Compartir
Publicidad
Publicidad

Cómo envolver croquetas en cero coma

Cómo envolver croquetas en cero coma
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Envolver croquetas en cero coma o, lo que es lo mismo, tener 38 croquetas listas para freír en diez minutos es posible si utilizáis la técnica que que aprendí en las cocinas del Hotel Wellington donde, hasta hace poco, trabajé durante un tiempo. Una técnica que hace que una tarea tediosa se convierta en un paseo por el campo.

Mi paso por una cocina profesional ha marcado un antes y un después en mi cocina y, para deleite y alegría de mis hijos -amantes y forofos de las croquetas en todas sus formas-, ha conseguido que me anime a preparar croquetas más a menudo. Cuando solo se tarda diez minutos en envolver croquetas para cuatro personas las cosas se ven con otros ojos ¿no creéis?

Croquetas De Queso Y Mostaza

Recuerdo la manera en que mi madre me enseñó a envolver croquetas y lo mucho que tardaba en hacerlo. Siempre pedía ayuda porque, entre dos el trabajo se hacia más llevadero. Usaba dos cucharas para dar forma a las croquetas, las pasaba por huevo batido con ayuda de un tenedor para voltear y cubrir bien por todos sus lados. Después las escurría y las empanaba, moldeándolas al mismo tiempo.

Durante años usé la técnica de las dos cucharas y repetía la escena con mis hijos, a quienes pedía ayuda para agilizar el proceso. Hasta que entré en la escuela de hostelería, donde me enseñaron a agilizar el trabajo, y, sobre todo, hasta que trabajé en una cocina profesional y descubrí cómo envolver croquetas en cero coma. Veamos cómo se hace.

Cómo envolver croquetas en cero coma

Como Envolver Croquetas En Cero Coma Todo Listo

Partimos de una masa de croquetas lista. Preferiblemente preparada el día anterior para que, con el reposo en la nevera, tome cuerpo y consistencia. Esto ayuda mucho a la hora de manipularla y agiliza la tarea. Para este proceso he usado medio litro de leche y obtenido 38 croquetas. Si hacéis más cantidad de masa tendréis que tener en cuenta que el tiempo para envolver las croquetas resultantes será, igualmente, mayor.

Comenzamos limpiando bien la superficie de trabajo y preparando los utensilios e ingredientes necesarios. Llenamos una fuente amplia y honda con una buena cantidad de pan rallado, batimos un huevo, sacamos la masa de croquetas de la nevera, preparamos una sartén y la harina y ¡listos para empezar a envolver nuestras croquetas!

Paso 1. Dividir la masa en porciones

Paso A Paso Envolcer Croquetas En Cero Coma Dividir La Masa

Espolvoreamos con harina la superficie de trabajo, sin miedo y con generosidad. Dividimos la masa en dos partes iguales y con las manos hasta formar dos cilindros finos y alargados. Con un cuchillo bien afilado, cortamos en pequeñas porciones de igual tamaño.

Paso 2. Bolear las porciones

Paso A Paso Envolver Croquetas En Cero Coma Bolear

Espolvoreamos las porciones de masa con más harina. Tomamos dos de ellas y, colocando una mano sobre cada una, boleamos con suavidad para no espachurrarlas al tiempo que hacemos movimientos circulares de fuera hacia dentro. Al trabajarlas sobre la superficie enharinada, la masa no se pega y la tarea se realiza muy rápido.

Paso 3. Pasar por huevo

Paso A Paso Envolver Croquetas En Cero Coma Huevo

Una vez boleadas todas las piezas las pasamos por huevo. Para ello usamos una sartén (la mía es una vieja y muy ligera que guardo exclusivamente para esta tarea) en la que vertemos un par de cucharadas de huevo batido y extendemos por toda la superficie. Añadimos la mitad de las croquetas y salteamos con suavidad hasta que estén cubiertas de huevo por toda la superficie.

Paso 4. Pasar por pan rallado

Collage Envolver Croquetas En Cero Coma Empanado

Pasamos las croquetas a la fuente con pan rallado, evitando que entren en contacto y se peguen entre sí. Introducimos los dedos separados bajo las croquetas y removemos, dejando que se empanen con el movimiento. Una vez bien cubiertas de pan rallado, las retiramos de igual manera, usando las manos con los dedos entreabiertos (para permitir que el exceso de pan rallado caiga de nuevo en la fuente) y las pasamos a un plato limpio.

Hecho esto solo nos queda repetir una vez más los pasos tres y cuatro de nuevo para terminar de envolver las croquetas restantes y tenerlas listas para freír y disfrutar como más nos gusten.

En Directo al Paladar | Croquetas de patata rellenas de morcilla y cebolla confitada. Receta
En Directo al Paladar | Celebramos el #DíaDeLaCroqueta con las siete recetas de croquetas más originales de Directo al Paladar

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio