Compartir
Publicidad
Publicidad

Así es Joël Robuchon: el chef que lo mismo lanza platos como encumbra a Jorge en MasterChef5

Así es Joël Robuchon: el chef que lo mismo lanza platos como encumbra a Jorge en MasterChef5
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cruzó la puerta de MasterChef5 y enseguida se escuchó un "oh, la piel de gallina", "una leyenda viva..." Jöel Robuchon es a la cocina lo que Bono de U2 a la música y su presencia en el programa le daba ese punto de excelencia que aportan sus 31 Estrellas Michelín (el cocinero más "estrellado" sobre la faz de la tierra) y ser denominado "el Chef del Siglo" en 1990.

Un cocinero de mirada cristalina y modales tranquilos. Al menos, en televisión. Porque su temperamento volcánico es conocido entre fogones. Fue mentor de otro chef de armas tomar, Gordon Ramsey, que en su autobiografía Humble Pie relata cómo el pacífico y multipremiado chef Robuchon le lanzó un plato de comida cuando trabajaba para él.

"Recuerdo que era un plato de ravioli de cigala. No se había hecho correctamente. Se lo dije y Gordon reaccionó de manera muy arrogante. A pesar de que tenía mucho talento, su actitud siempre había sido ... difícil. Es la única vez que he lanzado una plato a nadie", admitía beatíficamente Robuchon en una entrevista con The Telegraph. Os desvelamos quién es este laureado cocinero francés que entregó ayer el premio al ganador de MasterChef5, Jorge Brazalez.

Joel Robuchon Hands

El Chef del Siglo XX con 31 Estrellas Michelín

Sus orígenes tienen mucho que ver con la visión de su cocina como experiencia en torno a la mesa e incluso su decisión de abrirla a los comensales. Nació en Poitiers (Francia), en 1945, en el entorno de una familia católica practicante frecuentada por religiosos que solían quedarse a cenar, creando un ambiente especial, el "sentido de compartir la comida" que en muchas ocasiones ha recordado con nostalgia.

Con 12 años llegó a entrar en el Seminario de su localidad con la idea de seguir esta vocación, pero descubrió que era más feliz pelando patatas que leyendo la Biblia. Tres años después salió de la comunidad religiosa y se puso a trabajar en un restaurante local, según recoge The Telegraph. Aquí ya observó dos cosas: que la profesión es terriblemente dura y que la "nouvelle cuisine" era capaz de poner una zanahoria afeitada en el plato como si fuera un producto grandioso, algo que le parecía una solemne estupidez.

Joel Robuchon Plate

Su gastronomía apuesta por la combinación de sabores, pero no más de cuatro por plato. De hecho, su plato más célebre es un sencillo, brutal y sabroso puré de patatas: mantequilla, sal, leche y patatas. Punto.

La competitividad y el talento le llevaron a ganar con solo 16 años el más importante concurso francés de cocina y con 28 años ya era jefe de cocina del restaurante Harmony-Lafayette de París. Un año después ganó su primera Estrella Michelín, la segunda y la tercera en los siguientes años, algo insólito hasta ese momento. Un total de 31 ostenta ahora su galaxia gastronómica.

Ha sido uno de los pocos chefs multipremiados capaz de criticar a los examinadores de la Guía Michelín con su aplastante afirmación: "No debería ser necesario tener cubertería de plata para ganar una tercera Estrella Michelín. Es la calidad de la comida lo que importa". Ni reservas ni códigos de vestir: su primer restaurante L'Atelier en París (que ha ido replicando por el mundo) abrió su cocina ante los comensales y se negó a que la alta gastronomía fuera solo para ricos.

Con 50 años decidió retirarse de los fogones para no morir de un infarto como otros célebres chefs y poder dedicarse a vivir la vida y pasar tiempo con su familia. A esa edad pisó la nieve por primera vez, porque no había tenido tiempo antes.

Desde entonces, en el aspecto profesional ha levantado un imperio con el sello Joël Robuchon, a través de numerosos restaurantes abiertos por el mundo, no exentos de sacrificios y polémicas. La más reciente tiene que ver con la apertura de su restaurante en el Casino de Montreal, que ha costado 11 millones de dólares procedentes de fondos públicos. En Canadá lo llaman el #casinorestogate y ha levantado ampollas por tratarse de un chef francés y no canadiense. No se sabe si las polémicas tienen motivos o solo rencillas internacionales cuando se habla de uno de los mejores cocineros de todos los tiempos.

Imagen | Jöel Robuchon Facebook
En Directo al Paladar | Concursos de cocina hasta en la sopa: que paren esto que me bajo
En Directo al Paladar | Despedimos MasterChef Junior con Paula como ganadora y los mejores momentos de su cuarta edición

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos