Esta es la mejor forma de conservar el café en grano

Esta es la mejor forma de conservar el café en grano
Sin comentarios

Pocas tradiciones tenemos más a bien en España que la de maltratar el café. Ya no solo se trata de que abusemos del café torrefacto o de que pensemos que el café debe ser amargo, sino también de cómo guardarlo.

Es habitual que compremos el café ya molido, sobre todo porque no todos tenemos un molinillo en casa. Sin embargo, casi tan malo es comprar café en grano y luego no conservarlo en condiciones óptimas.

Más aún cuando nos gastamos dinero en un buen café, comprando varios paquetes, y aparcándolos en la despensa o alacena. Allí los dejamos no solo expuestos a otros olores, sino también al concepto 'fresco y seco' que no es necesariamente el mejor para el café.

Principalmente porque, como le pasa al aceite de oliva, dos de los peores enemigos del café en grano son el oxígeno y la temperatura. Además, si es café molido, su aroma se volatilizará mucho antes.

En cualquier caso y antes de que suena a drama, consumir café, por ejemplo, en dos o tres semanas si lo tenemos almacenado a temperatura ambiente no va a cambiar de forma radical ni su aroma ni su sabor.

Otro cantar es que lo estemos maltratando. En ese caso, si lo abrimos a menudo, lo sometemos a cambios de temperatura o le da la luz directa sí nos lo acabaremos cargando. Aún así, insistimos: en un mes que tengas unos granos enteros y no los vilipendias, aguantarán.

La cuestión es: ¿qué hacer cuando compras una cantidad de café en grano grande y quieres conservarlo bien? Aquí sí conviene ser más precavido y, por ejemplo, saber que la nevera no es la mejor amiga.

Cómo conservar los granos de café más tiempo

Concepto Cafe Diferentes Tipos Cafe Granos Cafe Leche Palitos Canela Sobre Fondo Gris Lay Flat

Esto pasa porque el café es una sustancia higroscópica, es decir, absorbe la humedad de lo que le rodea. Además, tenemos que tener claro que hay mejores formas de conservarlo y que, generalmente, van a pasar por utilizar envases herméticos o bolsas de vacío, evitando que los olores se cuelen allí.

Por eso también habrás visto que en los cafés de especialidad suelen utilizar bolsas resellables con válvulas que conservan la frescura o que tienen cierres de cremallera. Estos cafés son bastante caros y no suelen ser los que compremos en el día a día.

Lo que sí es más práctico si compramos cantidades de café grandes es que lo metamos en el congelador. Sí, no pasa nada, si lo metemos en bolsas bien selladas o en bolsas de vacío, alargando su aroma y saber durante mucho tiempo cuando lo adquirimos en volúmenes grandes.

Bonsenkitchen Envasadora al Vacío 5 en 1 para Uso Doméstico y Comercial, Maquina al Vacio de Alimentos Secos y Húmedos, Incluyendo 5 Bolsas (20 x 30 cm), VS2000

De hecho, es una ventaja también para coleccionistas que envasan cafés particulares y que quieren mantenerlos en plenas condiciones durante más tiempo, racionando más estas bolsas y recurriendo a ellas cuando sea necesario.

Imágenes | Imagen de wirestock en Freepik / Imagen de valeria_aksakova en Freepik

En DAP | Por qué hay que dejar la tapa abierta al hacer el café en la cafetera italiana: el truco de los baristas
En DAP | Este es el dinero que te dejas al año por tomar un par de cafés al día, según la OCU

Temas
Inicio