticas en este sentido, que no pueden quedarse solo en un mensaje apoyado por los datos. Tendrían que formar parte de una estrategia integral para, por una parte mejorar la educación nutricional, hacer pedagogía de qué es lo que está pasando, y dar alternativas para que este cambio de dieta que se tiene que producir en países occidentales no supongan un impacto negativo sobre la economía local."

Para Robles, el cambio de hábitos de la población y el apoyo de una ganadería sostenible son absolutamente compatibles, pero choca totalmente con la ganadería de macrogranjas extensivas.

Aunque se está hablando de "campaña para incitar a comer menos carne", lo cierto es que, por el momento, no hay nada oficial como tal desde el Ministerio de Consumo (de hecho, el ministro lo ha publicado desde su perfil personal de Twitter), ni se han anunciado medidas concretas o planes de actuación. En su vídeo, parece hacer simplemente una reflexión en voz alta recogiendo información que la comunidad científica lleva años señalando, pero hacen falta acciones específicas para afrontar un problema que, sin duda, es tremendamente complejo.

Fotos | Derio Nekazaritza Eskola - Ministerio de Consumo - Unsplash - Santi Villamarín
En Directo al Paladar | El manifiesto vegetariano de Aitor Sánchez: “Catalogar el veganismo como un extremo es cómodo para no tener que renunciar a nada”
En Directo al Paladar | El Gobierno sale en defensa del Nutriscore, mientras crecen sus críticos: “Se puede mejorar, pero no hacer nada es inaceptable”

Temas
Inicio