Cebolla dulce: qué es, en qué se diferencia del resto de cebollas y 14 recetas en la que usarla

Cebolla dulce: qué es, en qué se diferencia del resto de cebollas y 14 recetas en la que usarla
Sin comentarios
1 votos

La cebolla es una de las hortalizas de las más antiguas que existen. Su origen se remonta a los siglos pasados y su primera aparición histórica viene de la mano de los egipcios, griegos y romanos, quiénes la cultivaban en la tierra.

Hoy en día, la cebolla es un ingrediente universal en las cocinas del mundo. Sin dudas, son pocas las recetas que no requieren ni necesitan de este bulbo. Se utiliza comúnmente como un sazonador; es decir, es la encargada de dar sabor a las comidas y ayuda a resaltar el de otros alimentos.

Existe una gran variedad de cebollas, como puede ser: la roja o morada, la dorada o amarilla, la blanca, el echalote y el cebollín o cebolla de cambray o china. Estas varían ligeramente en sabor, textura y color, pero generalmente se pueden sustituir entre sí.

Dependiendo lo que vayas a preparar, es el tipo de cebolla para utilizar, ya que hay unas que son crujientes, otras frescas y otras más dulces. Ciertas recetas como ensaladas, guarniciones crudas y hasta platos de curry, saben mejor cuando se preparan con las cebollas más dulces.

Istock 1259150397

Las variedades Vidalia, Walla Walla y Maui son los tipos más comunes de cebolla dulce. Pueden variar en color de blanco a amarillo, y en general tienen una forma más bien aplanada o aplastada.

Como tienen menos azufre, en efecto, son menos picantes y astringentes que otras cebollas. Su sabor suave y ligeramente dulce las hace perfectas para usar crudas en ensaladas o en finas rodajas encima de sándwiches o simplemente picadas como guarnición. Resultan geniales también cuándo se transforman en aros de cebolla o cuando simplemente se asan, caramelizan fantástico.

Istock 1085445778

En el mercado, para diferenciales, las cebollas dulces tienen pieles más delgadas que otras cebollas, además son más jugosas y no se almacenan tanto como otras. Por esta razón, a modo de recomendación, optar por aquellas piezas que se sientan pesadas, sin moretones ni manchas para que se mantengan lo mejor posible. Para un almacenamiento más largo, conservar en una bolsa de papel abierta en un lugar fresco y oscuro. Su dulzura las hace perfectas para utilizar en las recetas a continuación.

1. Sopa de cebolla

Ingredientes

Para 2 personas
  • Cebolla 4
  • Vino blanco seco 250 ml
  • Agua 1 l
  • Mantequilla 50 g
  • Aceite de girasol 15 ml
  • Harina de trigo 10 g
  • Queso emmental rallado 100 g
  • Pan baguette 1
  • Sal y pimienta al gusto

Cómo hacer sopa de cebolla

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 1 h 5 m
  • Elaboración 10 m
  • Cocción 55 m

Cortamos todas las cebollas en juliana. Calentamos una olla con el aceite vegetal en la que derretimos 30 gramos de mantequilla. Le agregamos luego las cebollas en juliana y salpimentamos. Cocemos a fuego lento por unos 20 minutos.

Agregamos la harina y removemos. Dejamos un par de minutos más en la lumbre antes de añadir el vino blanco y el litro de agua sin dejar de revolver. Ajustamos el punto de sal y pimienta al gusto si es necesario. Cocemos a fuego bajo por unos 30 minutos más.

Cortamos el pan baguette en rodajas de unos tres o cuatro centímetros de ancho, les untamos mantequilla de ambos lados y las colocamos en el horno a 180ºC por unos 10 minutos. Las volteamos y dejamos otros 10 minutos para que se doren de los dos lados. Si compramos el queso entero lo rallamos finamente.

Para servir la sopa colocamos cada porción en un cuenco para horno, acomodamos el pan tostado y espolvoreamos el queso rallado sobre el pan y la sopa. Ponemos en el horno caliente a 220ºC por unos tres a cinco minutos para que el queso gratine y servimos inmediatamente.

1 votos

Receta completa | Cómo hacer una tradicional sopa de cebolla: receta reconfortante para combatir el frío

2. Cebolla caramelizada

cebolla caramelizada
  • Ingredientes para 2 personas. 4 cebolla grandes, 150 ml aceite de oliva virgen extra, 3 g sal, medio vaso de agua.
  • Elaboración. Pelar y cortar la cebolla en juliana de la manera más homogénea posible. Poner en una olla ancha y baja (o sartén antiadherente) con tapa el aceite, la cebolla y la sal. Remover durante dos minutos mientras está a fuego medio y cuando alcance temperatura poner la tapa y bajar a fuego bajo. Remover cada 10 minutos para ver que no se agarra ni coge color aún. Si la cebolla no suelta suficiente agua y en la primera media hora se queda seca, podemos añadir el agua opcional para generar la humedad suficiente. Lo importante de la cebolla caramelizada es dejar que se caramelicen sus azúcares, cocinando la cebolla muy despacio durante 90 minutos aproximadamente. Pasado este tiempo, destapamos y dejamos que se caramelice lentamente removiendo cada pocos minutos para que quede toda del mismo color. Acabado, reservar y escurrir el exceso de aceite.

Receta completa | Cebolla caramelizada: la mejor receta no lleva azúcar

3. Sopa de cebolla dulce con queso Stilton

sopa
  • Ingredientes para 3 personas. 2 dientes de ajo, 5 cebolla blanca dulce, 600 ml caldo de verduras casero, 6 pan baguette rebanadas, 40 g queso azul Stilton, pimienta negra molida (opcional), perejil fresco para servir (opcional), 30 ml aceite de oliva virgen extra, sal.
  • Elaboración. Pelamos los dientes de ajo y los pasamos por un rallador fino para conseguir una pasta homogénea. Calentamos un par de cucharadas de aceite de oliva en una cazuela y rehogamos el ajo, sin dejar que se dore para que no amargue. Pelamos las cebollas y cortamos en juliana, es decir, en tiras finas. Incorporamos a la cazuela, removemos y pochamos a fuego muy bajo durante 30 minutos. Colocamos la tapa para generar vapor dentro de la cazuela y el pochado sea más homogéneo y la cebolla quede jugosa. Añadimos el caldo de verduras y salpimentamos al gusto. Llevamos a ebullición y cocemos cinco minutos más. Mientras tanto tostamos ligeramente las seis rebanadas de pan y las cubrimos con queso Stilton desmenuzado. Repartimos la sopa en cuencos aptos para el horno, colocamos dos rebanadas de pan sobre en cada uno de ellos y espolvoreamos con un poco más de Stilton. Gratinamos en el horno a 220ºC durante cuatro o cinco minutos o hasta que la superficie esté dorada. Servimos inmediatamente espolvoreando con perejil fresco picado.

Receta completa | Cómo hacer sopa de cebolla dulce con queso Stilton, la versión más deliciosa de la clásica sopa francesa

4. Aros de cebolla caseros

aros
  • Ingredientes para 4 personas. 1 cebolla cortada en aros, 150 g harina de trigo, 1 huevo, 200 ml leche, pan rallado, levadura química 1 cucharadita, sal al gusto.
  • Elaboración. Para hacer estos aros de cebolla caseros, crujientes y sabrosos, empezamos cortando la cebolla en discos, tal como os enseñé al hablaros de cómo hacer fácilmente los distintos cortes de la cebolla. Una vez cortados los aros, pasamos los aros por harina y los reservamos. Esa misma harina la completamos con la leche, la levadura y el huevo bien batido. En esa masa, rebozamos los aros de cebolla enharinados y posteriormente los pasamos por el pan rallado. Mientras, ponemos el aceite a calentar. Freímos los aros de cebolla en tandas de cinco o seis para mantener la temperatura del aceite y para que los aros no se toquen entre ellos. Cuando están bien dorados, los escurrimos en un papel absorbente y los llevamos a la mesa, advirtiendo que suelen estar muy calientes en su interior.

