Compartir
Publicidad

Chivo de Canillas. Cata de producto

Chivo de Canillas. Cata de producto
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Tengo que reconocer que soy muy reticente a probar productos cocinados. Jamás he adquirido un producto precocinado ni preparado previamente porque tenía en mente que su calidad era inferior, así que ahora que he tenido la oportunidad de probar este Chivo de Canillas, quise quitarme prejuicios de encima.

Lo que quería era comprobar en mi propia persona si un producto envasado y cocinado con anterioridad podría servirse en una cena de fiesta, como por ejemplo la de Nochebuena, justo ahora que se acerca Navidad y celebramos muchas comidas y cenas especiales.

Chivo de Canillas. Cata de producto

Presentación

El Chivo de Canillas viene presentado en un estuche de cartón duro y cordón con un diseño elegante. Sin pasarse de fino, discreto, pero que bien podría ser el regalo perfecto para algún familiar gourmet, por ejemplo. Dentro de la caja encontramos media pieza de chivo lechal adobado dividida en dos bolsas al vacío de aproximadamente algo más de un kilo cada una, entre 1,200 kg y 1,400 kg, más o menos y un frasco de asadurilla. El precio del estuche es de 64,99 euros.

Para elaborar este cabrito se utiliza una receta tradicional en la que se utilizan aceite de oliva virgen extra, ajo, sal, pimienta, perejil y un ligero toque de limón. Después se introduce en horno de leña hasta que está listo y se envasa. De este modo podemos disfrutar de un cabrito lechal, de panes 30 días y menos de cinco kilos de peso, en nuestra mesa.

Esta cantidad viene pensada para compartir entre cuatro personas entendiendo que acompañamos la carne de guarnición y ensalada. Si los comensales son de buen comer, mejor contamos que el cabrito será suficiente para tres personas.

Chivo de Canillas. Cata de producto

Cata del producto

Lo primero que tenemos que hacer es calentar la bolsa en agua caliente para que la grasa se disuelva. Con ponerla dentro de una cazuela con agua tibia o bajo el chorro del agua caliente, es suficiente. Enseguida vemos como la grasa del cabrito se disuelve.

Colocamos en una bandeja para horno el contenido de la bolsa y calentamos el horno previamente caliente a 180º. En mi caso prepararé aparte unas patatas asadas para acompañar y una ensalada.

El tiempo dependerá del horno, pero para nuestro gusto queda mucho mejor si lo calentamos y luego doramos ligeramente con el grill del horno para carnes, ya que de este modo conseguimos una piel dorada y crujiente. La carne está muy tierna, exquisita de sabor y punto de sal, y con la justa cocción. Perfectamente podría decir que lo he cocinado en casa.

Nos sorprendió muy gratamente saber que se puede degustar un producto así sin apenas hacer nada en la cocina, así que no puedo decir otra cosa que no sean puntos a favor acerca de este producto cárnico, que si tengo ocasión, volveré a utilizar.

Chivo de Canillas

C/ Placeta s/n 29716, Canillas de Aceituno Málaga

Más información | Chivo de Canillas En Directo al Paladar | Antara, cerveza ecológica de chufa. Cata de cerveza

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos