Compartir
Publicidad

La vuelta al mundo en 25 platos exóticos

La vuelta al mundo en 25 platos exóticos
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Según el diccionario de la Real Academia Española, exótico es un adjetivo que significa "extraño, chocante, extravagante". Aplicada esta definición a la gastronomía, da como resultado que sienta curiosidad por conocer cuáles son los platos más extravagantes que se preparan en todo el planeta. Por eso, vamos a dar la vuelta al mundo en 25 platos exóticos.

Es indiscutible que la gastronomía es parte de la cultura de un lugar, por tanto lo que a nosotros nos puede extrañar, sorprender e incluso producirnos repulsión, forma parte de la dieta habitual de otros países. Y, por supuesto, al revés ocurre lo mismo, por eso he reservado los últimos cinco platos exóticos a nuestra gastronomía. Os aseguro que, con algunas propuestas, vais a flipar.

Platos exóticos de Asia

Balut

1 Balut

Este plato típico de Filipinas, Vietnam y Camboya, consiste en un huevo fertilizado de pato o pollo. Es necesario que este huevo haya sido incubado hasta que el feto tenga plumas y pico. Entonces, los huevos son hervidos con el feto vivo. Aunque parezca mentira, los baluts son considerados una delicia.

Como podéis imaginar, el balut tiene gran contenido proteínico y se le atribuyen también propiedades afrodisíacas. Esta comida se vende en puestos callejeros y se acompaña con una bebida alcohólica, normalmente cerveza. Según dicen, sabe a huevo de pato o gallina. Yo paso de averiguarlo.

2 Kopi luwak

El Kopi Luwak es el café más caro del mundo, llegando a pagarse por él hasta 300 euros el Kg, y constituye uno de los pilares culinarios de Indonesia. Por lo visto su marcado aroma y su sabor dulce, acaramelado y con notas de chocolate lo hacen un auténtico manjar, lo malo es que se consigue de las heces de un pequeño mamífero de la selva llamado civeta.

La base de la alimentación de la civeta son las mejores cerezas maduras de café y son las enzimas de su estómago e intestinos las que les dan un sabor refinado y les quitan la amargura antes de ser defecadas. Las heces son recolectadas, se separan y lavan los granos de café y se preparan para servir. A mí lo que me sorprende es cómo a alguien se le ocurrió usar ese café defecado.

3 Cabezas de cocodrilo

En ciertas provincias de China se prepara la cabeza de cocodrilo en salsa agridulce. Este plato fue presentado en un concurso de cocina en el año 2006 y desde entonces se ha popularizado, y no es para menos porque la presentación es expectacular, pues la cabeza se sirve con la boca abierta, lo que permite dejar al descubierto la impresionante dentadura del sauro.

4 Tarántulas fritas

En Camboya es de lo más normal servir insectos fritos o la parrilla, por eso las tarántulas no iban a ser menos y es habitual comerlas para picar a cualquier hora del día. Se condimentan con ajo y hierbas y se presentan en bandejas de madera. Lo habitual es venderlas en las calles que llevan a los templos milenarios por cincuenta centavos cada una ¿Hace falta que diga que no pagaría ni un céntimo?

Fugu

5 Fugu

El Fugu o pez globo es un alimento muy apreciado, pero con suficiente veneno en su cuerpo para ser llegar a ser letal. En concreto, el veneno llamado tetrodotoxina, una neurotoxina 1200 veces más mortal que el cianuro, se concentra en la piel, hígado y ovarios. Su consumo está prohibido en la Unión Europea, pero en Japón es considerado como un manjar.

Este pez sólo puede ser preparado por chefs que hayan tenido una preparación especial (entre dos a tres años) y hayan aprobado un difícil examen. Algunos de estos chefs dejan un poco de veneno para provocar un cosquilleo en el paladar de los comensales. Qué queréis que os diga, prefiero que mi adrenalina suba por otras razones.

6 Sannakji

Este plato, típico de Corea, consiste en pequeños pulpos vivos que se bañan en salsa de aceite de sésamo y se sirven inmediatamente. Al servirse, aún se mueven y hay que juguetear con los tentáculos antes de conseguir introducirlos por completo en la boca, además los tentáculos pueden quedar atrapados en la boca o garganta del consumidor por lo que hay que ir con cuidado.