Receta completa | Aros de cebolla caseros: receta fácil de aperitivo (e ideas de salsas para acompañarla)

5. Patate in tecia: la guarnición italiana de patata, con cebolla y panceta

patata
  • Ingredientes para 6 personas. 1 kg patata, 100 g panceta adobada, 8 cebolla, sal y pimienta, aceite de oliva virgen extra, caldo de carne, pollo verduras, mantequilla.
  • Elaboración. En primer lugar, lavamos un kilo de patatas y, sin pelarlas, las añadimos a una olla grande. Las cubrimos de agua, encendemos el fuego, y dejamos que se cocinen durante unos 30 minutos. Con ayuda de un tenedor, comprobamos que están blandas, pero no demasiado cocidas, antes de secarlas. Las escurrimos y dejamos que se enfríen. Mientras pelamos y picamos la cebolla en juliana, y la panceta en cubos en trozos pequeños. Cuando podamos manipular las patatas sin quemarnos, las pelamos con ayuda de un cuchillo y las cortamos en trozos irregulares de un bocado. Reservamos. Ahora, en una sartén grande donde vayan a caber todas las patatas, echamos una cucharada de aceite y otra de mantequilla. Dejamos que se derrita y, cuando esté caliente, echamos la cebolla, la cocinamos unos minutos y, después, echamos la panceta. Dejamos que se dore todo durante unos 10 minutos y añadimos las patatas. Con ayuda de un cucharón trituramos parte de las patatas, salpimentamos y echamos otra cucharada de mantequilla. Seguimos cocinando durante 10 o 15 minutos, añadiendo de vez en cuando un poco de caldo vegetal, de carne o de pollo para evitar que las patatas se quemen y añadir sabor. El secreto de este plato es que el exterior de las patatas se tuesten y queden crujientes, para lo que tendremos que ir removiendo constantemente el guiso. Una vez estén las patatas a nuestro gusto, retiramos del fuego y servimos de inmediato.

Receta completa | Patate in tecia: la guarnición italiana de patata, con cebolla y panceta, que triunfará en tus barbacoas

6. Crema de cebolla con cerveza

crema
  • Ingredientes para 16 personas. 1 kg cebolla cortada en cuartos, 50 g mantequilla, azúcar un pellizco, tomillo seco media cucharadita, 250 ml cerveza, 800 ml agua, sal, 200 ml nata líquida, 4 yemas de huevo.
  • Elaboración. Para hacer esta receta con Thermomix, ponemos en el vaso la cebolla y la troceamos 4 seg/vel 4. Añadimos la mantequilla, el azúcar y el tomillo y sofreímos 10 min/Varoma/vel 1. Agregamos 200 g de cerveza y rehogamos 3 min/Varoma/vel 1. Incorporamos el agua y la sal y programamos 50 min/100º/vel 1. Esperamos unos minutos para que baje la temperatura y trituramos 2 min/vel. progresiva 5-10. Si nos parece que no ha quedado una crema lo suficientemente fina, colamos y volvemos a poner en el vaso. Justo antes de servir, calentamos 4 min/Varoma/vel 1. Agregamos la nata, las yemas de huevo y el resto de la cerveza y programamos 4 min/90º/Vel 1. Servimos inmediatamente.

Para hacer esta receta sin Thermomix, picamos la cebolla y la rehogamos en una cazuela con la mantequilla y el tomillo hasta que esté bien dorada. Agregamos la cerveza y el agua y dejamos que hierva unos 45 minutos. La dejamos enfriar un poco y la trituramos. Antes de servir, la calentamos y añadimos la nata, las yemas. Removemos y cuando hierva ya la podemos servir.

Receta completa | Crema de cebolla con cerveza: la receta de crema más sabrosa para hacer con y sin Thermomix

7. Tortilla de patatas confitadas y cebolla caramelizada

tortilla
  • Ingredientes para 4 personas. 5 cebolla, 5 patata, 6 huevo, sal, aceite de oliva virgen extra.
  • Elaboración. Para hacer la receta hay dos tareas: por un lado confitar la cebolla en sus propios azúcares, a fuego muy lento y sin añadir azúcar ni vinagre de Módena, salsa soja ni ningún otro ingrediente. Por otro, confitar las patatas al freírlas a baja temperatura para que queden tiernas de verdad. Para confitar la cebolla, picamos en juliana y ponemos a fuego lento en una sartén amplia con aceite de oliva abundante. Añadimos un pellizco de sal y dejamos que se vaya haciendo despacio. Durante los primeros minutos iremos removiendo bastante para que las hebras de cebolla se hagan por igual. Cuando vaya mermando el volumen de la cebolla, podremos ir retirando parte del aceite dejando que la cebolla se haga hasta quedar reducida a un volumen similar al de una mandarina. Imaginad lo que tiene que reducirse. El proceso, removiendo de vez en cuando dura aproximadamente 1 hora. En ese tiempo, pelamos las patatas y las cortamos en rodajas finas. Como también las vamos a confitar, ponemos una sartén con mucho aceite y echamos las patatas al aceite antes de encender el fuego. Al arrancar su fritura desde aceite frío, quedarán supertiernas. Después las hacemos despacio, sin que el aceite llegue a cocer en ningún momento. Cuando estén las patatas listas batimos los huevos en un bol, añadimos las patatas bien escurridas y añadimos encima la cebolla caramelizada. Mezclamos bien los ingredientes y cuajamos la tortilla a nuestro gusto. Yo normalmente las prefiero jugosas para comer en casa pero cuando son para comer fuera como hoy, la cuajamos un poquito más por seguridad.

Receta completa | Tortilla de patatas confitadas y cebolla caramelizada: la mejor receta para un picnic

8. Cebolla encurtida

encurtida
  • Ingredientes para 6 personas. 2 cebolla morada, zumo de limón (el de dos limones), 50 ml vinagre, sal, una cucharada salsa de soja, 50 ml agua, pimienta negra, cilantro en grano molido (coriandro) una pizca.
  • Elaboración. Para hacer la cebolla encurtida, comenzamos cortando las cebollas en una juliana fina. Lo podemos hacer a cuchillo o utilizando una mandolina, recordando no ponernos justo encima de la cebolla para evitar que nos haga llorar. Para esta receta usaremos cebollas moradas, ya que así al encurtirse quedarán con un color entre rosa y rojo, dependiendo del tiempo que las dejéis marinando y de la variedad de cebolla. Si utilizáis cebolla blanca, también obtendréis una cebolla encurtida pero no tendrá ese bonito y peculiar color. Distribuimos las tiras de cebolla en una fuente y las espolvoreamos con un pellizquito de sal y el zumo de un limón, removiendo y mezclando bien. Dejamos reposar unos 15 minutos. Después, agregamos agua abundante, tapamos y agitamos la fuente para retirar así la sal, y tiramos después el líquido. Una vez hecha esta operación, añadimos en la misma fuente de la cebolla 50 ml de agua, el zumo del otro limón, la cucharada de salsa soja, el vinagre, -mejor uno suave tipo de sidra o de manzana- y las especias. Tapamos y agitamos, removiendo y dejando que todo se mezcle bien. Si nos falta líquido podemos añadir más mezcla de agua y zumo de limón para conseguir que la cebolla esté bien húmeda dentro de la fuente. Tapamos y metemos en la nevera, dejando la cebolla en esa maceración o marinado durante 6 horas al menos o incluso de un día para otro, si queremos que la cebolla encurtida tenga colores más intensos como los de las fotos. Opcionalmente, podemos añadir a la mezcla una pizca de azúcar, dos o tres clavos de olor, cilantro en hoja y otras especias a nuestro gusto. El resultado tendrá esos matices aromáticos que pueden funcionar muy bien con mariscos, carnes blancas, hamburguesas y cualquier pincho o aperitivo al que os guste darle ese toque especial.

Receta completa | Cebolla encurtida, el complemento perfecto para tus recetas de pinchos y aperitivos

9. Caballa en escabeche de cebolla

caballa
  • Ingredientes para 2 personas. 2 caballa limpia y troceada, 2 cebolla, 0.5 cabeza de ajo, 1 vaso vinagre de vino blanco, 1/2 vaso vino blanco, 2 hojas de laurel, aceite de oliva para freír, sal, 1 cucharada pimentón dulce.
  • Elaboración. Empezamos pasando el pescado por harina y friéndolo en abundante aceite caliente. A medida que está listo, lo vamos colocando en un plato y lo salamos. Lo reservamos. Pelamos la cebolla y la cortamos a gajos. En el mismo aceite donde hemos frito el pescado (si es necesario podemos poner un poco más) echamos los ajos machacados y después la cebolla y el laurel, dejamos que se confite todo a fuego lento. Agregamos una cucharada de pimentón dulce, removemos y dejamos hasta que la cebolla esté hecha. Añadimos el vinagre y el vino blanco y dejamos reducir ligeramente. Por último, disponemos la caballa en un recipiente hondo y repartimos por encima la cebolla y el líquido que haya quedado.

Receta completa | Caballa en escabeche de cebolla, una deliciosa receta para conservar y disfrutar de este pescado

10. Bhaji de cebolla

bhaji
  • Ingredientes para 2 personas. 1 cebolla, 100 g harina de garbanzos, 1/2 cucharadita levadura química, 1/2 cucharadita cúrcuma molida, 1 guindilla verde fresca, un puñado cilantro fresco picado, una pizca de sal, 75 ml agua, aceite vegetal.
  • Elaboración. En un bol grande mezcla los 100 g harina, la levadura química, la cúrcuma molida, la guindilla verde y el cilantro bien picados, la sal y los 75 ml de agua. Remueve bien la mezcla con una cuchara. Puedes ajustar la mezcla añadiendo harina o agua hasta obtener una masa de rebozado bien espesa. Corta la cebolla en juliana fina, añádela al bol y mezclala bien con la masa. En una sarten honda o un wok calienta aceite abundante para freir (puede ser de oliva o girasol), a unos 180º. Cuando el aceite alcance la temperatura deseada, ve formando buñuelos de la mezcla. No te preocupes por la forma. Sencillamente aplasta la mezcla con las dos cucharas y vierte el engrudo en el aceite. Si has hecho correctamente la masa, la cebolla no se separará. Cada buñuelo tardará en freirse en torno a minuto y medio por lado. Procura no echar muchos a la vez para no bajar la temperatura del aceite y, cuando estén bien dorados por ambos lados, ve colocando los bhaji sobre papel absorvente. Sirve de inmediato.

Receta completa | Bhaji de cebolla: el aperitivo más fácil de la cocina India, que triunfa en cualquier mesa

11. Pizza de cebolla

pizza
  • Ingredientes para 2 personas. 250 g harina de fuerza, 10 g levadura de panadería, 2 cebolla blanca, 15 ml aceite de oliva virgen extra, 200 ml agua, 20 g Mostaza de Dijon, 250 g Queso Mozzarella, sal y pimienta a gusto.
  • Elaboración. Vamos a empezar por hacer la masa de la pizza. Para ello mezclaremos en un cuenco la harina de fuerza junto con la levadura de panadería, la cucharita de sal, las dos cucharadas de aceite de oliva y el agua tibia. Cuando tengamos el inicio de la masa, la retiramos del cuenco, la colocamos sobre la mesa de trabajo previamente recubierta de un poco de harina blanca. Amasamos por unos 10 minutos. Colocamos la masa, hecha bola en un cuenco limpio, lo recubrimos con un paño y dejamos reposar de 30 a 40 minutos. Mientras tanto cortamos las cebollas en julianas que podemos a freír por unos cinco minutos, a fuego medio, en un sartén con una cucharada de aceite de oliva y 25g de mantequilla. Cuando la masa esté lista, es decir que haya duplicado aproximadamente su tamaño, la aplanamos y damos la forma del molde que usaremos. La colocamos en el molde, la recubrimos de mostaza, de queso mozzarella, de las cebollas, sal y pimienta negra molida. Horneamos, a unos 180ºC, por unos 25 a 30 minutos aproximadamente.

Receta completa | Receta de pizza de cebolla

12. Tarta salada de cebolla y queso

tarta
  • Ingredientes para 6 personas. 3 cebolla, 150 g queso manchego, 175 ml leche evaporada, 1 masa quebrada redonda, 5 g Mostaza de Dijon (opcional), sal y pimienta, 25 ml aceite de oliva virgen extra.
  • Elaboración. Pelamos y picamos las cebollas lo más finas posible. Calentamos el aceite en una sartén y pochamos a fuego muy suave durante un mínimo de 20 minutos. Retiramos cuando esté translúcida y pálida (no la dejes dorar). Dejamos enfriar. Cubrimos la base y laterales de un molde desmoldable de 22 cm con la masa quebrada. Colocamos papel vegetal por encima y rellenamos con algo de peso, nosotros tenemos unos garbanzos que usamos solo para este cometido. Cocemos en la parte baja del horno, precalentado a 190 ºC con calor arriba y abajo, durante 20 minutos. Retiramos y reservamos. Batimos los huevos con unas varillas hasta que doblen su volúmen. Añadimos la leche evaporada, salpimentamos al gusto y removemos suavemente. Incorporamos la cebolla pochada y el queso manchego rallado. Mezclamos con cuidado. Extendemos una fina capa de mostaza (opcional) sobre la masa quebrada cocida y rellenamos con la mezcla anterior. Introducimos de nuevo en el horno, precalentado a 190 ºC con calor arriba y abajo, y cocemos 30 minutos. Dejamos reposar la tarta unos 60 minutos antes de servir para que se asiente un poco y no se desmorone al cortar.