7 Gusanos

En las calles de Tailandia los gusanos son habituales de los puestos callejeros, pues se consideran un manjar exquisito. Los insectos tienen un alto contenido proteínico, lo que los convierte en un alimento ideal y lleno de nutrientes. Los gusanos suelen prepararse fritos o al horno, pero también pueden secarse y molerse para hacer una especie de harina que muchas veces es usada para fabricar galletas.

8 Lagartija frita

Lo que en algunas partes del mundo se protege, como es el caso de las lagartijas en Ibiza, en otros sirve para servir de alimento, como ocurre con Tailandia, donde hace un tiempo eran usadas con fines medicinales y ahora se han incorporado a la gastronomía de ese país. Qué queréis que os diga, puede que tengan muchas cualidades nutricionales pero me resultan un manjar de lo más repugnante.

Platos exóticos de América

Chapulines

9 Chapulines

Con el asco que le tengo a los saltamontes y a los grillos, os podéis imaginar con qué cara estoy escribiendo estas líneas. En Oaxaca, México, los chapulines son muy apreciados tanto por su sabor como por su canto, por eso son considerados como ejemplares destacados del mundo animmal. Se sirven en tacos y aderezados con salsa picante.

10 Gusanos de maguey

Este gusano es la larva de una mariposa que hace agujeros en los tallos del maguey para alimentarse y va creciendo en las hojas, pencas y raíces del maguey. Estos orondos gusanos de color amarillento son un manajar en México y su precio no está al alcance de cualquiera. Se frien con mantequilla y se sirven en tacos con guacamole, pues la viscosidad de este ayuda a adherir los gusanos.

11 Escamoles

Los escamoles son los huevos de las hormigas negras gigantes que son muy apreciados en México. Estas hormigas son caníbales, agresivas y muy venenosas, por lo que recolectar sus huevos no es fácil. Al parecer vale la pena arriesgarse, pues el sabor de los escamoles es deliciosa, parecido al queso cottage. Se preparan en tortilla y se acompañan con salsa o guacamole, aunque conviene no abusar demasiado de estos huevos pues produce pérdida de sabor.

El escamol se cosecha sólo en época de cuaresma lo que dificulta su explotación y lo convierte en un manjar muy caro. Las hormigas construyen sus nidos bajo la tierra, a varios metros de profundidad. Una vez extraídos los huevos, se vierten en agua limpia y se limpian bien para evitar cualquier rastro de tierra o suciedad.

Sesos

12 Sandwich de cerebro

Este sandwich es oriundo de Missouri, Estados Unidos. Consiste en sesos de ternera fritos, acompañados de pan, lechuga, tomate y todos los ingredientes típicos de un sandwich. La textura de este plato es blanda y su sabor delicado. También se preparan en México y Uruguay, donde se preparan a la parrilla o en tacos y quesadillas.

13 Ostras

No se trata de las ostras que podéis tener en mente, las marinas, sino de testículos de búfalo (también puede ser de toro o cerdo) que se preparan en Canadá y Estados Unidos. Los testículos tienen que pelarse, hervirse, pasarse por harina y rebozarse. Es habitual servirlos con una salsa.

Hormiga Culona

14 Hormigas culonas

Las hormigas culonas como delicatessen culinaria son típicas de Colombia. Estas hormigas se reconocen por su cabeza gruesa, tórax delgado y abdomen extraordinariamente abultado con relación al resto de su cuerpo, provistas de grandes tenazas y cuatro alas vistosas. Se les atribuyen propiedades afrodisíacas y se comen sólo los cuerpos, que son sumergidos en agua salada y se tuestan después en sartenes.

Platos exóticos de África

15 Sesos de mono

¿No recordáis la película de Indiana Jones en el que a los protagonistas les sirven este peculiar manjar? En Guinea, los sesos de mono se sirven en su cráneo. La preparación no es apta para cualquier estómago, pues el cráneo se abre en vivo y los sesos se sirven calientes y todavía palpitando. Sí, lo sé, pasemos al siguiente plato.

16 Camello relleno

Tal cual. Un camello entero que se rellena con un cordero entero y, dentro de este a su vez, veinte pollos y en el interior de estos, arroz y huevos cocidos. Las matriuskas hechas gastronomía. Después tiene que asarse a fuego lento para que la carne esté bien cocida. Por supuesto esta receta está en el Guinness Book of World Records y, como podéis imaginar, sólo es para familias (muy) numerosas.