Receta completa | Receta de tarta salada de cebolla y queso, jugosa y con mucho sabor

13. Pasta italiana con cebolla caramelizada

pasta
  • Ingredientes para 4 personas. 2 cebolla, 180 g pasta fresca fetuccini, pappardelle, al gusto, 1 cuchara azúcar, 50 ml vino blanco, 50 g mantequilla, queso Parmesano al gusto, agua y sal para cocer la pasta.
  • Elaboración. Comenzamos preparando la cebolla caramelizada. Como ya os contamos, el proceso para hacer esta preparación es facilísimo aunque un poco laborioso. Cortamos las cebollas en juliana y las ponemos a dorar a fuego medio en una cazuela con un poco de mantequilla. Cuando estén transparentes, agregamos un pellizco de sal, una cucharada de azúcar y removemos, mientras bajamos el fuego al mínimo. Es importante estar pendiente de esta elaboración para evitar que se nos queme. Cuando la cebolla empiece a tomar color, agregamos el vino, poco a poco, sin dejar de remover. En unos minutos, la cebolla irá ablandándose y tostándose, como podéis ver en el collage de imágenes. Cuando esté ya con un color bonito, tras unos 20 minutos, nos ponemos a cocer la pasta. Una vez al dente y bien escurrida, la agregamos a la cacerola donde hemos hecho la cebolla caramelizada y mezclamos, sirviendo inmediatamente.

Receta completa | Pasta italiana con cebolla caramelizada, la receta hecha con amor para los que más quieres

hecef 5 Piezas Cuchillos Cocina Profesional, Set Cuchillos Cocina Acero Inoxidable Negro, Cuchillo Chef, Cuchillo Pan, Cuchillo Santoku, Cuchillo Multifuncional y Cuchillo de Pelar

14. Crema de cebolla y manzana al curry

crema
  • Ingredientes para 4 personas. 2 cebolla, 1 manzana, 15 g mantequilla, 15 ml aceite de girasol, 5 g curry molido, sal y pimienta, 350 ml caldo de verduras, 1 yema de huevo, 30 g Creme Fraiche o crema fresca, nata líquida para cocinar para servir (opcional), cebolla frita crujiente para servir (opcional), cebollino para servir (opcional)
  • Elaboración. Pelamos y picamos la cebolla. No hace falta que sea ni fina ni regular porque la vamos a triturar después, pero cuanto más pequeños sean los trozos menos tardará en hacerse. Calentamos la mantequilla y el aceite en una cacerola y pochamos la cebolla a fuego muy lento, evitando en todo momento que se dore. Cuando la cebolla esté traslúcida añadimos la manzana, pelada y troceada, y rehogamos cinco minutos más. Vigilando, de nuevo, que no se dore la mezcla. A continuación añadimos el curry molido y salpimentamos. Rehogamos un par de minutos y añadimos el caldo. Cocemos a fuego suave durante 10 minutos. Trituramos y pasamos por un colador para obtener una crema fina. Por último, batimos la yema de huevo y la crema fresca y las añadimos a la cacerola. Calentamos de nuevo a fuego suave al tiempo que removemos para que la yema se cueza lentamente y aporte cremosidad al conjunto. A la hora de servir podemos decorar con nata líquida, cebolla frita crujiente y cebollino picado.

Receta completa | Crema de cebolla y manzana al curry, receta de entrante fácil, económico y delicioso (apto para vegetarianos)

Imagen | iStock

En DAP | Cortes básicos de la cebolla: en juliana, en aros y en brunoise

En DAP | Cómo cortar o picar cebollas sin llorar. Truco de cocina

Temas
Inicio