Platos exóticos de Europa

Kokorec

17 Kokoreç

El kokoreç es un plato típico de la cocina de los Balcanes y consiste en intestinos de oveja o cordero asados, envueltos en mollejas, aderezados con diversas hierbas aromáticas y luego ensartados en un pincho y asados lentamente sobre las brasas. En España existe una versión llamada zarajo y que se prepara en Cuenca, a base de intestinos de cordero lechal marinados que después se enrollan en un sarmiento y se fríen en aceite de oliva o se asan en un horno, o a la plancha, hasta que quedan dorados.

18 Queso Casu marzu

Este queso, típico de Cerdeña, significa literalmente queso podrido. Es un queso cremoso, que debe su sabor y su textura a las larvas vivas (de entre 8 a 15 cm de longitud) que se introducen en su interior y que provocan que el queso quede casi deshecho ¿O acaso os pensabais que la gastronomía italiana estaba sólo formada por pasta y pizza?

Las larvas se colocan intencionadamente dentro del queso para que, gracias a su acción digestiva, produzcan un alto nivel de fermentación así como la rotura de los ácidos grasos. Tras este proceso el queso se vuelve muy suave y algunas veces casi líquido.

Haggis

19 Haggis

Este plato típico escocés, consiste en el corazón, pulmones e hígado de oveja condimentados con cebollas, harina de avena, hierbas y especiasy todo eso embutido dentro del estómago del animal y cocido durante varias muchas horas. Suele acompañarse con un puré de patatas y se caracteriza por su intenso sabor. Menos mal que en Escocia no andan escasos de whisky, porque para conseguir comerlo hace falta unos cuantos tragos del mismo.

20 Lutefisk

En Noruega se prepara este plato que consiste en pescado blanco, normalmente bacalao, molido y ablanadado durante varios días en una solución que contiene lejía. La consistencia que adquiere el pescado es gelatinosa y corrosiva. Para que la receta esté terminada, hay que volver a poner los alimentos en agua durante seis días más y luego cocinarlo al vapor durante unos 20 minutos.

21 Hakarl

Este plato islandés está hecho a base de tiburón destripado que se deja fermentar durante cuatro meses hasta que desprende un intenso aroma a amoniaco. El hakari se sirve cortado en cubitos del tamaño adecuado para picar.

Platos exóticos de España

Lamprea

22 Lamprea

La lamprea es un pez de 400 millones de años, de aspecto cilíndrico y alargado, gelatinoso, sin escamas, aletas ni espinas, con una boca enorme en forma de ventosa, que remonta las aguas de los ríos gallegos para desovar en el mismo lugar en que nació. Esa lucha contra la corriente de agua es lo que aprieta sus carnes y las hace más sabrosas. Lo habitual es guisarla con su propia sangre, vino y cebolla.

23 Callos

Los callos son un plato típico de Madrid que se elabora, principalmente, con tripas de vaca que se comen guisadas tras un elevado tiempo de cocción. Las vísceras deben lavarse durante 24 horas y cocinarse muy lentamente en un caldo de carne con pimentón, salsa de tomate, especias y ajos, de modo que la gelatina de la carne se desprenda y se mezcle con el resto de ingredientes.

24. Medusas rebozadas

Hasta hace poco, las medusas sólo se veían en las playas y nos hacían huír despavoridos, pero empiezan a ser un plato habitual en la carta de muchos de nuestros restaurantes, siguiendo el ejemplo de China, Corea o Japón. Según dicen, su sabor recuerda al percebe, y la textura a las manitas de cerdo, lo normal es rebozarlas. Será cuestión de probarlas ¿no?

Caracoles

25 Caracoles

Los caracoles pueden ser marítimos o terrestres, estos últimos son los que nos interesan y, la verdad, muy apetecibles a simple vista no son. Los he probado pero esforzándome, debe ser por lo que os comentaba al principio que la comida es cultura y no tengo el hábido de prepararlos ni comerlos. Antes de guisarlos tienen que limpiarse y purgarse para eliminar las impurezas de su interior.

Y ahora que hemos dado la vuelta al mundo en 25 platos exóticos ya podéis confesar ¿cuántos de ellos probaríais? Yo muy pocos, la verdad, no soy nada arriesgada en cuanto a la gastronomía. Espero que, al menos, hayáis descubierto algunos ingredientes nuevos ¿Cuál os ha llamado más la atención?

Fotografías | fotemas, Charles Haynes, furibond, rayoefl, william.neuheisel, ★keaggy.com , or edyppsk, edans, tjmwatson y moverelbigote
En Directo al Paladar | ¿Qué comen los ricos?
En Directo al Paladar | Frutas exóticas, caprichos insólitos de verano

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio